‘Masterchef 3’ se acomoda… pero no importa

Por | 08 Abr 15, 1:20

kevin-masterchef‘Masterchef’, el formato que terminó de poner de moda los programas de cocina en España, vuelve con el peligro de mostrarse ligeramente desgastado, ya dos años después y con otros formatos similares, especialmente ‘Top Chef’, cuya segunda temporada fue gloriosa por varios motivos, acechando.

Lo acertado de los tres miembros del jurado de ‘Masterchef’, su sentido del ritmo, su montaje y sus cástings han hecho que no nos importe que sus concursantes amateur sean mucho más desastre que los de otros programas de profesionales. Sin embargo, sí sorprende que sus guionistas no se hayan guardado un as en la manga para este tercer año seguido y con la versión Junior tan reciente, concentrándose totalmente por el momento en los encantos de ediciones anteriores: bromas recurrentes que empiezan a tornarse cansinas (Pepe come mucho, Jordi es el jurado moderno, cuando luego no es tan moderno) y sobre todo una serie de patrones en cuanto a los concursantes elegidos de los que se está abusando peligrosamente.

El espectador ha podido adivinar desde el segundo cero que el estudiante de Medicina, Alberto, era el “Fabián”, el yogurín de este año; que la nutricionista embarazada que no permite la entrada ni de chorizo ni de chocolate en su casa, sería la “Celia” (vegetariana) de este año; que Pablo sería el “Penas” de este año; y que María de la Encina sería la nueva ama de casa clasificada, la “Maribel” que se niega a renovar su cocina clásica.

Nada nuevo bajo el sol, con alguna salvedad como Carlos, un vendedor ambulante como recién salido de ‘Hombres, mujeres y viceversa’, aparentemente más preocupado por tirarle los tejos a toda gachí viviente que por la cocina, aunque por lo visto no cocina mal; o los prometedores Kevin y Mila, el uno por su calma y su peinado perfecto, y la otra por su pasión y nervio. E incluso en los trucos de cásting que suenan más familiares, el asunto puede prometer tanto como en ediciones anteriores: María de la Encina ha dicho que va a montar “un Dos de Mayo” cuando la eliminen y su agresividad realmente no tiene nada que ver con el Lexatín hecho mujer que fue Churra en la segunda edición.

Además, el programa de momento ha entretenido ya durante este desagradecido “programa cero” en el que se empeñan en mostrar un cásting con decenas y decenas y más decenas de aspirantes, que cada vez parece más innecesario. Chicos, coged a quien queráis, como si es a dedo: tanto nos da. Las expulsiones exprés mientras guisaban sí ha jugado a favor, y también el suculento avance del programa que viene, donde otra expulsión exprés, la mar de humillante, parece inminente. 8.

Etiquetas:
  • Warp

    No entró ningún oso ni hipster…

  • El penas 2.0 va a dar que hablar

  • Alberto Tebembaum

    Hombre, Kevin tiene un punto hipster.

  • Alberto Tebembaum

    El marica de la edición cada vez tiene más pluma, y la ama de casa cada vez cocina más basto. María de la Encina sirvió un plato como para un regimiento.

  • Esteban Martínez

    ¿Qué es un yogurín?

  • SrZaius

    Auguraba un futuro poco prometedor para esta tercea entrega pero tiene toda la pinta de superar a las anteriores en tortas, insultos y vejaciones; sigue oliendo a reality pero no sabe a GH…

    La tabarra que nos va a dar la pancha Sally con la Sarita me cago en Dios…

  • perfect

    Pues el plato de María de la Encina es el único que me abrió el apetito a esas horas. Estoy harto de que se valore más un plato bien emplatado y diseñado. Será porque no me interesa la cocina y ese rollo de diseñar platos. El de ella me recordó lo que me gusta la comida de mi madre

  • Otro más

    Al parece esta vez no hay ningún Cerezo, Jordi siempre será el juez buenorro; Paco Roncero debería estar en los jueces pero está en la versión Colombiana con un par de calvos.

  • Warp

    Bueno, sí. Es cierto. Me refería en primera instancia a osos, incluyendo el osete hiptser clavo con gafas y camisa de leñador, que tenía diversos polvos…

  • BearVigo

    El estudiante de Medicina con más pluma de todas las facultades de Medicina del país se nos va a hacer muy repelente. De hecho, ya lo es bastante, pero puede llegar a ser peor… Ay, y María de la Encina, que guerrera!!!

  • BearVigo

    Es que no quedó ninguno al final y mira que había varios osazos. Con lo comunes que son los cocineros corpulentos y bien alimentados…

  • BearVigo

    No sé, pienso en José Andrés o Joan Roca o Dani García y echo de menos esa contundencia (culinaria, jeje)

  • Warp

    Que entrase la Encina para cubrir la cuota de viejas graciosas es ridículo. El plato que presentó en la final parecía “maremoto de verduras al terror”.

  • BearVigo

    Se despacharon a gusto, ella con su rancho de verduras y carne para quince y el estudiante de Medicina con aquello indescriptible que hizo. La señora igual aspira, secretamente, a a poner hermosa a Eva y de los nervios a todos los demás. A lo que aspira Alberto, pues mejor no lo digo porque no la veo a ella de médico de familia ni de cirujana ni de nada parecido y además quiere dar comida para todo quisqui “intolerante”. Bien!!! Que cocine en una carroza del Orgullo!!! (es broma).

Send this to a friend