El camino al pelotazo de Tame Impala

Por | 07 Ago 15, 15:25

tame impalaYa está, ya nos han jodido la fiesta: Tame Impala se han vuelto comerciales. ¡Tragedia! ¡A la hoguera! ¡Dungen eran mejores! ¿Por qué grupo semi alternativo me moriré yo ahora para hacerme el interesante entre mis amigos? Disparates: el proyecto de Kevin Parker ha logrado las mejores posiciones comerciales de su carrera con su último trabajo, ‘Currents‘, por dos razones, porque el disco es excelente y porque Parker se lo merece.

Como Vampire Weekend, que en mayo de 2013 (contexto: ‘Get Lucky’ lo petaba como un huracán) lograban el top 1 en Estados Unidos con su tercer disco, ‘Modern Vampires of the City‘, Tame Impala han tenido que llegar a su tercera entrega para consolidar su posición comercial en la industria. Los números son para echarse a llorar de la emoción: top 1 en su Australia natal, top 3 en Reino Unido, top 4 en Estados Unidos e incluso top 8 en España… como si aquí este tipo de grupos nos gustaran o algo.

La evolución comercial de Tame Impala no es del todo sorprendente teniendo en cuenta la diferencia en el recorrido en listas de sus dos primeros discos, ‘Innerspeaker’ y ‘Lonerism‘. El primero era top 4 en Australia, claro; el EP de debut de Parker, editado en 2008, había dado mucho que hablar gracias a la calidad de canciones como ‘Half Full Glass of Wine’, pero en Reino Unido no pasaba del top 144 y por el Billboard 200 directamente ni apareció. ‘Lonerism’, sin embargo, a parte de repetir posición en Australia, era top 14 en Reino Unido y top 34 en Estados Unidos. El ascenso es drástico.

Esta subida fue tal, entre otras cosas, porque el público ha estado expuesto al refrescante rock psicodélico de Tame Impala desde el principio. Uno de los temas más tempranos de Parker, ‘Sundown Syndrome’, sonó en la cinta de 2010 ‘Los chicos están bien‘, nominada al Óscar a Mejor película, y ‘Half Full Glass of Wine’ apareció en la serie de HBO ‘Entourage’. La canción más popular de Parker, ‘Ellephant’, incluida en ‘Lonerism’, salió en ‘Girls’, en la película ‘El quinto poder’ y en un anuncio del Blackberry Z10 gracias al cual Parker ganó el dinero suficiente para comprarse una casita con estudio (!) en la playa de su oriunda Perth.

También ha ayudado a la popularización de Tame Impala el apoyo de grupos de mayor éxito comercial como Arctic Monkeys y Foster the People, que han versionado ‘Feels Like We Only Go Backwards’. ¿Imagináis la cantidad de fans que habrá ganado Parker gracias a estas reinterpretaciones? La última, por cierto, la de HAIM, que han versionado ‘Cause I’m A Man’ y les ha quedado francamente estupenda. Si te quedaba alguna duda sobre la calidad de este clásico contemporáneo, ahí están Danielle Haim y sus hermanas convenciéndonos, en su estilo, de que es una de las canciones del año:

Por supuesto, la crítica siempre ha acompañado a Parker y no solo por la media de 88 sobre 10 que acumula ‘Lonerism’ en Metacritic. Prácticamente todos los medios musicales que cubren música pop alternativa, no solo el más influyente, Pitchfork, sino también otros como The Guardian, Rolling Stone o NME, han hablado maravillas de los discos de Tame Impala, del primero al último, y cuando Parker recibió una nominación a los Grammy de 2014 a Mejor álbum alternativo por ‘Lonerism’ apuesto a que nadie se extrañó un segundo. Con prensa y público a sus pies, el salto comercial definitivo esperaba a Parker con los brazos abiertos. Y aquí es cuando entra Mark Ronson.

Como es sabido, Parker es uno de los músicos colaboradores en el último trabajo de Ronson, ‘Uptown Special‘, el mismo que incluye el hit global ‘Uptown Funk’ junto a Bruno Mars. La colaboración ha puesto a Parker más en el mapa que nunca porque Ronson es uno de los compositores y productores más exitosos del momento y porque además Parker canta hasta tres temas en el álbum, entre ellos, el single ‘Daffodils’. Su relación profesional con Ronson, pues, es más que anecdótica. «No conozco a nadie como él», aseguraba Ronson a Billboard en relación a Parker. «Conozco a un montón de músicos multi-instrumentalistas con talento pero cuando combinas eso con el gusto y la composición de Parker, es una cosa muy rara». «Realmente creo», concluía Ronson, «que es el momento de Tame Impala». Tenía razón.

Pero no se puede decir que Parker necesitara a Ronson para darse cuenta de sus ambiciones comerciales ni que el australiano no nos haya dado pistas a lo largo de los años de las mismas. En las entrevistas en promoción de ‘Lonerism’ el australiano aseguraba haber escrito «seis u ocho canciones» para Kylie Minogue (que aún esperamos con ansias que acepte) y mencionaba a Britney Spears como su colaboradora ideal. Además, decía que ‘Feels Like We Only Go Backwards’, para muchos su mejor canción, era en esencia una canción de Backstreet Boys y se sabe que Parker empezó a componer a los 7 años inspirado por Michael Jackson. El resultado de todo esto era un disco que, sin abandonar los humeantes paisajes psicodélicos de su debut, estaba mucho más enfocado en las canciones que el anterior y era, por lo tanto, más accesible.

Precisamente ‘Currents’ ha sido un éxito porque Parker ha aceptado al fin sus aspiraciones comerciales sin miedos ni inseguridades. «Tus valores sobre las cosas cambian», explicaba el músico a Pitchfork. «Cuando tienes esta idea tan en blanco y negro de que la gente que toca música «humilde» es la que es auténtica y que los que componen para las masas son unos vendidos, entonces escoges una postura. Pero cuanto más tiempo tratas de mantenerte en ella más decepcionado te sientes al conocer a gente de la que guardabas grandes expectativas y de la que te das cuenta que no es para nada como creías que era».

El descubrimiento de que la música pop no es inherentemente falsa o artificial, que también hay mucha mierda en la escena alternativa y que la calidad no necesariamente ha de entrar en conflicto con las ventas es lo que convierte ‘Currents’ en un gran disco, honesto a la par que valiente. «Si hubiera tenido más canciones de pop convencionales, las hubiera metido», decía Parker en la misma entrevista. «Soy consciente de que hay fans que no conectarán con ‘Currents’ porque tienen sus valores bien definidos», continuaba, «pero si puedo convencer a unos pocos fans a muerte del hard-rock de que sintetizadores de los 80 pueden encajar con bases rítmicas de los 70, si puedo hacerles ver más allá de los límites del rock psicodélico tradicional, entonces habré conseguido al menos una parte de mi misión».

Esta misión se ha materializado en ‘Currents’ en algunas de las mejores canciones de la carrera de Tame Impala -además, estas son más bailables, más soul y más optimistas, que también ha hecho mucho- y se confirma ahora con el sencillo hecho de que la primera y tercera canciones más escuchadas de Parker en Spotify en estos momentos ni siquiera hayan sido single, ‘The Less I Know the Better’ y ‘The Moment’, respectivamente. ¿Qué quiere decir esto? Dos cosas, primero, que los fans de Tame Impala siguen apoyando los álbumes de Tame Impala, no solo los singles, y que ‘Currents’ contiene canciones individuales con más potencial de hit que nunca. «Soy el eterno optimista idealista», apuntaba Parker a ABC, «siempre creo que algo es posible cuando no hay absolutamente ni una sola posibilidad». Con ‘Currents’, desde luego, ha conseguido su propósito y con creces y nosotros no podemos sino celebrarlo.

Etiquetas:

La Tienda JNSP