“Todo queda perdonado” para Charlie Hebdo

Por | 13 Ene 15, 23:22

charlie hebdoEl semanario satírico francés ‘Charlie Hebdo’ ha dado a conocer su primera portada tras el atentado terrorista sufrido en su sede en París el pasado 7 de enero y en el que murieron 10 empleados de la revista y dos policías.

Encabezada por la frase “todo queda perdonado”, la cubierta del número 1.178 de la revista, obra del artista Luz, presenta al profeta Mahoma llorando y sujetando la mítica pancarta de “Je Suis Charlie”.

‘Charlie Hebdo’ distribuirá, de manera excepcional, tres millones de ejemplares de este número, siendo un millón la cifra prevista en un principio. La revista sale este miércoles.

Etiquetas:
  • Anchored

    Muchos podrían aprender de la dignidad e integridad del espíritu de la revista.

  • ccmmbb

    La misma dignidad que mostraron al despedir al que criticó al hijo de Sarkozy. La misma que muetran al callar ante ataques a otras revistas, como en Ucrania…Es muy fácil ir de guay hablando de libertad de expresión y creyendote superior. Muere mucha gente a diario en todo el mundo, pero parece que el kilo no está al mismo precio en todos los paises. Nadie lo merece, pero el hecho de que te maten no te da méritos en si. HIPOCRESIA.

  • Anchored

    He aquí el clásico extremista que tira del muy extendido “whataboutism” (traducido viene a ser “quepasaconismo”), una táctica muy obvia pero extremadamente irritante para desviar la atención de lo que se está hablando y tratar de controlar el debate usando ejemplos anecdóticos que no tienen relación alguna entre ellos; y así tratar de presentar una masa inconexa como argumento. Se puede apreciar siempre que se habla con un conspiracionista, ya sea de derechas como de izquierdas.

    Los ejemplos siempre deben mencionarse de pasada, como hace con el affaire Siné, un tema mucho más complicado que como lo presenta y que requiere un análisis informado, y no simplemente haberlo leído en un artículo de menéame que hace referencia a wikileaks.

    ¿Qué quieres decir con frases como estás: “Muere mucha gente a diario en todo el mundo, pero parece que el kilo no está al mismo precio en todos los paises.”?

    ¿A quién acusas y de qué? Específica, en vez de lanzar mierda sólo para ver cuánta se queda pegada.

  • muy mal

    Anchored, sin entrar para nada en la discusión (Dios me libre), en tu primer comentario también acusas a alguien de tener poca dignidad y integridad, y no dices a quién…

  • Anchored

    Bueno, creo que hay una clara deferencia entre dejar un comentario en forma de homenaje a la revista y a los ejecutados que infiere que hay una falta de integridad y dignidad generalizada y se centra en alabar estas cualidades en la revista, y una respuesta de ccmmbb en forma de crítica que pone en cuestión mi generalización, intentando poner el foco sobre una supuesta hipocresía por mi parte, por la de los que creemos justo homenajear a los asesinados y por parte de Charlie Hebdo, ofreciendo como argumentos una pasada rápida por acusaciones de doble moral y diciendo alguna cosa sobre Ucrania, que siempre queda bien.

    Claro que eso se entendería mejor si no hubiera borrado la mitad de su respuesta, esa que dice “Es muy fácil ir de guay hablando de libertad de expresión y creyendote superior. Muere mucha gente a diario en todo el mundo, pero parece que el kilo no está al mismo precio en todos los paises. Nadie lo merece, pero el hecho de que te maten no te da méritos en si. HIPOCRESIA.”

  • ccmmbb

    Quité la segunda parte porque me pareció ambigua y soez. Solo quiero que se cuestionen las líneas que traza la prensa oficial, cómo nos guían, cómo damos por sentadas unas cosas y pasamos de puntillas por otras. Como nos dicen lo que nos tiene que emocionar, irritar y lo clarísimo que nos dejan todo para ahorrarnos pensar. Vaya por delante que respeto vuestras opiniones. Si tú analizas las cosas y llegas a tus propias conclusiones, perfecto, no discutiré, pero permiteme no compartirlas. En cuanto a lo de la conspiranoia, los ejemplos mal traidos, …este medio se queda escaso para largas disertaciones, pero siempre se puede soltar algo que encienda la capacidad crítica, o al menos la curiosidad de alguien. Otro de los triunfos del sistema, estereotiparnos a todos, olvidando que somos personas: el conspiranoico, el politicamente correcto, el de extrema xxx, el perroflauta. Lo malo es que cuando tratan de simplificarte, te lo acabas creyendo, y esa es su victoria.

  • Anchored

    De acuerdo. Aún así pienso que hay formas de introducir el tema. Si quieres “que se cuestionen las líneas que traza la prensa oficial, cómo nos guían, cómo damos por sentadas unas cosas y pasamos de puntillas por otras”, creo que si empiezas el comentario diciendo algo como que al margen de tu condena a estas ejecuciones, crees que no se debe olvidar blah, blah, blah… queda mucho menos agresivo, y así además tu comentario no tiene que ser una respuesta al mío, que parece que me estás recriminando un mensaje de homenaje y llamándome hipócrita.

    Las formas a veces son tan importantes como el mensaje.

    Por otra parte, no conoces mis posturas, asi que te sería difícil no compartirlas. Pero te comentaré una cosa, ya que veo a mucha gente rasgándose las vestiduras con que no se ha hecho caso a otros conflictos y/o ataques perpetrados por terroristas islámicos.

    Siempre, en medio del duelo y el shock de un atentado en occidente surgen voces que reclaman que no se presta atención al resto de las víctimas en el mundo. La gente ahora menciona la masacre de Peshawar y los exterminios de Boko Haram como ejemplos “ignorados”.

    Sin embargo cuando ocurrió el horror de Peshawar yo me informé muchísimo, estuve durante días leyendo noticias, artículos de opinión, declaraciones de repudia y homenajes a los fallecidos. También en las manifestaciones por Charlie Hebdo se ha visto a gente recordando a esos fallecidos. Pero desgraciadamente las noticias llegan de todas partes del mundo, y hay suficientes historias como para que incluso las de más impacto queden relegadas a un segundo o tercer plano tras unos días.

    Hoy hablamos de nuevo de Charlie Hebdo, ya que ha salido el número tras las ejecuciones, pero te aseguro que de aquí a una semana prácticamente no se encontrará nada en los medios. Con la masacre de Peshawar pasó lo mismo, incluso si no hubiera pasado lo de Francia los ataques de Boko Haram habrían eclipsado lo acontecido en Pakistan.

    ¿O no? Porque hay que tener en cuenta otros factores, como hace muy bien este reportaje que recoge reflexiones de ciudadanos franceses y nigerianos sobre por qué creen que se le ha dado más importancia internacionalmente en los medios a uno que al otro: http://www.theguardian.com/world/2015/jan/13/-sp-what-makes-one-massacre-more-newsworthy-boko-haram-charlie-hebdo

    La gente habla de Peshawar y Boko Haram y sin embargo ninguna de esas voces ha hecho una comparación entre el impacto mediático de las ejecuciones de Charlie Hebdo y el secuestro y asesinato en un café de Sydney un mes antes. Y Australia es occidente.

    Ser escéptico está muy bien, excepto cuando estás siendo escéptico con quien te dicen que debes serlo. Muchos atacan a la prensa “oficial”, aquella que tiene más medios y periodistas serios y de prestigio, y que a pesar de pertenecer a grandes compañías y conglomerados mediáticos no pueden permitirse el lujo de mentir y manipular ya que perderían a su audiencia. Escepticismo, claro, pero contexto también. Sin embargo aquellos que ponen el grito en el cielo ante cualquier noticia venida del Washington Post no usan la misma vara de medir con Russia Today, que se ha demostrado que ha mentido y manipulado una y otra vez, que se ha demostrado que está dirigida por el gobierno Ruso, y que es evidente que tiene una agenda, la de polemizar y dividir.

    Luego alabamos a gente como Edward Snowden por ir contra los poderes opresores, pero en este caso sí mola The Guardian, ya que Glenn Greenwald trabajaba para ellos.

    Hay mucha opinión desinformada por ahí, hay mucha gente erigiéndose de expertos que no tiene ni idea de lo que habla, hay mucha bilis y poco escuchar. Todo el mundo tiene unas ganas tremendas de explicar a los demás “cómo son realmente las cosas” y por lo general se están olvidando de tres máximas importantes: las cosas son más simples de lo que nos imaginamos, la ineficacia y mediocridad siempre imperan sobre la maldad y las conspiraciones y el sentido común es a menudo el mejor filtro.

Playlist del mes

Send this to a friend