Record Store Day, un sufrimiento para fans

Por | 22 Abr 14, 21:11

Paul_WellerComo mucha gente sabe, el Record Store Day, especialmente en tierras anglosajonas, sirve también para que algunos listos se llenen los bolsillos. Mientras en nuestro país, a pesar de las loables actividades y lanzamientos distribuidos en algunas tiendas, el Día de las Tiendas de Discos está aún por convertirse en algo tan masivo, en algunos países parece haber pequeñas mafias organizadas preparadas para hacerse con ejemplares de las ediciones limitadas publicadas por los artistas más famosos… y revenderlas inmediatamente después.

Uno de los grandes cabreados que ha denunciado este hecho ha sido Paul Weller, que publicaba un 7″ con los temas ‘Brand New Toy’ y ‘Landslide’ limitado a menos de 1000 copias. Ahora el artista se ha molestado en enviar un comunicado diciendo que no volverá a participar en estos actos, después de haberse dado cuenta de que había copias de su 7 pulgadas en Ebay desde antes de que abrieran las tiendas el 19 de abril. «Estoy de acuerdo con todos los que habéis enviado mensajes expresando vuestro enfado y decepción por la explotación de estas ediciones limitadas por parte de los revendedores. Aparte de hacer el disco, el resto tiene muy poco que ver conmigo, pero estoy descorazonado por todo el asunto y no volveré a participar en el Record Store Day. Es una pena, porque como vosotros sabéis soy un gran defensor de las tiendas de discos independientes, pero que los revendedores hagan dinero fácil a costa de los auténticos aficionados es repugnante y va en contra de toda la filosofía del RSD». Su mensaje en Facebook escrito esta mañana tiene ya 5000 «me gusta».

Aunque a la generación Youtube le pueda sonar a chino, aún son muchos los coleccionistas de vinilo, CD y cassette, y son muchos los que viven con frustración haberse quedado sin un ejemplar de su disco más esperado del año. En nuestro país, aún tenemos que sortear problemas como la dificultad de vivir en una ciudad en la que realmente haya una tienda en la que se distribuya el disco requerido (internacional o no), o en el caso de este año estar cerca de dicha tienda en plena Semana Santa (¿a nadie se le ocurrió cambiar la fecha, verdad?). En muchos casos, aquí ni nos planteamos conseguir gran parte del material anunciado: simplemente no se distribuye y lo que pueda aparecer en tu pequeña tienda más cercana es una sorpresa o una aventura. Pero en el extranjero, hacerse con una de las codiciadas copias tampoco ha sido fácil. Como indica Paul Weller, muchos de sus fans han llegado a hacer cola en las tiendas, sólo para comprobar que el single estaba ya agotado.

La organización oficial del Record Store Day ha enviado un comunicado de apoyo a Weller. «Compartimos la frustración de Paul Weller en cuanto a la evidencia de que ‘Brand New Toy’ ha sido ofrecido en Ebay y estamos decepcionados de que a pesar de nuestros esfuerzos para evitar a los revendedores, una vez más alguna gente se empeña en explotar a los artistas y sellos». Además, añaden que hacen un registro de hora por hora en Ebay para actuar contra cualquier tienda o vendedor especializado implicado en esta reventa, si bien no pueden actuar contra particulares.

Un simple vistazo al site de subastas revela el cachondeo, porque el caso de Paul Weller, cuyo single puede conseguirse por 45 dólares, no es el peor. Una de las piezas más publicitadas del pasado Record Store Day era ‘Lazaretto’ de Jack White, que ya ostenta el Record Guinness de single más rápido de la historia. ¿Estarán disfrutando sus fans de esa edición limitada? En absoluto. Parte del público que se hizo con él lo que está haciendo es venderlo por 300 dólares como puja de salida, mientras otras ediciones con varias pujas rondan los 200 dólares. Entre los al menos 25 vendedores encontramos de todo: los hay que se enfrentan a una de sus primeras ventas en Ebay, y los hay casi profesionales que cuentan por cientos sus ventas anteriores en este site.

Otros lanzamientos del Record Store Day que están alcanzando precios altos son ‘Nothing New‘, el disco póstumo de Gil Scott-Heron, que se vende entre los 50 y los 200 dólares; el directo quíntuple de LCD Soundsystem, por el que se piden hasta 225 dólares; la caja de MTV Unplugged de R.E.M., en torno a los 200 dólares; o la caja de Cake, con copias por encima de los 300 dólares.

Estas cifras han de llevar a la reflexión: el Record Store Day es una iniciativa estupenda para movilizar al público hacia las tiendas e incentivar el coleccionismo y el amor por un sonido mejor que el ofrecido por el streaming. Pero cuando las cosas se salen de madre, es mejor que el sello responsable actúe con lógica aumentando las ediciones para los artistas con más demanda. Sucedía al margen del Record Store Day el año pasado en nuestro país con la nueva edición limitada del vinilo de Family: cuando se agotaba y su precio se disparaba en Ebay, Elefant anunciaba otra tirada sin numerar que llegaba a tiendas hace unos meses.

Y es que todo coleccionista puede disfrutar en la base de datos de Discogs -que permite calcular a la alta y a la baja el valor de tu colección de discos- de cómo se revaloraliza el álbum que menos esperabas, pero la gracia es comprobar cómo eso sucede poco a poco, con el paso de los años, no el día después de haberse puesto a la venta cuando media población se ha quedado con cara de imbécil.

La Tienda JNSP