‘Grandes esperanzas’, bueno, no tan grandes

Por | 27 Mar 13, 22:28

Teniendo como punto de partida una de las obras maestras de Charles Dickens cualquiera sabe que muy mal tiene que andar la cosa para que el resultado de su correspondiente adaptación cinematográfica no sea, al menos, digna de aprobado. Así que tendremos que creer que eso, exceso de confianza, es lo que ha llevado a Mike Newell a firmar estas ‘Grandes esperanzas’ en las que pecando de querer ser demasiado literal se ha quedado en demasiado literario.

Y es que el lenguaje escrito y el lenguaje visual no comparten los mismos códigos, es decir, que lo que funciona en uno no tiene por qué funcionar necesariamente en el otro. A cualquier principiante le podríamos perdonar este error como fruto de su aprendizaje. En el caso de este director británico, que ya tuvo oportunidad de hacer callo cuando se encargó de llevar al cine obras tan distintas como ‘El amor en los tiempos del cólera’ o ‘Harry Potter y el Cáliz de fuego’, es más complicado entender el porqué de su fallo, ya que después de los golpes encajados por aquellas dos películas, Newell debería tener grabado a fuego que la mejor manera de enfrentarse a una adaptación no es calcando el texto, sino tomar los elementos originales para construir un nuevo relato capaz de llenar los huecos que dejan las palabras.

Por eso ‘Grandes esperanzas’ se deja ver pero nunca emociona. Y eso que hablamos de un relato que tiene entre sus personajes principales a la mítica señorita Havisham, una millonaria vestida de novia encerrada durante años en su mansión después de haber sido abandonada el día de su boda que, encarnada por Helena Bonham Carter, pierde todo su valor icónico para convertirse, sin querer, en caricatura. No es la única. Ralph Fiennes también se une al equipo de actores que se involucran con su personaje lo justito para justificar su sueldo, por lo que recae en el reparto joven, especialmente en Jeremy Irvine en el papel de Pip, la responsabilidad de aguantar sobre sus hombros el peso del filme. Bastante que el muchacho no se derrumba. 5.

  • Alex A

    Uy, ayer mismo vi la de Alfonso Cuarón… ésta nueva es peor, no?

  • Oye, sin ánimo de resultar destroyer, cuidad un poco mas la crítica, que hay mas de un fallo de nota.

    Newell dirigió la adaptación de “El amor en los tiempos del cólera”, no de “Cien años de soledad”, que yo creo nunca ha sido adaptada… Y el nombre del chaval protagonista, que lo fue de “Caballo de batalla”, es Jeremy Irvine, no Irving.

  • Por quitar hierro, a mi la adaptación de Cuaron de la misma obra, siendo incompleta y fallida, es una de mis pelis preferidas por la manera en que aborda el tema de la superación social para alcanzar el interés de la persona amada y la desesperación del no ser correspondido

  • Gonnza

    Si se va a ver la película sin “grandes esperanzas” ante la potencia del propio relato de Dickens, se sale con buen sabor de boca (al fin y al cabo ya se experimentó bastante en la adaptación de 1998). Desde luego, la carga está en los actores, con Bonhan Carter aportando personalidad, sin menospreciar la conseguida recreación urbana. El mensaje, que es lo que cuenta, es de 9!

  • A ver, la peli es horrible. Cuando la vi pensaba en cómo habían conseguido hacer una peli tan mala de Dickens, y la respuesta está en la esquizofrenia: intenta ser fiel al relato e intenta ser accesible para el nuevo público. En serio: la peor adaptación “fiel” de este hombre que he visto nunca.

    Y mira que Newell es bueno cuando está inspirado.

  • Gracias John! Corrijo lo de 100 años de soledad que telita el lapsus….

  • Martes

    Anda, lo de la novia es como La Bella Dorotea de Alejandro Casona.

  • Martes

    Digo, de Miguel Mihura!

  • Sopho

    Umm, no sé si la veré, no me gusta demasiado el director. Recuerdo que con HP llevó al extremo algunos personajes (cosa que en las entregas posteriores se intentó rebajar), rozando la caricatura. Es un poco como el Michael Bay británico.

  • ¿Michael Bay británico? ¿Pero tú has visto su filmografía, hombre de Dios?

    Mike Newell es el clásico “artesano” que intenta narrar por encima de todo. Por cierto, su Harry Potter es de las que más me gustan, habiéndome leído el libro antes y todo.

  • perfect

    La mejor es la versión de David Lean

  • Y la versión televisiva de 2011 es una pasada. ¡Con Gillian Anderson haciendo de Miss Havisham!

  • A mi la de Gillian Anderson me encantó!

  • Asturcón

    Digo yo que el defecto será, en todo caso, ser “literal” y no “literaria”. Últimamente os hacéis la picha un lío a la mínima.

  • elanonimotranquilo

    la version de cuaron mola mazo

  • Sufjan

    Se veia venir la cagada de lejos. No la pienso ver. El libro es uno de mis favoritos pero tan solo la elección del empanado protagonista (que casi se carga él solo War Horse) ya basta para quitarme todas las ganas hace tiempo. La insoportable novia cadaver remata la jugada.

Send this to a friend