Mando Diao / Ælita

Por | 31 Oct 14, 12:35

aelitaLos fans de la época clásica de Mando Diao estarán en contra de esta afirmación, pero a los suecos les hacía falta un álbum como ‘Ælita’. Mejor dicho, a los propios fans de la banda les hacía falta un trabajo así. Tras cuatro trabajos en los que se dedicaron a revitalizar el rock de los 60s con aires garajeros y notables resultados, en ‘Give Me Fire‘ (2009) dieron un giro que les empezaba a alejar del rock and roll en pro de ritmos más ochenteros y bailables, a juzgar por singles como ‘Dance With Somebody’. En otros temas de ese disco seguían siendo los Mando Diao de siempre, pero se comenzaban a notar novedades que podían desconcertar a más de uno.

Para desconcierto, el que llegó en 2012 con ‘Infruset’, el primer álbum de la banda cantado íntegramente en su idioma natal. Delicado e intimista, el trabajo, que ponía música a diez poemas de Gustaf Fröding, es todo un punto álgido en su carrera por los momentos tan bonitos que contiene (de hecho en su país es el disco más exitoso, más premiado y mejor vendido que tienen, cuádruple platino). No obstante, no explica lo que encontramos en su último álbum, quedando como una deliciosa rara avis que ojalá repitan. Para contextualizar lo que ‘Ælita’ contiene, hay que volver a ‘Dance With Somebody’, porque el estilo que querían practicar en aquel single no se quedó en un experimento, todo lo contario: han buceado mucho más profundamente en esas aguas y han facturado un disco dominado por la electrónica y los sintetizadores.

Deshaciéndose de gran parte de su instrumentación habitual, en estos diez nuevos temas nace una nueva concepción de los de Borlange: donde antes había inmediatez, ahora las canciones se desarrollan más lentamente, llegando a alcanzar los siete minutos o incluso más. Apenas hay guitarras y donde The Kinks eran una influencia primordial, ahora lo son Japan, Ultravox, China Crisis o Jean Michel Jarre (si nos cuentan que en ‘Make You Mine’ ha colaborado el francés, nos lo creeríamos). Como sucedía con gran parte de estas referencias, la melancolía es el sentimiento que domina, y ya sea acelerándose en ‘Black Saturday’ o ‘Money Doesn’t Make You A Man’ o ralentizando la marcha en baladas como ‘Rooftop’, ‘Child’ o ‘If I Don’t Have You’ (con vocoder, ¡quién lo diría!), el caso es que dejan claro que pueden escribir buenos temas y llegar a buen puerto apliquen la pátina que apliquen a su música. Suenan sensuales, emocionantes y en definitiva talentosos.

Habrá muchos seguidores de toda la vida que, esperando otro ‘Ode To Ochrasy’ o incluso otro ‘Give Me Fire’, se hayan quedado perplejos ante lo que ‘Ælita’ tiene que ofrecer. Pero precisamente necesitaban ofrecer un álbum así para que nos diéramos cuenta de que Björn Dixgard, Gustaf Norén y Cía. han querido deshacerse del corsé del rock and roll para hacer lo que les ha venido en gana (y esto mismo ya podía verse venir en el propio ‘Infruset’). Si no se llega a aceptar esto, lo fácil es quedarse de brazos cruzados, poniéndolos a parir por haber perdido definitivamente el horizonte. Habrá quien tome esta decisión y quiera olvidarse de estos chicos para siempre. No obstante, una vez se logran superar todos los prejuicios habidos y por haber, el séptimo trabajo de Mando Diao es bastante decente y disfrutable, le pese a quien le pese.

Mando Diao actúan esta noche en Madrid como parte del cartel del MAD Live! by Sony y mañana 1 de noviembre en BIME.

Calificación: 7/10
Lo mejor: ‘Make You Mine’, ‘Sweet Wet Dreams’, ‘If I Don’t Have You’, ‘Money Doesn’t Make You A Man’.
Te gustará si: eres capaz de aceptar que Mando Diao pueden seguir molando aunque no hagan rock and roll
Escúchalo: Deezer

Etiquetas:

La Tienda JNSP