Tortoise / The Catastrophist

Por | 02 Feb 16, 11:55

tortoise-catastropheDe un tiempo a esta parte, hacer una crítica de un nuevo álbum de Tortoise se antoja complicado. Con los años, la banda de Chicago ha ido formando canción a canción un sonido tan propio e inmediatamente reconocible que apenas puede compararse al de otros grupos: su amalgama de kraut/jazz/post-rock/electrónica puede tener varios referentes anteriores, como Soft Machine, pero lo que podía ser una influencia queda como algo remoto cuando valoramos su trabajo. El género, el estilo, es Tortoise y punto.

El caso es que se estaban haciendo de rogar, pues desde 2009, con el estupendo ‘Beacons Of Ancestorship’ (¿acaso tienen un disco flojo?), no sacaban nada nuevo. Han tardado un poco más que de costumbre, pero con el nuevo año llega ‘The Catastrophist’, nuevo trabajo de John McEntire y los suyos. Un tiempo antes de su salida, llegó a nuestros oídos un adelanto bajo el nombre de ‘Gesceap‘, tema que podría resumir bien el camino que han tomado en su nuevo trabajo. Hay elementos del predecesor que se mantienen, como un retorno a los instrumentos acústicos (notablemente las baterías), pero ahora prefieren recrearse en la faceta melódica y electrónica que mostraron en ‘It’s All Around You’, con un importante peso de los sintetizadores, algo que también escucharemos en cortes como el tema titular o en ‘Ox Duke’.

En líneas generales, ‘The Catastrophist’ es un disco que vuelve a partir del jazz/kraut y el post-rock , pero tiene un aire más ensoñador que “Beacons” (más árido y experimental), donde las melodías fluyen y te envuelven. No obstante, a quien le guste el punto anguloso, complejo, atonal que expresaron en el citado álbum anterior o en ‘Standards’ (2001), también encontrará algo de su gusto, como la hipnótica ‘Shake Hands With Danger’. Desde la oscura y ambiental ‘The Clearing Fills’ hasta los aires funk de ‘Hot Coffee’, el álbum muestra una variedad de emociones, de modo que siempre hay un tema para cada momento: es difícil aburrirse entrando aquí.

Por último, no podemos pasar por alto la novedad más curiosa e importante de ‘The Catastrophist’: por primera vez, en 26 años de carrera, presentan dos temas cantados con artistas invitados. Uno que cabría esperar dentro de la tónica general es la preciosa balada ‘Yonder Blue’, entonada con suavidad por Georgia Hubley de Yo La Tengo. Este tema llega hacia el final del disco y la voz se presenta como un elemento melódico más, dando otro punto jazzy más a la canción, pero el verdadero toque de gracia, la verdadera prueba de su inteligencia y sentido del humor, recae bien pronto en ‘Rock On’, el tercer tema del álbum, ausente en las versiones de Spotify y Deezer, suponemos que por algún problema de derechos.

Me parece absolutamente genial que tras tantos años de silencio, el primer tema cantado de Tortoise (bueno, el encargado de las tareas vocales vuelve a ser alguien externo al grupo, encarnado en Todd Rittman de U.S. Maple, banda también perteneciente a la escena de Chicago) sea una versión del homenaje que el rockero británico David Essex hizo al rock clásico allá por los 70, con una letra que rezuma cliché rocanrolero, con versos como “Hey shout, summertime blues / Jump up and down in my blue suede shoes”. McEntire y los suyos lo vuelven a hacer, haciéndonos soñar, reír, vibrar. Talento inagotable el del quinteto.

Calificación: 7,9/10
Lo mejor: ‘Gesceap’, ‘Shake Hands With Danger’, ‘Ox Duke’, ‘The Catastrophist’, ‘Tesseract’.
Te gustará si te gustan: tanto los Tortoise del ‘It’s All Around You’ como los del ‘Standards’ o ‘TNT’.
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • Damián Mendoza

    Dos salaos en modo random haciendo cosas así al tuntún todo es tan chorra que te partirás toda la chorra.

  • Warp

    La portada va en esa línea.

  • No. Never.

    Salvo por Gesceap el disco me ha decepcionado un poco, esperaba algo más de ellos, algo menos dejado a la improvisación…

  • Dan

    Soy fan de Tortoise, pero este es el disco más decepcionante que han sacado. Por más jazzie o electrónico, o abstracto que se pusieran siempre tenían melodías o ganchos melódicos reconocibles, y en este disco no están. Es bastante plano. Una lástima.

Send this to a friend