‘Marea letal’: Se la llevó, el tiburón, el tiburón

-

- Publicidad -

‘Marea letal’: Se la llevó, el tiburón, el tiburón

marealetal‘Marea letal’ pertenece a ese anómalo subgénero creado por las distribuidoras españolas que podríamos denominar “thrillers letales”, bodrios que aquí son re-titulados con el apellido “letal” con la vana esperanza de que a algún espectador despistado le evoque el recuerdo de la saga ‘Arma letal’. El título más emblemático de esta “tendencia” es sin duda ‘Memoria letal’ (1996), la película de Renny Harlin que casi retiró del cine a su ex mujer Geena Davis. Pero hay muchos más: ‘Confianza letal’ (1988), ‘Seducción letal’ (1998), ‘Secuestro letal’ (1999), ‘Instinto letal’ (2001)… Por no hablar de los telefilms, el auténtico e inagotable vivero del thriller “letal” de sobremesa.

El director John Stockwell, conocido por peliculones como ‘Turistas’ (2006) o ‘Cat Run’ (2011) -ese gran éxito de la carrera hollywoodiense de Paz Vega- tiene el gran honor de poseer una filmografía con dos títulos “letales”: ‘Inmersión letal’ (2005), que hasta tiene secuela, ‘Inmersión letal 2’ (2009), y esta ‘Marea letal’ que se estrena ahora en España.

- Publicidad -

Siendo generosos, creo que ‘Marea letal’ es la peor película con tiburones (y casi sin ellos) realizada en las últimas doce décadas. A diferencia de otras películas malas con escualo, esta ni siquiera es disfrutable como comedia involuntaria. Adjetivos como “previsible”, “anodino” o “convencional”, destinados a este tipo de saldos que antes iban directamente a los videoclubs más roñosos, se quedan cortos, muy cortos. Los guionistas -¡sí, hay dos!- han escrito algo así como una apología del cliché. “Es como montar en bicicleta, nunca se olvida”. “Tengo una buena y una mala noticia… Esa era la buena”. Hasta hoy pensaba que esas frases se habían dejado de escribir en los 80. Pero no, aquí las dicen, y lo hacen en serio.

Stockwell, que antes que director fue actor (salía un ratito en ‘Top Gun’), ha decidido que la mejor manera de dirigir a los intérpretes es no hacerlo. Y así pasa: no se veía una pareja protagonista (sobre)actuando peor desde que Madonna y Adriano Giannini perpetraron ‘Barridos por la marea’ (que pena que esta película no se hubiera titulado ‘Romance letal’). Se podría pensar, por lo tanto, que el director ha ignorado a los actores y se ha centrado en el drama. Pues no. Los problemas conyugales de la pareja protagonista y las tensiones paterno-filiales de los turistas están resueltos como si Stockwell no hubiera visto un buen melodrama en su vida. Entonces, toda su atención ha estado dedicada a la elaboración de las secuencias de acción acuática. Tampoco. Ni tensión, ni terror, ni nada remotamente parecido a lo que transmitían sus dos referentes confesos: ‘Tiburón’ y ‘La tormenta perfecta’.

- Publicidad -

¿Hay alguna manera, por muy esquinada que sea, de disfrutar de esta película? Sí, hay una. Para los fans de las celebrities, ‘Marea letal’ se puede degustar como un documental sobre el romance entre Halle Berry y Olivier Martinez, un making-of del nacimiento de su amor. 0,1.

Lo más visto

No te pierdas

‘Eso que tú me das’: Pau Donés siendo hasta el final el mismo que cantó ‘Grita’

A finales de los años 90 las canciones de Jarabe de Palo eran omnipresentes. Cada vez que un ser...

No hubo euforia: desangelada victoria de ‘Voy a quedarme’ para Eurovisión

RTVE destinó más recursos a las colaboraciones de Blas Cantó que a las canciones aspirantes para Eurovisión en sí.