‘Black Mirror’ vuelve de entre los muertos

Por | 13 Feb 13, 1:02

La muerte ha sido, desde siempre, uno de los procesos vitales que más ha aterrado al ser humano, por lo que el simple hecho de poder mantener una última conversación con un ser cercano que acaba de fallecer se ha convertido en uno de los temas más explorados de la cultura popular, desde ‘Ghost’ hasta otras un poco menos evidentes como ‘La piel que habito’ o ‘Frankenstein’, que exploran otros conceptos que también se reflejan en ‘Be Right Back’ -‘Vuelvo enseguida’-, el primer capítulo con el que la genial serie ‘Black Mirror‘ ha estrenado su segunda temporada.

Pero más allá de la ficción, también encontramos ejemplos en la vida real que dan buena cuenta de esta antigua obsesión, y de ahí la aparición de recientes servicios como Dead Social, que te permite programar mensajes en redes sociales para que se difundan entre tus seres queridos una vez hayas muerto. ¿Se puede pensar en algo más espeluznante? El episodio emitido este lunes en Reino Unido va más allá.

Especialista en hacer aún más desagradable lo que ya nos pone los pelos de punta de por sí, y en determinar cómo los «espejos negros» (las pantallas de muchos dispositivos móviles, que cuando están apagadas parecen un espejo negro) interfieren con nuestros recuerdos y nuestra forma de afrontar la vida; Charlie Brooker ha decidido darle una pequeña vuelta de tuerca a todo este concepto. Como siempre, en un futuro cercano (muchos reconocerán en algunos dispositivos que se usan en la serie algunos conceptos que hemos visto en blogs de tecnología en la red), en el que la inteligencia artificial estará algo más avanzada, no sólo nosotros seremos capaces de programar mensajes que se envíen una vez estemos muertos, sino que existirá algún tipo de software que, a base de rastrear nuestras intervenciones públicas en redes sociales, será capaz de imitar nuestra personalidad hasta hacer creer a los demás que somos nosotros mismos. Y de ahí a dar el siguiente paso, la línea que existe es muy delgada.

Justo en el momento en que se ha anunciado que la serie llegará al cine de mano de Robert Downey Jr. (en concreto hará una adaptación del tercer episodio de la primera temporada, aquel de la posibilidad de grabar todo lo que ves), ‘Black Mirror’ vuelve a revolver tripas con una historia triste que resulta aterradoramente imaginable en un mundo pegado a los tan traídos y llevados Twitter y Facebook. Una nueva reflexión a lo Orwell pero en el siglo XXI, que ha estado a punto de tambalearse en una segunda mitad un tanto telefilmesca, pero que ha estremecido y provocado sonrisas de complicidad a partes iguales (por eso da más miedo, todavía) en su final.

Calificación: 8/10
Destacamos: que al menos en el primer episodio, parece que le podían haber sacado un pelín más de chicha al asunto.
Te gustará si te gusta: ‘Black Mirror’, ‘Frankenstein’, ‘La piel que habito’, ‘Ghost’.
Predictor: no podemos dejar de pensar en el próximo episodio.

La Tienda JNSP