Caribou: “Todas las cosas que me importan se manifiestan de una u otra forma en el amor”

Por | 16 Oct 14, 12:34

caribou-‘Our Love’, la última gema de Dan Snaith o lo que es lo mismo, Caribou, es un homenaje al amor en general. Y con esta palabra se puede describir al canadiense afincado en Londres, al que entrevistamos hace unos días a propósito de este Disco Recomendado y claro aspirante a estar entre lo mejor del año. Dice que ahora está más centrado en su público, que se ha abierto más. Quienes hayan tenido la oportunidad de verlo en directo saben que esto es cierto: el músico se desvive en sus conciertos y parte de este nuevo álbum trata de esto, del cariño que siente por los fans y sobre todo, de la emoción con la que ha vivido desde 2010 hasta hoy. Después de ‘Swim’ vino su paternidad y entre medias ‘Jiaolong’, un homenaje a la cultura de club. Snaith transmite intensidad, fuerza y vitalidad y se aleja de esa idea del músico en una esfera superior. Dan Snaith es real y su fijación por el amor, también.

Caribou actúa el 6 de noviembre en Razzmatazz, Barcelona. También lo hará Jessy Lanza.

‘Our Love’ se filtró más rápido de lo esperado, ¿cómo te sientes respecto a esto?
Al principio fue un poco decepcionante sobre todo por saber que se va a escuchar antes de lo esperado, pero por otro lado, todos los discos que he hecho se han filtrado antes de salir. Esto pasa casi siempre y ‘Our Love’ es un disco que he hecho para que lo escuche todo el mundo y no solo para mí, como lo hacía en el pasado. Es muy emocionante saber qué dice la gente, veo las reacciones por internet y en general parece haber una buena acogida así que… ¡no es tan malo!

¿Te lees las reseñas que se publican de tus discos?
Al principio sí, y le daba más importancia de la que tenía.

¿Crees que este disco es menos inmediato que ‘Swim’?
Siento que es al contrario. Fue toda una sorpresa que ‘Swim’ llegara a tantas personas. De mis discos, es el que más éxito ha tenido y para ‘Our Love’ he estado dando vueltas sobre cómo podía hacer un disco que fuese lo más directo posible. También quería hacer algo intenso e intentar crear una vía para comunicarme con la gente.

Leí que te impresionó saber que tenías fans tan jóvenes, incluso menores de edad.
La cosa es que después de diez años haciendo música, pensaba que las cosas iban a seguir por el mismo camino. Es muy bonito ver cómo las cosas van cambiando y que una cantidad de gente joven vaya a tus conciertos. Me hace sentir toda la emoción por la música, me encanta transmitir ese afecto a todos los que me están escuchando y ese fue el verdadero motor que me animó a hacer otro disco. Todas esas experiencias en festivales veraniegos, hablar con la gente después de los conciertos, hacerte fotos con ella… Divertirte, que la gente me mandara correos. Todos estos años he estado centrado en el estudio y todo lo que pasaba alrededor de él, satisfaciéndome a mí mismo y ahora he querido involucrar al público en el proceso.

“Estos últimos cuatro años han sido un toque de atención para recordar que lo más vibrante de hacer música es el público”

¿Entonces podemos decir que ahora eres menos egoísta que antes?
Sería divertido decir que ahora soy menos egoísta -se ríe-, lo que quiero decir es que hay muchos músicos que se centran, incluido yo mismo, en el estudio, en que todo salga perfecto y que muchas veces te olvidas de tu público. Para mí, estos últimos cuatro años han sido un toque de atención para recordar que lo más vibrante de hacer música es el público.

El disco habla obviamente de la idea del amor, ¿pero cuál, el romántico, familiar…?
En definitiva sobre todos los tipos de amor. He tenido una hija en estos años y bueno, no es que las canciones sean para ella pero mi esposa tiene un peso muy importante aquí, así como mi familia y mis amigos. El disco se acerca a toda la gente de mi vida y mis relaciones con ella, también a mi amor a la música en sí misma. La conexión con la gente que comparte mis canciones. No sé si estoy más reflexivo después de todo esto que está pasándome, pero me he dado cuenta de que todas las cosas que me importan se manifiestan de una u otra forma en el amor. Así que tenía sentido capturar esto en un disco.

¿Cómo es ser músico y padre a la vez?
Te sonará gracioso pero todavía no lo veo incompatible. Ser músico siempre va a estar dentro de mí y formará parte de mi vida, es como vivir, respirar… Siempre está ahí y en cierto modo, convertirme en padre ha sido igual. Antes de tener una hija veía todo difícil, pensaba que no iba a poder compatibilizar, y ahora pienso que no sé cómo podía haber vivido antes sin ser padre, no lo imagino. Si me voy de gira ya sé que voy a estar sin ver a mi hija mucho tiempo, pero al final es como funciona la vida, tienes que comprometerte y buscar la forma de que todo salga adelante.

“Caribou es todo para mí, todo lo que me interesa, me apasiona y me ha pasado acaba ahí. Daphni resume todo lo que me gusta de la cultura de club, las giras que he hecho como DJ”

¿Cuánto cogiste de Caribou y cuánto de Daphni para hacer el disco?
Caribou es todo para mí, todo lo que me interesa, me apasiona y me ha pasado acaba ahí. Daphni resume todo lo que me gusta de la cultura de club, las giras que he hecho como DJ. Esas dos cosas me han ayudado a sintetizar el disco. Mientras grababa ‘Can’t do Without You’ o ‘Our Love’, en lo que más pensaba es en cómo sería tocarlas en directo o pincharlas en una discoteca.

¿Volverás a girar con banda para presentar ‘Our Love’?
Todavía trabajamos de forma parecida a como lo hicimos en 2010. Para mí lo importante es que sigamos siendo los mismos cuatro músicos, aunque yo haga los discos por mi cuenta. Así podemos tomar decisiones colectivas, tocar las canciones de forma distinta… Y lo que más feliz me hace de los directos es que como somos los mismos y hemos dado tantos conciertos juntos, tenemos buen sentido de la intuición, cómo tocar juntos, qué le gusta a cada uno… Para mí es crucial que esto se mantenga.

Pero Sinkane dejó el grupo y ahora va en solitario, ¿no?
Sinkane tocó en el grupo solo unos meses porque nuestro batería se rompió la muñeca y no podía irse de gira y la verdad es que me desesperé pensando en quién iba a venir a tocar en el resto de gira -se ríe-. Pero nunca ha sido miembro permanente, solo sustituto.

En ‘Our Love’ hay canciones lentas pero como decías, se nota la influencia de los clubes. Con Daphni decías que venía de toda tu experiencia como dj, ¿es igual ahora?
Claro, esto forma parte de todo lo que he hecho en estos últimos años aunque para serte sincero, creo que las canciones de ‘Jiaolong’ están más hechas para
la pista de baile que estas. Creo que con la primera mitad de ‘Our Love’ nadie bailaría en una discoteca, aunque con la segunda mitad sí. Quiero decir que el dance es una referencia, sí, pero ‘Our Love’ no es un disco de dance. Algo que sí me pasó con ‘Swim’, me obsesioné con que tenía que funcionar en una pista.

¿Cómo ha cambiado tu forma de trabajo desde el principio hasta ahora?
En cierto modo, ha cambiado pero no tanto, sigo teniendo un montón de equipo en el estudio, sigo usando mucho el ordenador y todos los discos que he hecho, los he grabado solo en casa.’Andorra’ tiene muchos samples y además ahí estaba pensando mucho en estructuras, composición, escribir melodías perfectas y todavía pienso en alguna de estas cosas. Por otro lado, el enfoque es muy diferente, más electrónico y también más directo.

“Cuando la gente nos veía tocar, Julia Brightly estaba al control de todo y realmente confiábamos en ella, nos hicimos muy buenos amigos y la experiencia de viajar por el mundo en 2010-2011 y ver su transición de hombre a mujer fue muy inspirador para mí”

Hay una canción del disco en memoria de Julia Brightly, ¿qué le aportó al sonido Caribou?
Ella era nuestra ingeniera de sonido y cuando la conocí hace diez años era un hombre así que su transición a mujer en ese tiempo fue apasionante. Murió de cáncer mientras estaba terminando ‘Our Love’ y era una parte muy importante de los directos. Cuando la gente nos veía tocar, estaba al control de todo y realmente confiábamos en ella, aunque lo más importante para mí es que nos hicimos muy buenos amigos y la experiencia de viajar por el mundo entre 2010-2011 y ver su transición de hombre a mujer fue muy inspirador para mí. Nunca había conocido a nadie que estuviera en ese proceso, así que pude entender mejor cuál era el significado y además entenderla mejor a ella, que desde niña quería ser una mujer. Todo esto nos acercó un poco más, fue muy trágico que se fuera tan pronto, por eso quise darle este homenaje.

¿Le das menos importancia a la voz ahora? En ‘Andorra’ cantabas más…
Es divertido, porque yo lo veo a la inversa. En ‘Andorra’ es donde más canté, es cierto, pero la diferencia para mí está en que aquí hay menos reverbs. Cuando me escucho cantando en ‘Andorra’ es como la construcción de una voz bonita porque usaba muchos efectos y aquí mi voz suena tal cual es. Para mí es más personal.

Estás haciendo una promoción normal de ‘Our Love’. ¿Qué piensas de las estrategias que han tomado Boards of Canada, Aphex Twin o Thom Yorke para vender sus últimos lanzamientos?
La idea de este disco es la de conectar con la gente, me quiero sentir generoso y cálido. Quiero alejarme de todo lo que parezcan estrategias de márketing y hubo muchas ideas en el aire con cosas similares pero las descarté. Esto está muy destinado a crear un hype muy alto alrededor del lanzamiento. No quiero que la gente que está al otro lado se sienta mercantilizada o que formen parte de una estrategia de hype. Mientras sea posible, este disco va de mí para ti, sin intermediarios. Cosas como… Me he asegurado de que el vinilo esté prensado de la mejor forma posible. Que el artwork sea precioso pero que tampoco cueste un dineral, no entiendo eso de sacar un disco cuádruple que vaya a costar 75 euros. ¡Claro que habrá gente que lo compre! ¿Pero por qué no piensas en tus fans, en hacer una cosa de 15 euros en vez de exprimir a la gente? Siempre estoy pensando en estar en contacto directo con los fans. Si me mandan un tuit, intento responderlo y sobre todo deshacerme de ese halo de misterio.

Etiquetas:
  • Mahou

    Sigo sin verle la gracia a Caribou, a ver si consigue que Chimo Bayo le haga un remix y nos quite del soponcio sonoro que provoca.

  • No me suelo mover en estas coordenadas sonoras pero resulta que no me desagrada su música en general y Andorra en particular. Además me cae el tipo por lo comenta en este entrevista.

  • Emilio

    Pues a mi me parece que a la Dormidina acaba de nacerle un serio competidor, al tanto. Directo a la lista de recomendados por pitchfourc.

  • Ainhoa

    La entrevista, un poco chorra por las preguntas. Pero merece la pena llegar al final y leer esto: “Me he asegurado de que el vinilo esté prensado de la mejor forma posible. Que el artwork sea precioso pero que tampoco cueste un dineral, no entiendo eso de sacar un disco cuádruple que vaya a costar 75 euros. ¡Claro que habrá gente que lo compre! ¿Pero por qué no piensas en tus fans, en hacer una cosa de 15 euros en vez de exprimir a la gente?”

  • ThomYorke

    “All I ever need” es la canción del año. O casi.

Playlist del mes

Send this to a friend