Wavves / Afraid of Heights

-

- Publicidad -

Wavves / Afraid of Heights

La vida de Nathan Williams se ha vuelto un lío. “Hacerse viejo es una mierda”, confiesa en una entrevista reciente. No obstante, una lectura a las letras de su nuevo disco revela que el californiano sigue siendo un crío, aunque se presente borracho al estudio de grabación. Un crío, además, siempre pesimista y asqueado consigo mismo y con la gente que le rodea. Efectivamente, Wavves ha vuelto.

La gran novedad que brinda ‘Afraid of Heights’ no es que lo publique un subsello de Warner llamado Mom + Pop o que en él se hayan involucrado, por primera vez en su historia, hasta seis músicos diferentes en el proyecto de Nathan Williams (y del bajista Stephen Pope), sino que el álbum ha sido producido por nada menos que John Hill, quien produjo algunos de los mejores temas incluidos en ‘Bionic’ de Christina Aguilera. ‘Afraid of Heights’ no renuncia a la robusta y narcótica suciedad garage del Wavves clásico (‘Mystic’ es una especie de experimento muy cautivador) pero este un trabajo substancialmente más nítido y “de estudio”. Las guitarras atruenan como siempre, sí, pero la voz de Williams suena esta vez más clara en la mezcla, tanto que tan pronto estas canciones recuerdan a Weezer (‘Demon To Lean On’) como a Green Day (‘Lunge Forward’) como a Nirvana (‘That’s On Me’).

- Publicidad -

Pero sobre todo recuerdan a los primeros. Williams de hecho pasó mucho tiempo escuchando el disco azul de Weezer en las semanas previas a la composición de este álbum y eso es algo apreciable en temas claramente inspirados en la banda de Los Ángeles como ‘Sail To The Sun’ o ‘Afraid of Heights’, tema que, por cierto, incluye no solo la colaboración a los coros de Jenny Lewis –vocalista de Rilo Kiley– sino también una sorpresa mayor: un violonchelo. En cualquier caso y con instrumentos adicionales o sin ellos, Williams demuestra de nuevo en ‘Afraid of Heights’ su habilidad para componer himnos guitarreros de enorme espíritu pop como ‘Gimme A Knife’ o la estruendosa ‘That’s On Me’, pero sin olvidar instantes tan encantadores como ‘Cop’, la final ‘I Can’t Dream’ o, en especial, ‘Dog’, cuya melodía es una de las más bonitas que Wavves ha cantado nunca.

En cuanto a las letras, Wavves continúa tan contradictorio e infantil como de costumbre. Y es que tan pronto muestra preocupantes signos de autodesprecio en frases como “todo es culpa mía / todo es culpa mía / todo es culpa mía” como se queja de que nadie le entiende en una de las grandes canciones del disco, ‘Lunge Forward’ y, sobre todo, recurre a un pesimismo agotador como el de las dos primeras pistas o el de la última, que por supuesto vence gracias a la bebida (‘Afraid of Heights’) o a la marihuana (‘Sail To The Moon’) y que incluso le lleva en ‘Lunge Forward’ a desear la muerte a todo el mundo.

- Publicidad -

Afortunadamente, con la estupenda ‘Gimme A Knife’, Williams sugiere que ni él se toma demasiado en serio, aunque en ‘Dog’ y ‘Beat Me Up’ no podría reírse más de sí mismo (más o menos). Pese a que ‘Afraid of Heights’ no es el mejor disco de Wavves, sí sirve para recordarnos que su propuesta es exitosa por algo y con él el verano que viene seguramente será más entretenido.

Calificación: 6,8/10
Lo mejor: ‘Lunge Forward’, ‘Dog’, ‘Cop’, ‘That’s On Me’
Te gustará si te gusta: Weezer, Beach Fossils, Best Coast, No Age
Escúchalo
: Youtube

Lo más visto

No te pierdas

Greta Van Fleet, Ariana, Lizzo: la crítica musical no está para haceros la pelota

Greta Van Fleet sitúan a los críticos musicales escribiendo "desde el sótano de sus madres".

20 años de ‘Fallin’ de Alicia Keys, la gran canción de blues del siglo XXI

Este 2 de abril se han cumplido 20 años del lanzamiento de 'Fallin', el primer single de Alicia Keys....