‘Black Mass’: ¿puede una calva postiza cargarse una película?

Por | 23 Oct 15, 12:43

johnny-deppHay dos tendencias en el cine de Hollywood que nos deberían preocupar mucho a todos: 1) los actores con postizos, y 2) los actores que votan en los Oscar a actores con postizos. ¿Por qué las narizotas, las lentillas de colores y las calvas, esas que antes solo se ponían los payasos, se han convertido en armas de seducción para los Oscar, como lo fueron antes hacer de paralítico o poner acentos raros? ‘Foxcatcher‘, ‘Hitchcock’, ‘J. Edgar‘ o ‘El atlas de las nubes‘, por poner algunos ejemplos recientes, serían mucho mejores si no estuvieran interpretadas por actores con narices y calvas postizas que-no-puedes-dejar-de-mirar.

En el caso de ‘Black Mass’, ¿de verdad es tan necesario que Johnny Depp lleve kilos y kilos de maquillaje chanante para parecerse a un mafioso (Whitey Bulger) cuyo aspecto no conoce casi ningún espectador? O, mejor: ¿no hay ningún actor calvo y con los ojos azules que pueda interpretar este papel sin que haya que disfrazar de forma tan aparatosa a Johnny Depp? Y, a propósito: ¿sabe Johnny Depp actuar sin esconderse detrás de una buena capa de pote? Menos mal que este año hay otro biopic que le puede quitar votos a ‘Black Mass’: ‘Steve Jobs’, protagonizado por un Michael Fassbender que, mira tú por donde, no se parece en nada al fundador de Apple.

Dejando a un lado el contraproducente protagonismo del maquillaje de Depp, capaz de convertir en gags cómicos muchas secuencias pretendidamente dramáticas y en hacer parecer mejores las escenas en las que él no aparece, ‘Black Mass’ tampoco es que sea gran cosa. Está narrada con agilidad y solvencia, es cierto, y muy bien interpretada por el resto del reparto: Joel Edgerton, Dakota Johnson, Benedict Cumberbatch, Kevin Bacon, Peter Sarsgaard… Y lo que narra es interesante: el acuerdo al que llegaron el FBI y el gangster irlandés Whitey Bulger durante la década de los setenta para acabar con un enemigo común, la mafia italiana, y cómo él aprovechó su alianza para convertirse en el mafioso más poderoso de Boston.

Sin embargo, a la película le falta lo que sí tienen sus referentes más explícitos: la poderosa puesta en escena de Scorsese (quien, por cierto, se inspiró en Bulger para el personaje del mafioso en ‘Infiltrados’) y la intensidad dramática de Coppola. Quizá sea injusto comparar al casi principiante Scott Cooper (‘Corazón rebelde’, ‘Out of the Furnace’) con esos pesos pesados del género. Pero otros “principiantes” lo han intentado antes, como Abel Ferrara (‘El rey de Nueva York’, ‘El funeral’) o James Gray (‘La otra cara del crimen’, ‘La noche es nuestra’), y les ha salido mucho mejor. Y sin postizos. 6.

  • Vyvyan

    Jajajajaja. Lo mismo pensaba yo cuando veía el cartel.

  • Hugo M

    Es verdad que estos apaños a veces te sacan de la peli (y este parece uno de los casos), pero disiento respecto a Foxcatcher. Jamás habría imaginado quién estaba debajo del maquillaje de no haberlo sabido de antemano, estaba muy bien realizado, sin caer en lo grotesco. Eso dejando de lado las maravillosas interpretaciones de todos.

  • No sé, yo es que a mi me parece más bien el nuevo disfraz de depp, no me gusta nada este actor salvo q hay peliculas donde trabaja q si me gusta pero hacen mil

  • Kika

    Jajaja, a mi hay momentos en la peli que me parecía un chanante imitando a Brando en el padrino

  • Warp

    Depp, no vas a ganar el Oscar. Así, no.

    Para ganar necesitas un papel de minusválido o un biopic de un famoso. Fassbender este año apunta maneras. Tu biopic es de alguien nada famoso, así que no, el maquillaje no basta,

  • Chas Smash

    Siempre he cosiderado a Johnny Depp un actor muy versátil pero desde Piratas del Caribe, siempre veo a Jack Sparrow. Y como Jack sparrow estaba genial, pero ves los mismos movimientos, las mismas caras, el mismo tipo de papel. Ha perdido mucho en estos últimos años, o siempre ha sido así y no me he dado cuenta.

Playlist del mes

Send this to a friend