El ‘Hit emocional’ de Juanjo Sáez: más memoria que nostalgia

Por | 15 Nov 15, 11:35

HitemocionalLa vuelta de Juanjo Sáez al mundo editorial deja atrás la visión apocalíptica y de hundimiento de su anterior publicación ‘Crisis (de ansiedad)‘, una salida de tono que contagiaba una amargura nada habitual en sus trabajos, pero que venía a cuento, le honró por su sinceridad y fue pertinente por romper con los parámetros a los que nos tenía acostumbrados en libros anteriores como ‘Viviendo del cuento’, ‘Yo, otro libro egocéntrico de Juanjo Sáez’, o ‘Arroz pasado’.

En ‘Hit emocional’ encontramos una recopilación de publicaciones aparecidas en Rockdelux. De hecho, el título es el mismo que el de su página en la revista mensual. Es habitual que Juanjo Sáez rescate dibujos y trabajos que ya han visto la luz, unas veces en plan introspectivo sobre tiras que han salido en prensa, y otras dejando claro que el resultado final del guión, como sucedió con su colaboración en ‘Arròs Covat’, la serie de animación emitida en la televisión catalana, poco tenía que ver con el proyecto original.

Pero si Juanjo tiene como máxima “no vivir del cuento”, como bien saben sus seguidores, esta regla en ‘Hit emocional’ se cumple a rajatabla al no tirar de trabajo ya hecho. La reproducción de las páginas editadas en Rockdelux es secundaria, tan solo la excusa para que su autor desarrolle, de forma cronológica, un recorrido por todos sus gustos y evolución musicales desde que comenzara a tener uso de razón. Y lo hace teniendo muy en cuenta las referencias de sus más allegados, con la mención especial hacia su padre; reflexionando y haciendo analizar al lector -casi en voz alta y con valentía- el pasado con el cupo justo de nostalgia; metiéndote de lleno en su juego, incluso si no te gustan o no te interesan muchos de los grupos o estilos que menciona. Básicamente porque la música queda por encima de cada historia personal.

Siendo Juanjo Sáez un cuarentón -nació en 1972 en La Sagrera (Barcelona)- y abarcando ‘Hit emocional’ desde finales de los ochenta hasta hoy, con especial acento en los noventa, podríamos caer en el tópico de etiquetar esta como su obra más madura. Pero su autor detesta las etiquetas y seguimos estando ante un trabajo que sigue sonando joven, tanto por los dibujos como en las preocupaciones. Un término que, sin encasillarse como exclusivamente elogioso, según define el filósofo Gustavo Bueno sobre teorías de origen germánico, se refiere a aquellas personas que han salido del nido familiar y aún no han constituido una familia. Un punto, que sin ya ser el de partida, sigue siendo tan acertado como en el comienzo, aunque echemos de menos la provocación sanguinaria de antaño. 8,75.

Etiquetas:

Send this to a friend