La Bien Querida / Nocturnidad

-

- Publicidad -

La Bien Querida / Nocturnidad

nocturnidadEn nuestra crítica de ‘Premeditación‘, ya apuntábamos al acierto en la edición del nuevo disco de La Bien Querida en tres EP’s diferenciados que conforman un todo. Alterando la dinámica clásica de publicación tradicional, se genera una mayor expectación, más «ruido». Sin embargo, como bien debió aprender Robyn con su similar estrategia en ‘Body Talk’, no es fácil satisfacer las expectativas generadas si el trabajo no es intachable artísticamente. En este caso, con ‘Nocturnidad’, Ana Fernández-Villaverde prosigue por la buena senda marcada por el primer volumen de este cuarto álbum de la bilbaína con la inestimable ayuda de su pareja David Rodríguez (Beef, La Estrella de David). Sus logros empiezan por una sobresaliente ‘Ojalá estuvieras muerto‘ que, acompañada por una nueva gran pieza visual de Juanma Carrillo, supone otro hito para La Bien Querida, a la altura de ‘Poderes extraños’. El corte estrella de este nuevo volumen deja helado tanto por la contundencia de su letra («Ojalá pudiera verte muerto, ojalá pudiera descansar. Y mira que te quiero…», nueva muestra de su particular sensibilidad para reflejar la fina línea del amor al odio), como por su desarrollo, de base atronadora y marcial, con teclados gélidos y cósmicos, muy M83, como contrapunto a las voces extremas de Ana y David, que se marca un rabioso y espeluznante (pese a ser casi ininteligible) speech en un plano secundario. Pero además, el formato favorece a cortes que quizá, difuminados en un formato álbum, de inicio, no brillaran del mismo modo. Es el caso de la cadencia melancólica de ‘Carreteras secundarias’ (por si a alguien se le pasa el detalle, sus primeras líneas son las que recitaba una de las actrices protagonistas del clip del tema principal) y la construcción creciente, con percusiones a base de cañonazos, de la épica ‘Crepúsculo’ (otra nueva canción de venganza cruel, en esa línea planetera que tan bien trabaja Ana), que ahondan en esa oscuridad sonora que, según la nota de prensa, es el leitmotiv de este ‘Nocturnidad’. A modo de contrapunto, ‘Encadenados‘ engancha sin sorpresas a través de su faceta más clásica, destacando como el momento más luminoso de este EP, tanto a nivel melódico como lírico. No es que quiera correr más de la cuenta cuando aún estamos de resaca post-listas pero, si ‘Alevosía’ cumple como el grand finale que todos esperamos, podemos estar ante el mejor y más completo disco de La Bien Querida y, por tanto, uno de los mejores de 2015 con bastante probabilidad.

Calificación: 7,8/10
Lo mejor: ‘Ojalá estuvieras muerto’, ‘Crepúsculo’.
Te gustará si te gusta: M83, Los Planetas, New Order.
Escúchalo: Spotify, Bandcamp

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas

El homenaje de Kid Cudi a Kurt Cobain tiene más miga de lo que parece

El rapero Kid Cudi ha actuado este fin de semana en el programa estadounidense Saturday Night Live para presentar...

‘CALLE’ de Lola Indigo se inspira en el primer reggaetón, sin ser tan divertido

La ristra de singles publicados por Lola Indigo en los últimos meses no dan una idea demasiado clara de...