‘The Selfish Giant’: amistad entre chatarra

-

- Publicidad -

‘The Selfish Giant’: amistad entre chatarra

selfishgiantAtención a esta directora. Después de sorprender con la singular ‘The Arbor’ (2010), Clio Barnard ha justificado con su última película el porqué de su creciente reconocimiento: por qué Variety la eligió para encabezar su influyente lista 10 Directors to Watch, por qué la revista Sight & Sound incluyó ‘The Selfish Giant’ entre las 10 mejores películas del año, por qué se ha llevado premios en Cannes (Quincena de los Realizadores) o en Sevilla (mejor guión), o por qué está siendo uno de los títulos mejor puntuados por los espectadores del Atlántida Film Festival.

Si Andrea Arnold (‘Fish Tank’, ‘Cumbres borrascosas’) es algo así como la hija superdotada y estilizada de Ken Loach, Clio Barnard es su sobrina. Una directora que tiene tal capacidad para retratar a los adolescentes ingleses de clase baja que parece haber nacido con el hoodie puesto. Una cineasta digna heredera de ese realismo social británico que, en su mejor versión (Mike Leigh, el primer Loach, el ‘This is England’ de Shane Meadows), no necesita de subrayados panfletarios ni de golpes bajos melodramáticos para denunciar la situación de precariedad de la clase trabajadora.

- Publicidad -

‘The Selfish Giant’ es una adaptación muy libre del cuento del mismo nombre escrito por Oscar Wilde. Los niños del cuento son aquí dos amigos: el hijo hiperactivo y medicado de una madre soltera, y el tímido y buenazo miembro de una desestructurada familia numerosa. El jardín al que quieren entrar a jugar (ganar dinero) es una chatarrería (metáfora del mundo adulto), y el gigante egoísta, su propietario (quien les explota y pone en riesgo sus vidas).

Estamos, pues, ante un drama social convertido en fábula moral. Un conmovedor cuento de terror infantil y de amor fraternal, situado en un ciudad deprimida de la Inglaterra post-industrial, que la directora narra haciendo gala de una enorme capacidad expresiva (esos paisajes industriales tan decadentes como sugerentes), una gran habilidad para la captación de ambientes (de un notable verismo documental) y una sobresaliente dirección de actores (los niños están fantásticos). Sin duda, una directora a seguir. 8,5.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas