Cinco razones para no perderte ‘Jessica Jones’

Por | 27 Dic 15, 17:47

Netflix revalida su idilio con Marvel. Ya lo habíamos constatado en ‘Daredevil’, y ahora toca volver a hacerlo con ‘Jessica Jones’. La nueva serie de producción propia de la popular plataforma de vídeo bajo demanda dio -en un principio- menos que hablar de lo que prometía, demostrando poco después que ha sido un sleeper en toda regla: han terminado corriendo ríos de tinta sobre ‘Jessica Jones’, porque la serie mejora conforme vas superando capítulos. Es una serie magnética, de hecho, a pesar de un ligero exceso de capítulos y de metraje, un pecado que Netflix parece cometer constantemente. Aquí van cinco motivos para que no dejes pasar la oportunidad de disfrutar de ‘Jessica Jones’ estas Navidades:

1. Es una serie eminentemente feminista. Los personajes principales son femeninos, las principales heroínas (y no todas son superhéroes) también y el villano es un stalker obsesivo. Uno de esos a los que muchas mujeres, desafortunadamente, se ven obligadas a enfrentarse en su vida diaria. La fijación de la némesis de Jones por la protagonista hace que la batalla más épica que se libra en toda la serie sea, precisamente, la que libran muchas mujeres en su día a día.

2. Krysten Ritter. Sin ser yo especial fan de ella como actriz, tengo que reconocer que el personaje de Jessica Jones le ha venido como anillo al dedo, y ha sabido explotarlo como muy probablemente nadie podría haberlo hecho. Ritter convierte a su personaje principal en alguien que conecta a la primera con la audiencia, pero que sigue resultando una incógnita para sus compañeros de reparto. No podría haber una mejor Jessica Jones. No, espera, no podría haber OTRA Jessica Jones.

3. Kilgrave es el mejor villano en la historia de los villanos. Y esto no solo se lo debemos al excepcional papel que ejecuta David Tennant sino que, de nuevo, se lo debemos a una mujer: Melissa Rosenberg. La creadora de la serie hace que el peor poder que ostenta Kilgrave (capaz de controlar mentes únicamente con su voz) sea el que está implícito, el que tiene lugar en la mente del espectador. La audiencia sabe que Kilgrave es capaz de anular la voluntad de otra persona, pero no se ahonda más en el tema, lo que da lugar a decenas de conjeturas, a cada cual más terrorífica. ¿Serían capaces de rizar el rizo? Sí: pese a poder controlar tu mente, una pequeña parte de ti es consciente y quiere escapar, lucha constantemente para no ser controlada. No se me ocurre peor infierno.

4. Jessica Jones no es una superheroína al uso. Enfrentarse contra su oponente le provoca constantes ataques de pánico, que le obligan a repetir constantemente una lista de calles (cuyo significado se entiende según avanza la serie). Pero eso no es todo: a su estrés postraumático hay que añadir que bebe como su tuviera un hijo en la cárcel, que le cuesta levantarse como a todo hijo de vecino y que puede llegar a ser la persona más antipática sobre la faz de la Tierra.

5. Es un personaje puramente emocional. Bien entrado el primer capítulo de ‘Jessica Jones’ te preguntas a ti mismo si de verdad estás viendo una serie de superhéroes. ¿Dónde están los superpoderes de esta heroína? ¿Será capaz de llevar todo el peso de la serie con tan poco? Esta es una de las metáforas más bonitas que hemos visto en la pequeña pantalla este año: Jessica Jones esconde sus poderes porque son al mismo tiempo su fortaleza y la fuente de su dolor, su vulnerabilidad y su miedo. Y tú te encuentras a ti mismo cuestionándola, al igual que cientos de mujeres son cuestionadas a diario sobre sus capacidades para llevar a cabo esta u otra tarea.

Calificación: 8/10
Destacamos: Nueva York es casi un personaje más de la trama. No había mejor escenario.
Te gustará si: ‘Alias’, ‘Verónica Mars’…
Predictor: ha triunfado de lo lindo.

La Tienda JNSP