Sufjan Stevens / Carrie & Lowell

Por | 26 Mar 15, 17:06

carrie-lowellTras un álbum expansivo, fantasioso y espacial, estratosférico en su majestuosa adaptación al directo, como ‘The Age Of Adz‘, Sufjan Stevens nos ofrece un desolador baño de cercanía y pseudo-realidad con ‘Carrie & Lowell‘, un disco inspirado por los recuerdos de su disfuncional relación con su madre y los efectos en el artista norteamericano de la muerte de esta en el año 2012. Stevens acostumbra a hacer de cada paso discográfico una obra insólita y de amplias miras, y no solo para su propia carrera sino también para el resto de la escena musical. Y, aunque este séptimo largo conecte, por su carácter eminentemente acústico, con aquel precioso y minimalista ‘Seven Swans’ que publicó en 2004, se trata de un disco igualmente singular y, a su manera, poderoso en fondo y forma.

Stevens despoja de pirotecnia sonora estas once canciones precisamente para dejar que aflore toda la melancolía y el dolor en sus melodías. Guiado casi siempre por un piano o una guitarra acústica desnudos, sin percusiones (apenas sugeridas ocasionalmente), Sufjan canta con delicadeza, con su voz doblada o con gran eco, dando un toque de cercanía y espiritualidad que le presenta como el fantasma de sí mismo en que se convirtió tras la muerte de Carrie. Un luto fatal y autodestructivo que le llevó a creer que estaba poseído por el fantasma de ella o que había heredado sus problemas mentales, enfrascándose en una iracunda espiral de autodestrucción, que él mismo ha explicado con desarmante detalle en una reciente entrevista, de imprescindible lectura para comprender no solo ‘Carrie & Lowell’ sino también su peculiar devoción cristiana y sus orígenes, constantemente referenciados a lo largo de su fantástica discografía.

En estas letras (tan cruciales que su compañía decidió revelar tras la filtración del disco), sin embargo, Sufjan no siempre se ceba en lo explícito, tejiendo un fascinante manto en el que se funden fantasía y realidad. Entre referencias a su shock tras la pérdida, a la desesperanza, la culpa y el vacío (muy nítidos en el desolador final, ‘Blue Bucket Of Gold’, y en el engañosamente luminoso inicio, ‘Death With Dignity’); iconos religiosos y seres mitológicos se funden con constantes referencias a parajes de Oregón, donde transcurrieron los únicos tres años en que vio con regularidad a su madre y su padrastro Lowell Brams, que propició aquella circunstancial reunión de Carrie con sus hijos (a él, que curiosamente hoy en día es director de su sello discográfico, dedica la enternecedora ‘Eugene’). Yogur de limón, flores sobre una mesa, cenizas de cigarro sobre la moqueta, una broma que transforma su atípico nombre en “Subaru”… Con esos detalles de apariencia insignificante, Stevens abre una ventana al mundo infantil que guarda como referente de su madre, en un precioso ejercicio lírico; tanto como cuando, yendo al otro extremo, construye un desarmante diálogo imaginario entre él mismo y el espíritu de una Carrie que, tras fenecer, trata de consolar a “su pequeña luciérnaga”, “su pequeño halcón”, que no debe afligirse pues “todos vamos a morir”.

Stevens juega con el silencio (con el ruido ambiente, más exactamente) como un elemento potenciador del contexto emocional de sus canciones, y el susurro, la delicadeza, triunfan en números de gran sencillez como ‘The Only Thing’, ‘Drawn To The Blood’ o ‘John My Beloved’, que incluso recuerdan remotamente a los Simon & Garfunkel más memorables. Pero quien piense que puede encontrarse ante un disco monocorde y aburrido, se equivoca. El músico acierta al distanciarse de la austeridad de ‘Seven Swans’ por medio de delicados matices de teclados, banjos, slides y coros (ilustres como S. Carey -Bon Iver-, Laura Veirs o Thomas Bartlett han participado en la grabación), que parecen subrayar ese componente de fábula sobrenatural de los textos. Números como la mutante ‘Should Have Known Better‘, la preciosa ‘All Of Me Wants All Of You’, ‘No Shade In The Shadow Of The Ghost‘ o ‘Carrie & Lowell’ acaban convertidos en audaces modelos contenidos de la épica explosiva que caracterizaba sus últimos lanzamientos, remitiendo a otros momentos de su discografía (el estilo de ‘Casimir Pulaski Day’, ‘Romulus’, o ‘Now That I’m Older’ podrían servir de referentes a algunos pasajes de este álbum) pero marcando un carácter único.

‘Carrie & Lowell’, pese a partir de una premisa menos ambiciosa que otros de sus discos (estamos ante el tipo que quería dedicar un disco a cada estado de los USA), resulta excelso, desbordante de emoción y de profunda espiritualidad. Y no se limita a ser un lacrimógeno homenaje a su madre: además de expiar sus propios fantasmas, miedos y traumas, Sufjan se sirve de ellos para alimentar una fantástica obra en torno a los misterios de la muerte y del amor paternofilial. Porque no debe escaparse que, en esta obra referencial, Lowell es tan protagonista como él mismo y Carrie: un hombre que, pese a mantener una relación breve con la mujer, hizo todo lo posible por que disfrutara de sus hijos y estos de ella, regalándoles los momentos más felices de su corto tiempo juntos. Un raro gesto humano que bien merece una celebración de este calibre.

Calificación: 9/10
Lo mejor: ‘Should Have Known Better’, ‘Fourth Of July’, ‘All Of Me Wants All Of You’, ‘No Shade In The Shadow Of The Cross’, ‘Eugene’, ‘Blue Bucket Of Gold’.
Te gustará si te gustan: el Sufjan más acústico y contenido, Simon & Garfunkel.
Escúchalo: NPR, The Guardian.

Etiquetas:
  • Iba a decir “poco me parece un 9”, pero bueno… que no, que vale. Un profesor decía que el 10 era para dios, el 9 para él y el resto para los demás. Teniendo en cuenta que esto es de Sufjan y Madonna no ha participado, y a pesar de ello le dáis un 9, lo tomaremos como una matrícula de honor.

    (Eh… ¡¡ES BROMA!!)

  • Juancho Powers

    ZZZzzzzzz

  • Charls de Bain

    Llevo siendo fan de Sufjan muchos años y ningún disco suyo me había emocionado tanto (desde la primera hasta la última canción) como este. Es un clásico instantáneo.

  • Es un disco único. Maravilloso de principio a fin.

  • Curtis

    Este y el de Kendrick Lamar los dos sobresalientes en lo que va de año, y bueno, tal vez el de Viet Cong, pero estos dos seguro.

  • crash

    Realmente es un disco bueno. Lo que me da pena es que tengáis un sobresaliente fácil con Sufjan (más que cantoso el culto que le rendís) y no con otros grupos

  • El sobresaliente fácil a Sufjan no es por el culto, sino porque es un músico superlativo, que suele hacer música sobresaliente con frecuencia. Véanse Michigan/Illinoise/The Age of Adz y éste. Incluso varias cosas del álbum de Sysiphus son magníficas.
    Y PORQUE es un músico superlativo, ocurre que tiene ese culto. El culto no se lo doy yo a nadie por su cara bonita. También tengo culto a Antony, y los motivos son los mismos: por la música. El resto me trae al fresco.

  • victor noé

    ¿Por qué no lo sube a Deezer si ya se había filtrado?

  • Gonzalo H. Espinosa

    Guillén, enhorabuena por la review. Estoy profundizando en Sufjan desde hace no mucho y tu texto realmente me ha estimulado. Ya te felicité por el de Natalie Prass, que también me encantó. Se nota cuando un disco te ha gustado. Lo transmites.

  • JaimeB

    Es increíble que con tan poquito,pueda haberse marcado un disco tan grande.
    Aunque puedo entender que haya gente que le parezca aburrido o lastimero,solo les puedo decir…ellos se lo pierden!.

  • Vansalthat

    Despierta y empieza a escuchar música de una vez. Te vendrá bien.

  • chuyterry

    !!!

  • Sergio Isaac

    Es dificil encontrar discos de cantantes con corte cristiano por estos lares. Hay muchos artistas que estan influyendo en la musica actual de US por los esquemas que ocupan, la composición y la forma en que la llevan. Para los que se atrevan a escuchar un poco mas de lo que les hablo les recomiendo Young Oceans (grupo neoyorquino) y The Brilliance (Gungor´s Brothers)

    Bendiciones

  • Juancho Powers

    Tiene que gustarme lo mismo que a ti? Oh perdona gurú del buen gusto

  • Vansalthat

    No tiene que gustarte lo que a mi, pero una cosa es opinión (decir por ejemplo, pues mira, a mi me parece aburrido por esto y por esto, y no me gusta por esto otro) y otra cosa es la tontería de ZZZZZZ. Que gracioso y que ingenio más agudo. Hay dos muestras de ingenio en los comentarios que son tan brillantes que resisten el paso del tiempo: los comentarios que dicen ZZZZZ y los que en youtube por ejemplo dicen NO. Genial, todo muy bien expuesto y explicado. Comentar es dar una opinión, con la que se puede o no estar de acuerdo. Decir NO o ZZZZZZ es trollear. Y quien trollea… ¿que es?
    PD: estas perdonado.

  • Juancho Powers

    Tienes ocho faltas de ortografía en una respuesta de cuatro líneas. Eso sí que es brillante e ingenioso.

  • Vansalthat

    Lo que tu quieras, pero has venido a trollear y trolleando sigues. Osea que eres un troll.
    Además, está claro que era más fácil que yo tuviera faltas de ortografía que tú en tu magnífico y bien reflexionado comentario. Es difícil tener faltas si solo escribes ZZZZZZZ.

  • roi pardo rodriguez

    Me he acordado mucho de Elliot Smith (snif), un disco muy bonito.

  • yuxta

    Le he dado una escuchada… y comparar este disco con Illinois es de estar un poco pa allá

  • Juancho Powers

    Ahora editas las respuestas antiguas? JAJAJAJAJA

  • Vansalthat

    Troll tercera parte

  • alberto

    lo dire abiertamiente y es solo una opinión personal: este disco me ha parecido aburridisimo y monotono, no lo considero malo, pero me ha dejado indiferente. Debe tener un lirica impresionante para recibir tanto elogio porque la instrumentacion es bastante simple e insipida, muy lejos del glorioso Illinoise

  • Miguel Galván

    Yo si estoy de acuerdo en que
    Illinoise era un diez, de las mejores obras que he escuchado nunca en mi
    vida, un disco tan exuberante como lujurioso, la perfección si existe. Carrie & Lowell, aún siendo muy bueno (me encanta) no llega a ese
    nivel de perfección, pero lo dicho, es otro disco tremendo solo a la altura de Sufjan.

  • Javerit Langoyo

    ese disco exceptuando ese temazo superlativo que es Chicago no es muy allá

  • Javerit Langoyo

    no es para tanto. Y “Chicago” es una de mis canciones favoritas de siempre, si no de hecho, la más favoritisima. Pero eso no quita que Sufjan Stevens si me lo comparas con Mike Oldfield, por ejemplo, no me parece superlativo (y algo de superlativo tendra cuando yo en un comentario aquí he utilizado ese mismo termino sin leer tu comentario antes)

  • paninaroh

    Un disco que contiene “Fourth Of July” aunque todo lo demás fuese basura, seria una obra maestra, en este caso no pasa y las demás canciones son maravillosas y tremendamente melódicas, de una calidad pocas veces conseguida por músicos, en estos momentos Sufjan Stevens es el más grande artista de la actualidad en
    todo el planeta, una supernova de calidad en todo lo que hace, de un simple banjo saca oro , un artista inabarcable e insuperable …..pero volvamos para acabar …..a esa bestialidad melódica que es Fourth Of July, un acorde de teclado continuo de una sencillez impactante que lo convierte en ambrosia para oidos, ¿y que decir de los demás tracks? todos preciosos, este Carrie and lowell es uno de mis tres mejores discos preferidos del año junto al último de New Order y Leftfield

  • Coronel Genial

    Muy de acuerdo contigo, es una pagina de opinión no de inmaduros que no tienen nada que aportar… Saludos.