‘Weekend’, lo gay es lo de menos

Por | 01 Mar 13, 13:35

Es curioso que justo una semana después de la llegada de ‘Blue Valentine’ a los cines sea otra película de culto, aunque en un entorno más reducido, la que se estrene en España con dos años de retraso. Pero no es momento de lamentarse por el tiempo perdido, sino de felicitar a la distribuidora Surtsey Films por su valentía de traer a nuestro país este título aun sabiendo que gran parte de su público potencial, bien de manera legal tirando de Amazon o bien ilegal por canales varios, ya ha visto en su casa esta breve e intensa historia de amor en la que lo homosexual es lo de menos.

Ojo que tampoco hay que culpar al espectador español de impaciente. Aunque algunos festivales de cine gay tenían esta película en su programación, han sido el boca a boca y las excelentes críticas recibidas donde se ha proyectado (se estrenó en Reino Unido a finales de 2011) las verdaderas culpables de que, pensando que nunca veríamos su cartel colgado por aquí, no pudiéramos esperar más para comprobar si, como decían las crónicas, el director Andrew Haigh había firmado la película gay definitiva sobre dos desconocidos, interpretados por Tom Cullen y Chris New, que, después de coincidir una noche, pasan ese fin de semana único que todos hemos vivido y todos seguimos deseando.

Una tarea sencilla, por cierto, teniendo en cuenta que el cine de temática gay rara vez se sale de los tópicos cuerpos esculturales, secundarios con pluma señalada, mariliendres que pasaban por allí, personalidades todas planas y argumentos dignos de un parvulario. Vamos, lo que ofrecen la mayoría de los premios literarios Odisea pero con imágenes en movimiento. Los comentarios no eran exagerados.

Y es que ‘Weekend’ es, efectivamente, una gran película, así, a secas, sin lo gay utilizado como género. Y lo es precisamente por haber usado la homosexualidad como una circunstancia más, no como centro de lo narrado. Claro que los personajes actúan como actúan porque les gusta la gente de su mismo sexo, pero eso es sólo una parte más de su personalidad. Una parte importante porque en ello reside buena parte del conflicto que da vida a esta historia, sin eso la película no funcionaría de la misma manera que ‘Brokeback Mountain’ no lo habría hecho si sus protagonistas no fueran gays. Pero en esta, como en aquella, la profundidad importa más que el chiste.

No se trata con esto de denostar el cine homosexual que apuesta por su cara más lúdica. Ahí están comedias como ‘Priscilla’ para certificar que el problema no es el cliché, sino cómo esté hecha la caricatura. Por eso ‘Weekend’, incluso dejando atrás su involuntaria pose Instagram, la buscada impostura indie y su clara inspiración verité, funciona tan bien como funciona. 8,5.

Etiquetas: ,
  • Puta obra maestra con más de un punto en común a la saga (!) de “Antes del amanecer”/”atardecer”/”medianoche” de Richard Linklater, pero sustituyendo el pijerío de los protas por zonas obreras, los espacios abiertos por bares y pisos claustrofóbicos, y bueno, la heterosexualidad por la homosexualidad. Es una película profundamente romántica, de un romanticismo que duele un montón, y con una cantidad de hallazgos visuales que dan para una clase de cine magistral. Recomendadísima.

  • Está bastante bien. Sobre todo viendo el nivel que hay en el cine de temática gay.

  • (Hago un comentario de cuatro párrafos y se me olvida que la palabra que sustituye “hez” está prohibida).

    M%$$da, perdonad por hacer otro comentario. Estoy de acuerdo en lo que comentas del cine gay, aunque también hay que conocer un poco la evolución de la homosexualidad en las artes, de cómo se ha pasado del hombre delicado al supermasculino y supermusculado… digamos que se pasó a una imagen del gay como el hombre guapo que todas las mujeres querrían tirarse, lo cual, bueno, no deja de estar mejor que la imagen anterior de despojo social y con aspecto femenino y enfermizo. Sí, vale, Cocteau y Genet y el fetichismo de los marineros, pero eso es otra cosa.
    De hecho mencionas “Brokeback Mountain” y me iba a meter contigo diciendo que no tiene nada que ver con ésta… pero en realidad tienen mucho que ver ambas películas: se adapta un tema romántico más viejo que el comer, se le cambian los protagonistas por un Romeo y un Romeo, y se juega a las consecuencias. Lo que ocurre con Brokeback es que es una película bastante más conservadora en el mensaje trágico (cosa que me mosqueó muchísimo cuando la vi en Valladolid), aunque todo eso lo acabas pasando por alto por, again, la cantidad de hallazgos visuales de Ang Lee (¡el plano final! ¡EL PLANO FINAL!) y porque, como dicen en inglés, “el corazón está en el sitio adecuado”. La diferencia entre BM y ésta son las intenciones y los medios: BM tenía reparto respetable y una factura muy de Hollywood que obviamente llegó a los corazoncitos de La Academia, y ésta es una película considerablemente más indie y más punki, y que no notas que esté hecha para ganar Oscar. Y que no te da tanto la impresión de que están metiendo el tema gay como instrumento, de Tema Importante.
    Weekend, por otro lado, nos llega a nosotros mucho porque… porque nosotros somos esos gays de la película. JNSP es EXACTAMENTE el target de Weekend, la gente que ve guapos a los protagonistas, quienes entienden esa vida claustrofóbica de ser parte de varias minorías a la vez (indie, gay, romántico, frívolo), quienes ni siquiera levantan una ceja por la noche de drogas porque les parece algo natural, se droguen o no. Salvando mucho las distancias fue algo que me ocurrió con Extraterrestre de Vigalondo: me encantó, pero entendí que era una película con una serie de elementos que sólo cierta gente íbamos a comprender, un humor bastante alienante al que perteneces o no, unas inquietudes que no dejan de parecer marcianas a quien no pertenece a tus círculos. Los de Weekend, con su filtro instagram, su aceptación de las rarezas del otro como forma de tolerancia (los imanes de la nevera con letritas, el rollito guay de la escuela de arte que se derrumba en cuanto lo analizas un poco) somos cualquiera de nosotros, o todos a la vez. Y por eso quizás nos gusta tanto.
    Aparte de que es un peliculón, claro.

  • aibalahostia

    Me encanta “sin lo gay utilizado como género”. Y habláis de que es del tema gay todo el rato, entonces qué utiliza como género? Qué se supone que es tópico? Almodóvar?

    Al final no es otra cosa mas que otra peli llena de tópicos (de los nuevos tópicos) y etiquetas sobre los gays que venden como que no lo son, cuando se hace una peli sobre HETEROS no se especifica. A tomar por saco.

  • A ver, que me voy a enfadar un poquito. Señor aibalahostia ¿has leído la crítica? ¿Has visto la peli? ¿Has visto lo que digo yo? No ¿verdad? ¿Entonces por qué sigues confundiendo la libertad de expresión con soltar lo primero que te sale de las narices?

  • Kiko

    Genial comentario RisingSon!
    También le encontré su punto en común con ese díptico (Antes del amanecer/anochecer)

  • Sefardi

    Ese momento final sonando “I wanna go to Marz” de John Grant insuperable

  • Yorqueso

    @aiba Más mil.

    La he tenido que quitar al minuto 16 cuando a uno le da vergüencilla mostrar su sobaco???? Real life???? Muy patético todo.

  • Moncho

    pues a mi me ha gustao

  • Yomismo

    Risingson: la libertad de expresión es, precisamente, soltar lo que le sale a uno de las narices cuando a uno le apetezca. Y luego asumir las consecuencias. Lo que tu has escrito, no sé, es larguísimo y tiene pinta de tostón. La peli me gustó, pero sin más.

  • Quetzalcóatl

    Admiramos como buscáis reflejar sutilmente vuestra pedantería al hablar, especialmente cuando usáis extranjerismos. Por cierto, “vérité” se escribe con tilde en las dos es y, por lo menos, debería ir en cursiva. Nada más por objetar.
    Con irónico cariño, un filólogo francés y otro hispánico.

  • No he visto la peli. Pero a mí lo que me parece triste es que para animar a la gente a verla tengáis que encabezar la crítica con el titular “lo gay es lo de menos”, como asumiendo que mucha gente solo porque salga algo gay ya decidirá no verla. Pues allá ellos con su cortedad de miras. Las películas donde salen personajes gays son exactamente como las que salen personajes heteros: se dividen en buenas, regulares y malas.

  • defamobil

    horrible.

  • chicoespacial

    Para mí fue una gran pérdida de tiempo.

  • Teeth

    y se estrena ahora aquí???? muy bien españa…

  • the killers

    Ligeramente aburrida, por poco no me duermo.

  • anónimo

    Risingson, o como es de imposible ser más PEDANTE, ególatra, marica y estomagantemente cansino. Deberías mirarte eso de comentar, tío palizas.

  • ¿Qué significa pedante, anónimo?

  • nizzz

    + 1000 a anónimo, y la pelicula si es buena pero tambien tiene sus cliches actuales pero los tiene.

  • Pero ¿qué tiene de pedante?

  • Filemon

    @anonimo +1000000

    Risingson, admítelo cariño, eres un pesao de cojones. Hale, a acostar.

  • Israel

    Es una buena película y una gran historia de amor-de-fin-de-semana.

  • No, no quiero acostarme sin averiguar cuáles son mis errores al haber comentado. Si no lo averiguo no conciliaré el sueño. Venga, que es para mejorar.

  • perfect

    Yo voté esta peli en todas las listas que pude de lo mejor de 2011, pero seguramente no me contarían el voto por no haberse estrenado. Menos mal que sí se podrá votar en 2012 porque me encantó.
    Otra película que parece que va a tardar en estrenarse y que os puede interesar si os gusta Weekend es Keep the lights on.

  • Jaime

    Una película que termina con I Dont Want Love de The Antlers no puede ser mala. Tom Cullen se sale, ¿por qué no hace más películas? Al parecer le han cogido para Downton Abbey.
    Keep the lights la vi hace un par de días y está a años luz de Weekend.

  • Stuart

    “bien de manera legal tirando de Amazon o bien ilegal por canales varios”. Descargarse películas o verlas online gratuitamente no es ilegal, según dicen los jueces y las leyes. Si lo fuera estaríamos todos en la cárcel.
    Risingson creo que dicen eso porque tu comentario es demasiado largo, casi tanto como el artículo.

  • un/do

    a mi me encantó. me quedé unos cuantos días tocado después de verla.

  • Gracias Stuart. Desconocía que hubiera una etiqueta de comentarios, tipo “no escribas tanto”. Para la próxima vez sólo haré comentarios hirientes contra los redactores y troleo, que eso sí que está bien visto.

  • Eduardo

    Muy buena pelicula abordada desde la mirada gay. Desde la soledad que significa ser gay. Y en los comentarios se sigue viendo la incomprension de muchos que siguen escondiendose en la supremacia que significa ser hetero. Hey, es solo una pelicula. Pero los comentarios de aca son la vida real.

  • Suivant

    Risingson, el hecho de que después de haber escrito un primer comentario hayas sentido la necesidad de hacer otro así de largo está fenomenal.

    La película muy bien, muy bonita y muy política.

  • Pablo Correa

    Real, cruda, sincera, sensual, cotidiana.
    Excelente!

  • Totalmente de acuerdo con Risingson.

  • miguel

    Me ha gustado mucho la película, es real como la vida misma y te hace pensar en todo el tiempo que perdemos con excusas y tonterías .

  • Stuart

    Ojo, Risingson, que no juzgo ni critico, solo señalo por donde sospecho que pueden venir las críticas. La concisión está muy valorada en Internet.

  • Albarn

    Para uno que comenta sin caer en insultos y demás tonterías como es Risingson, además de tener uno de los nicks más chulos de por aquí, y lo ponéis a caer de un burro.

    Desde aquí mi apoyo a este muchacho que escribe bastante bien o, al menos, superando la media.

    De la película decir que me esperaba más de lo que finalmente me ofreció. No por eso es mala, ni mucho menos, pero no sé… no me convenció demasiado.

    Y el tema gay está presente de principio a fin con ese protagonista soso a más no poder que se debate entre su vida en la calle y en su casa.

  • Anxo

    Yo fuí de los que la descargó hace un año y coincido con la crítica, esperaba un videoclip de estética Instagram, con maricas ñoñas intentando dejar claro lo complicada que es su vida interior.
    Y aunque hay algo de eso, también hay momentos de desarmante sencillez y sinceridad. De belleza (y no, ninguno de los protas es mi target).
    El rubio de hecho, es un personaje que resulta bastante repelente, pero se le llega a comprender un poco, y eso digo yo, es buen cine.

  • Hugo

    Está claro que cada uno tiene sus gustos, pero vamos, yo francamente creo que siendo bastante objetivo esto es un PELICULÓN donde los haya. Risingson, estoy de acuerdo con casi todo lo que dices, y me siento identificado con la reacción que has provocado, ya que yo también soy propenso a las parrafadas. Pero esta vez voy a tratar de contenerme y sólo diré dos cosas:

    -La gente cada vez necesita todo más mascado y breve, en plan tuit. ¿Recordáis a Dory de Buscando a Nemo? Pues eso.

    -La película por un lado trata de realidades exclusivamente gays (que las muestras públicas de afecto supongan un “reto”, tener que escuchar comentarios insultantes en el metro, etc), y por otro de cosas universales, como las dudas de la segunda cita, el miedo a mostrar más afecto del que el otro sienta… Y todo ello contado con miles de detalles interesantes que premian que el espectador esté atento en vez de dárselo todo machacadito. Al igual que Blue Valentine, me parece una obra maestra, en definitiva.

  • Madonna original

    Que asco aqui solo comentan los maricones

  • jau4ever

    Madonna sal del armario de una vez, que lo mas maricón que hay aquí eres tu, retrasada ! así te va la vida de fracasada reprimida que llevas.

  • sofia martínez

    ¡Muy conmovedora para la comunidad! El próximo estreno de Looking 2 , una serie de HBO sobre tres amigos homosexuales (y sus citas y problemas cotidianos) que viven en San Francisco, me ha recordado la necesidad de ver esta película que en su momento se me escapó de las carteleras de cine. Weekend, escrita, dirigida y montada por Andrew Haigh, que también está tras la producción de la serie de HBO. Que por cierto ambas propuestas tienen un estilo similar, en cuanto a la fotografía y el acercamiento a los personajes, aunque también numerosas diferencias: la serie sitúa a los personajes en el meollo de la comunidad gay de San Francisco, en una ciudad turística y tolerante, con personajes que viven su sexualidad con abierta normalidad y por tanto encuentran más facilidades para poder expresarse como tales, lo cual da pie también a incidir en algunos clichés; por su parte, la película de Haigh se ubica en Nottingham, una ciudad no tan cosmopolita como el Londres multicultural y en un mundo no tan empático con los homosexuales como suelen serlo las grandes capitales que atraen a turistas gays con alta capacidad adquisitiva. El matiz es importante, pues en este siglo XXI el tema de la aceptación de la libertad sexual de las personas no está tan extendido como habitualmente, y dentro de nuestra mentalidad moderna, suele entenderse.

Playlist del mes

Send this to a friend