Joana Serrat: «En general, la languidez no va conmigo»

-

- Publicidad -

Joana Serrat: «En general, la languidez no va conmigo»

joana-serratJoana Serrat ha editado este año su disco definitivo, ‘Dear Great Canyon‘, tras un par de discos como J.S.T. y ‘The Relief Sessions’. La artista nos habla sobre su composición y estructura (cada cara del vinilo recibe un nombre), su experiencia con Neko Case, las personas a las que admira o su pequeña experiencia cinematográfica en la premiada ‘Family Tour’, que ganó el último Atlántida de Filmin.

Joana Serrat tiene una veintena de conciertos previstos este verano dentro y fuera de nuestro país. Detalles, aquí.

- Publicidad -

¿Cómo crees que sonaría ‘Dear Great Canyon’ sin Gavin Gardiner, Howard Bilerman…? ¿Han cambiado las canciones en el proceso de grabación o realmente, al ser la autora de todas las canciones, tenías todo en mente y los músicos y productores sólo te han ayudado a materializarlo?
‘Dear Great Canyon’ sin Gavin y sin Howard sonaría igual pero diferente. Es decir, cuando llegué al estudio ya había trabajado cada una de las canciones con los músicos. Tuve tiempo de pensar cómo quería que sonaran, en las capas, en los detalles, en sus texturas. De hecho, si te escuchas la cassette recopilatoria que sacó El Segell con sus bandas puedes encontrar ‘Green Grass’ en versión demo y verás que es igual. ¿En qué cambia con relación a las maquetas? Pues que el álbum lo grabamos en analógico y en sesiones en las cuales todos tocábamos en directo (la batería en las demos es procesada) y eso hace que las canciones tengan dinámicas y sean más reales, más de verdad, comuniquen más y lleguen más. Porque ahí está el factor humano que es la interpretación de cada músico sobre la canción. Hay decisiones de Howard sobre cómo afrontar un par de canciones, sobre cómo microfonar, sobre experimentar con algunas posibilidades sonoras en alguna canción. Por ejemplo, Howard probó por vez primera doblar dos de mis canciones, ‘Green Grass’ y ‘So Clear’, paneando a la vez dos tomas diferentes de la misma canción. Son las únicas dos en las que grabamos con claqueta. Si estás atento, en ‘Green Grass’, por un lado se escucha un charles abierto que en el otro lado no está. Sin Gavin el disco no tendría unas preciosas guitarras, ni unos bajos tan rotundos, ni una armónica fantasmagórica, ni tendríamos las mismas dinámicas en las canciones.

- Publicidad -

¿Qué libertad creativa han tenido los músicos?
Cuando por fin encontré a los músicos que necesitaba para grabar el disco, lo que buscaba no era ya tanto una cuestión de su técnica sino de su interpretación y del valor que añadían a mis composiciones. En ese sentido, ellos tenían total libertad siempre y cuando se ciñera a lo que yo quería.

Hay 3 temas que co-escribes con David Giménez. ¿Cómo le conociste? Realmente llama la atención que él haya ejercido de letrista en estas pistas porque cuando un cantante suele colaborar con alguien, suele serlo para la música y no tanto para la letra, que se supone más personal y relacionada con el intérprete… ¿Te sentiste cómoda con estas letras por alguna razón especial?
David Giménez tenía la letra de ‘So Clear’ y juntos hicimos la música. Él tenía muy claro que debía sonar como Port O’Brien, con coros y palmas, muy dinámica. Me decía: “Aquí iría un banjo”. Con ‘Flowers on the Hillside’ el proceso fue realmente interesante: yo me puse a tocar el arpegio a la vez que él a escribir. Al cabo de un rato me enseñó sus líneas y yo le dije que en mi cabeza sonaba la frase “Flowers on the hillside”. Vimos cómo los dos, sin decirnos nada, estábamos evocando la misma emoción, yo con la música y él con los versos. Estábamos escribiendo la misma canción. Él terminó de escribir ese poema para mí. Con ‘The Blizzard’ fue distinto, David lo escribió en uno de sus viajes en tren de regreso a casa. Me enseñó el poema y yo acabé de adaptarlo.

Para mí, mi música es mi sello, las letras son universales. Ahí está el poder de la lírica, cada uno puede apropiárselas. De ahí salen las versiones. Personalmente me entusiasma hacer versiones, quizás sea por eso que me sienta tan cómoda musicando poemas que han escrito otros. Yo interpreté ‘So Clear’ como una canción política que habla de la teoría conspiratoria (David defenderá vehementemente que no trata de eso en absoluto). A ‘The Blizzard’ (que él define como una letra sobre la maldición escrita mirando de reojo los textos de Robert W. Service) yo la veo como un western de invierno, una lucha para llegar a la cima.

A David le conocí en enero de 2012 porqué me entrevistó para la desaparecida GoMag con motivo de la salida de mi primer disco ‘The Relief Sessions’. A raíz de esta entrevista vimos que teníamos mucho en común: coincidíamos con gustos musicales y teníamos aspiraciones similares. Él ya había formado parte de Pumuky en sus primeros trabajos y había escrito algunas canciones para Jaír. También estuvo en Partido, en ‘Leaving All Behind’. En junio escribí ‘Summer on The Beach’ y él fue la primera persona a quien se la pasé. Siguieron ‘Stop Feelin’ Blue’ y ‘Came Out of The Blue’, y se mostró muy entusiasmado con mis nuevas composiciones. Hablábamos constantemente sobre mis canciones y los dos ya veíamos en aquellas versiones desnudas una sonoridad como la que finalmente ha quedado plasmada. Su fe en mí y en mis canciones fueron decisivas. Poco a poco se convirtió en mi confidente, y a finales de año era ya mi mano derecha. Él me animó a conquistar mis sueños, a que escribiera a Howard primero, a Gavin Gardiner después, a que llamara a Edu Martínez (Partido, Pumuky) para que grabara mis demos en sus Dakota Studios de Barcelona. David me enseñó a ver más allá de mis horizontes, y que con trabajo y esfuerzo uno puede conquistar sus más altas cimas. Desde octubre de 2013 es también mi mánager personal.

El vinilo se divide en dos caras, una que defines como más montañosa y otra más reposada. Pero hay canciones reposadas en la cara montañosa, como ‘Stop Feeling Blue’ o ‘Summer on the Beach’, dos de nuestras favoritas. ¿Puedes explicar un poco mejor el concepto? ¿Te refieres más que nada a las letras, lo que significan las canciones para ti? ¿Hay alguna canción que, al diseñar el tracklist, haya bailado de cara, como las 2 mencionadas?
En El Puerto de Santa María, en los estudios de Paco Loco, cuando con Howard estábamos grabando mis voces y las de Carla (Serrat), empecé a pensar en el tracklist. De hecho hice uno junto a Carla y David. Pero en Montreal, en los estudios Hotel2tango, una vez finalizadas las mezclas y antes de entrar a masterizar, me senté a escuchar las canciones de nuevo para decidir finalmente el pulso del álbum. De repente fue como si las canciones se pusieran a hablar entre ellas e inevitablemente el orden del disco cambió totalmente. Fue un momento revelador. ‘Dear Great Canyon’ cobraba total sentido porque la sucesión de las canciones ilustraban el título del álbum de una forma absoluta. Se conformó esa «Mountain Side» para el ascenso a la montaña que termina con ‘Summer on the Beach’ como culminación de la cima, momento de contemplación del camino recorrido y del horizonte y la tierra que yacen delante de uno. El momento de silencio para recuperar el aliento físico y emocional. Se configuraba de la misma manera ese descenso, «Valley Side», en el que el cansancio físico no puede oponerse a que las emociones se vayan apoderando de uno y recorren nuestro cuerpo desde los dedos de los pies hasta la cabeza. Uno se torna vulnerable y críptico. Es el momento del recuerdo, del atardecer pero también de los momentos de lucidez y esperanza.

En realidad, ‘The Wanderer’ y ‘Yellow Rider’ en un primer momento las pensé para formar parte de la cara A y ‘So Clear’ y ‘Summer’ en la B. Esas cuatro canciones cambiaron de cara puesto que ‘Yellow Rider’ es ese momento de luz y esperanza tardío tan necesario cuando cae la noche. ‘So Clear’ tenía que estar en el ascenso por su visceralidad, por el esfuerzo físico que reclama subir una montaña. ‘Stop Feelin’ Blue’ es una canción llena de luz, perteneciente a la luz radiante de la mañana, siempre estuvo en la cara A por su condición intrínseca de sanación.

Hay un par de colaboradores apellidados Serrat, ¿quiénes son?
Son mis hermanos: Toni es batería y Carla pone las voces en mis canciones. Los dos siempre han colaborado conmigo. Mi hermana además tiene su propio proyecto más electrónico, CARLA.

«Para mí solo hay un álbum anterior que es ‘The Relief Sessions’. El exorcismo lo hice en 2009 y ya no tengo miedo de mis fantasmas. La música es un misterio y no temo a ser una outsider»

Tras este nuevo álbum tan conseguido, ¿cómo recuerdas ahora los anteriores?
Para mí solo hay un álbum anterior que es ‘The Relief Sessions’. Y lo recuerdo por lo que es: un inicio, un hacer las paces con la música, una redención. Fue un inicio y un empezar a darme cuenta de que mi condición es la de hacer canciones. El exorcismo lo hice en 2009 y ya no tengo miedo de mis fantasmas. La música es un misterio y no temo a ser una outsider. Descubrí que este es mi camino aunque tenga que hacerlo sola y espero poder sostener esa bandera toda mi vida. Por lo que sin ‘The Relief Sessions’ no habría ‘Dear Great Canyon’.

Tu disco llegó a aparecer en la lista de ventas, ¿te llegó la noticia y te alegraste o es una cosa de la que pasas e intentes que no te afecte?
Las buenas noticias siempre alegran pero como te digo, estos objetivos no forman parte de mis preocupaciones. Además, yo no tengo que saldar cuentas con el sello en ese sentido puesto que el disco me lo he pagado enteramente yo. A mí me interesa que el disco se mueva y que llegue tan lejos como sea posible. Me preocupa que Ryan Boldt (The Deep Dark Woods), Zachary Lucky, The Futurebirds, Angel Olsen, Sera Cahoone o Blaze Foley (si estuviera vivo), si escuchan el disco, me tomen en serio y me vean de igual a igual.

¿Cómo fue la experiencia de telonear a Neko Case? Se comenta que le gustó tu concierto. ¿Puedes contar algo o a ti también simplemente te lo han contado?
La experiencia con Neko fue buenísima. Ella y sus músicos fueron muy amables con nosotros y comunicativos, estuvimos hablando de las giras, de los ensayos, de la música. Cuando terminamos el concierto en Barcelona en el cambio de escenario los músicos se acercaron a nosotros y nos felicitaron. Luego ella en el camerino, después de acabar su show se acercó, y estuvimos hablando las dos del concierto de cada una. Y nos abrazamos. Creo que ella es bastante así, imprevisible y afectuosa.

«A los 14 me fascinó Garbage y yo flipaba con Shirley Manson, quería ser esa mujer. A los 20 PJ Harvey se convirtió en mi heroína»

Neko Case se ha enfrentado a Playboy a través de Twitter por considerarla una mujer música en lugar de una música a secas. Entre tus influencias vemos mayoritariamente artistas masculinos (Roy Orbison, Neil Young, Bruce Springsteen…). ¿Te molesta ser comparada más a menudo con chicas quizá sólo por ser chica?
Bueno, en mis influencias hay mujeres que han tenido mucho peso: a los 12 o 13 años me encantaba Sade, su voz me emocionaba y estuve enganchada al ‘Love Deluxe’ mucho tiempo. Luego a los 14 me fascinó Garbage y yo flipaba con Shirley Manson, quería ser esa mujer. Luego a los 20 entré de lleno con PJ Harvey y se convirtió en mi heroína. Más tarde con 23 Patti, a la que yo veía como mi abuela. Me siento muy atraída por las mujeres con carácter y diferentes al resto. Creo que, en general, la languidez no va conmigo. No me molesta ser comparada con mujeres ni con hombres siempre que el motivo sea musical (al contrario, cuando me comparan con músicos a los que admiro es un orgullo inmenso). Fuera de esto, sería un ejercicio gratuito, sin valor periodístico musical alguno.

Por el contrario, ¿crees que es normal que por voz una chica sea comparada más a menudo con una chica y un chico con un chico?
Para nada, la intención y el cómo va más allá de un timbre de hombre o de mujer. Por ejemplo, escuchando a Courtney Barnett en muchos momentos ella me recordaba a Dylan. Lo que pasa que es lo más fácil, lo que viene primero. Pero aquí está la importante labor del crítico que contrasta porque tiene un vasto bagaje musical.

¿Preparas algún videoclip de este disco? ¿No es algo importante para ti?
El videoclip está hecho desde hace semanas pero aún no ha visto la luz. Es de la canción ‘Green Grass’. Espero que salga pronto. Es un elemento importante de promoción, y así me lo tomo. Yo ya estoy pensando en qué canción escoger para un segundo videoclip. Será un western épico. O eso me gustaría.

«El tema de las cámaras al principio me imponía bastante: como no soy actriz me daba mucha vergüenza, tenía miedo de hacer el ridículo»

¿Te sentiste cómoda frente a las cámaras en ‘Family Tour‘? ¿Cómo llegaste a participar en este proyecto?
Lililana Torres (directora) llevaba mucho tiempo diciéndome que estaba preparando una película autobiográfica. Con Lili nos conocimos trabajando en un restaurante cuando ambas nos estábamos pagando la carrera universitaria. Tuvimos mucha química y de allí nació una bonita y curiosa amistad. Cuando ella se fue para Méjico a trabajar como productora en uno de sus e-mails me dijo que estaba escribiendo una biopic sobre sus años fuera y que quería que yo saliera haciendo de mí misma. Por aquel entonces no sé si había grabado la primera cara de ‘The Relief Sessions’ o no. Pasaron un par de años hasta que se grabó la película en 2011. El tema de las cámaras al principio me imponía bastante: primeramente porque eso de que me graben me agobia un poco, luego porque me hacía respecto el hecho de trabajar con un equipo técnico profesional y como no soy actriz me daba mucha vergüenza, tenía miedo de hacer el ridículo. Pero luego, como se tarda tanto en grabar una escena te vas relajando. Además, el hecho diferencial de esa peli es que ninguno de los personajes que aparecen ni son actores profesionales ni de afición, a excepción de Nuria Gago que es la protagonista del filme. Tengo que decir que Nuria fue estupenda y me ayudó muchísimo a relajarme y a que me lo pasara bien, a que tuviera una experiencia divertida y única. Pasamos un buen rato, la verdad.

¿Te alegraste de la victoria del film en el Festival Atlántida de Filmin o simplemente lo ves una anécdota «documental» en tu vida? ¿Te gustaría seguir desarrollando una carrera como actriz?
Por supuesto, el premio Filmin supone la edición en DVD (que saldrá en semptiembre) de ‘Family Tour’ por parte de Cameo. Sin este premio esto hubiera sido imposible para ellos. Lo que no se sabe es que ‘Family Tour’ ganó el premio a la Mejor Película Europea en el Crossin Europe que se celebra en Austria. Lo destacable es que lo hicieron sin tener una distribución normal. Lili es una amiga, me alegro por las buenas noticias de las personas a las que amo. Los festivales dan pedigrí y acercan a los directores desconocidos al público. Todo lo que aporte a Lili a dar los pasos que ella quiera en su carrera profesional son buenas noticias. Por mi parte no me veo como actriz… me da mucha vergüenza, la verdad. Aunque es muy divertido participar en proyectos como este. Siempre me he visto más detrás de la cámara (soy licenciada en Comunicación Audiovisual) pero bueno, quién sabe… jajaja.

Lo más visto

No te pierdas