Barei: «Habrá una sorpresa bastante jevi en Eurovisión»

Por | 13 Abr 16, 10:51

barei-eurovisionBarei representará a España en Eurovisión el próximo mes de mayo con su tema ‘Say Yay!’. Independientemente de que la canción quede 5ª o última, hay que elogiar la valentía de TVE por acudir al certamen con un tema diferente a todo lo que hemos presentado hasta ahora, por primera vez en inglés, vinculable a algún tipo de tendencia en el mercado internacional (el revival dance noventero) y presentable en radiofórmula. Por todo ello hemos querido entrevistar a Barei, que reedita el próximo 22 de abril en Universal su disco ‘Throw the Dice’ del año pasado, pero remasterizado y con temas nuevos.

¿Qué tal ha ido esta gira europea que estás haciendo por Ámsterdam, Moscú, Riga? Algunas actuaciones son en playback y otras no, ¿verdad?
Es curioso que la gente está diciendo que la última ha sido playback. Me ha encantado que lo dijeran porque eso es muy bueno, pero hay tres puntos en que se ve un pequeño desafine clarísimo. Normalmente siempre desafino un poco al principio porque la canción empieza muy baja de tono y necesito que esté muy alto el «in ears«. ¿No ves que digo al principio de la actuación «no oigo nada»? Me están colocando los «in-ears». Llevaba un mono negro y al subirme el mono se había girado la rueda de la petaca y me había quitado el volumen. Le decía al tío «no oigo nada, está quitado el volumen» y me contestaba «que no, que no». Y yo: «voy a empezar y no voy a poder cantar». Todo eso no lo voy a hacer si fuera playback.

Aparte de esto, ¿cómo ha ido la gira?
Estoy tan contenta… tengo un «gracias» constante grabado en grande en la cabeza en mayúscula, como en luces de neón. Me lo paso tan bien… disfruto tanto… no me estoy agobiando nada, toda la vida he querido esto, desde hace 15 años. Y la gente se sabe más fuera la canción que aquí.

«Eurovisión es un punto álgido en mi carrera, pero no es mi carrera»

La verdad es que aunque luego quedes de las últimas, ‘Say Yay!’ ya ha tenido su recorrido: está en listas, lleva 1 millón de reproducciones en Spotify…
Obviamente preferiría un top 10, pero más que nada por la gente. Yo ya tengo la acogida que quería. Eurovisión es un punto álgido en mi carrera, pero no es mi carrera. No puedo centrar todo en el resultado de mi esfuerzo en un día. Me preocupa transmitir el mensaje y la energía de la canción, porque es una letra alentadora, y todavía tengo que trabajarlo. Me vengo muy arriba demasiado rápido, tengo que contenerme y dejar que suene el mensaje del principio. A veces estoy un pelín agresiva de más, de gesto, no de voz. Tampoco quiero que nadie piense que estoy de cachondeo. Parece que me lo estoy pasando bien, pero estoy trabajando como la que más. Puedo quedar 25ª o 3ª, pero tengo que verme como yo quería. Pero si me veo y digo: «está desafinado el principio», «no he transmitido la progresión de la canción», «se me ve agobiada»… me va a parecer una mierda, aunque quede en el puesto 6.

¿Cómo surgió el baile de los pies? Es una chorrada, pero funciona muy bien…
Lo hacía desde los 8 años con una amiga, como hago con mi hermano un movimiento de breakdance (NdE: hace un movimiento de manos), que quizá meta también. Estaba ensayando en casa con la persiana bajada para poderme ver reflejada, y mi chico me dijo: «haz una toma de la canción, disfrútala y haz lo que te salga». En la parte de «say yay!» hice el movimiento de los pies porque es lo que hago siempre y me dice: «haz eso». Y yo: «¿cómo voy a hacer eso, en Eurovisión, en TVE? Eso lo puede hacer… Bruno Mars». Y me dice: «¿por qué no lo vas a hacer? Es muy tú». Y le dije que cómo lo iba a hacer con tacones y me contesta: «¿por qué vas a ir con tacones?». Fue idea mía, pero él me animó, yo confío muy poco en mí.

Tu chico es Rubén Villanueva, co-autor de la canción, ¿no?
Y productor.

Ha trabajado con mucha gente.
Belén Arjona, hemos compuesto juntos ‘Encadenada a ti’, que es el nuevo single del último disco de Malú, es arreglista de Paulina Rubio, la canción de ‘Velvet’ la hicimos juntos, ha trabajado con grupos jevis, de todo…

«Nuestra premisa era que al sonar nuestra canción en Spotify, no nos cayéramos sonando entre Justin Bieber y Rihanna»

¿Han tenido algo que ver estos contactos para tu preselección?
La candidatura está abierta todo el año. Todo el mundo puede enviar lo que quiera. Nunca he pensado en presentarme a Eurovisión, de pequeña sí, pero nunca he tomado la decisión. De adolescente dejas de ser eurofán porque un sábado sales, y cuando eres mayor como yo, pues te quedas en casa y lo vuelves a ver. De repente un día me llama Dámaso Caminero, que trabajaba conmigo, era parte de mi equipo, y había coincidido con Toñi Prieto de TVE y había quedado en mandarle un dossier mío, con lo de Malú, una cosa de la Champions, lo de ‘Velvet’, la cantante japonesa (May J), mis vídeos, como el de ‘Wildest Horses‘… y ya me llamó TVE: «Nos gusta tu proyecto, pero necesitamos canciones nuevas». Tenían ya 5 candidatos y faltaba solo uno. Rubén y yo mandamos cuatro canciones que ya teníamos y eligieron dos. Pero Rubén y yo no estábamos convencidos, queríamos hacer una canción específica y mejor, porque cada día somos mejores, nos conocemos mejor y sabemos mejor dónde queremos ir. Queríamos un mensaje positivo y profundo, por hacer una canción pegadiza no tiene que ser superficial. Nuestra premisa era que al sonar nuestra canción en Spotify, no nos cayéramos sonando entre Justin Bieber y Rihanna. La canción pasó por 19 estribillos, 10 puentes. Rubén se llevaba la canción a correr y decíamos cosas como «hasta aquí no se cae, pero el estribillo es peor que el de Rihanna».

¿Cómo era el esqueleto de la canción, a piano, guitarra…?
La estructura era así, pero el estribillo lo cambiamos. Pasamos de estribillo épico a mucho fraseo, de uno épico a otro bailable, luego otro más rockerillo… Pero luego me salió el puente «I feel alive», que es muy Michael, porque a mí me encanta Michael Jackson. Y el «come on and raise…» me salió en la ducha, iba a ser para otra canción pero se quedó en esta.

¿Entonces os dieron tiempo para hacer una canción más?
Nos dijeron: «tenéis sólo un mes y medio, si nos gustan las dos canciones, ¿para qué vais a hacer otra más?». Pero nosotros veíamos que esas dos no podían ser un éxito, no son un hit, pueden ser un buen tema para un disco, pero no un hit. Al final la hicimos, la mandamos y dijeron: «guau, vale».

¿Os habéis inspirado en Disclosure, Jess Glynne, algo de los 90…?
Nos gusta mucho, siempre he escuchado mucho funk, mucho soul, R&B, música negra…

También son artistas que salen en lo más oído de Spotify…
También hay canciones muy distintas que no tienen nada que ver…

Mucha balada…
Ed Sheeran… Una de las que eligieron era una balada que les gustó, pero es que yo pensé que ya habíamos llevado muchas baladas. Y me apetecía bailar también.

De esas cuatro canciones que llevasteis a TVE, ¿algo aparecerá en tu disco reeditado?
Hay dos que sí, ‘Who Plays the Drums’ será el próximo single o dentro de dos. Estamos dudando entre esta y ‘Weather Girl’, que es una canción que ya tiene el vídeo grabado desde hace un montón. Lo que pasa es que ‘Who Plays the Drums’ está gustando mucho.

¿Cuál sale el viernes con el pre-pedido del disco en iTunes?
‘Who Plays the Drums’, que es la que te decía que hice el estribillo en la ducha y al final lo metí en ‘Say Yay!’. Como tuvo tantos estribillos y cambió tanto, algunas ideas derivaron en ‘Who Plays the Drums’. La otra canción que entra en el disco es ‘Super Ranger’, que ya he hecho en directo.

¿Y alguna canción se cae del tracklist del año pasado?
‘Another’s Life’.

«Si me hubiera puesto a hacer un disco entero ahora con toda la promo, hubiera sido una mierda de disco seguro»

Muchos discos de Eurovisión salen en torno al festival, precipitados, muy poco adecuadamente cerrados… ¿no tenías ese miedo?
No, creo que si hubiera hecho un disco nuevo con toda la que tenemos encima, sí que no sería un buen disco. No puedes hacer grandes cosas con prisa. El disco del año pasado quiero que lo escuche más gente, porque antes no se me conocía y me parece muy buen disco. Prefiero esto y que el siguiente ya sea mejor. Si me hubiera puesto a hacer un disco entero ahora con toda la promo y los ensayos, hubiera sido una mierda de disco seguro.

Hay una cosa en ‘Say Yay!’ que no me gusta: los coros…
¿Te pide más góspel?

Sí, unas voces más negras, no sé qué os ha inspirado, pero me recuerdan a Operación Triunfo.
La hicimos con muy poco tiempo, fue muy rápido. En ‘Who Plays the Drums’ oirás esas voces negras. Si hubiéramos conocido antes a todas las chicas que llevaremos al festival… Vienen y lo notaréis porque… ¡son negras ellas!

Recuerdo traumatizado cómo los coros destrozaron la interpretación de ‘Dime’, una canción chulísima.
Hay que tener cuidado con eso. De todos los coros que tuve en la final de TVE solo viene una chica. No por nada, en los ensayos no lo hacían mal, fue cuestión de sonido… haces los ensayos de una manera y luego… fue increíble el caos de la gala… pero ahora está todo súper medido y ya verás cómo cantan las que vienen ahora. Ya me gustaría a mí cantar así, como ellas.

«Hay una sorpresa bastante jevi, estaban todos acojonados cuando lo propuse, me decían: «se te va la olla, qué huevos tienes», pero hay que divertirse, hay que jugar»

Supongo que en las presentaciones de la canción por Europa, no estáis haciendo el número definitivo de la canción, ¿no? ¿Cómo será la coreografía?
Será distinto. Lo que soy yo, no va a ser algo coreografiado porque no va conmigo. La gente diría «se ha vuelto 100% comercial, es como Britney». Yo bailo más bien como puede bailar Shakira, a mi rollo. Pero las chicas sí están coreografiadas, hay pequeños detalles que quizá la gente vea, quizá no. Ellas bailan pero son cantantes, no hacen «¡zumba!», bailan de una manera muy concreta… Luego, la escenografía es minimalista. La canción tiene un momento reflexivo, un momento de superación y un momento de «fiesta y no voy a morir en el intento». Esas tres facetas se van a ver muy bien en la puesta en escena, pero de manera minimalista. Y hay una sorpresa bastante jevi, estaban todos acojonados cuando lo propuse, me decían: «se te va la olla, qué huevos tienes», pero hay que divertirse, hay que jugar… No puedo revelar cuál es.

Después de que Madonna se cayera sobre el escenario, ya da todo igual, ¿no?
Claro. Pero Madonna es que se pegó un guantazo real, o sea, se cayó de verdad, se enganchó con el bailarín.

Llevaba una capa y no era de velcro y…
Pero que fue de verdad, que se cayó de verdad.

Sí, sí, se dio una buena hostia. ¿Cuántas veces se puede ensayar lo que vais a hacer? ¿20, 200, 1000?
Yo ensayo lo mío por mi lado en los huecos que tengo, es verdad que cuando vas a otros países no deja de ser un ensayo, pero no es lo mismo con las cámaras, los puntos del escenario… Los ensayos de verdad serán los de Estocolmo, por las distancias.

¿Te han aconsejado algo para contener los nervios, guardar la voz, qué hacer el día de antes?
No me han dicho nada, yo quiero hacer meditación desde ya, hice meditación guiada en la final de TVE. No sé si fue eso, pero me sentí muy tranquila y me gustaría que fuera así también. Ahora llevo todo más ensayado, afino mejor, la canto mejor, no voy a decir «vámonos» (se ríe), pero seguro que algo me sale porque yo soy muy de gritar.

«Yo pensaba que ganaba Xuso Jones. Me ayudó mucho Brequette, me cogió por banda por el pasillo tres cuartos de hora antes de salir y me dijo: «que no te pase como a mí, que no acabes y ni te has enterado de la actuación, esto es hoy, ahora, si no lo disfrutas ahora, lo mismo no lo puedes volver a disfrutar»»

¿No pasaste nervios con el rollo que si ganaba Melody María Isabel, que si Electric Nana…?
Yo pensaba que no iba a ganar, yo pensaba que ganaba Xuso Jones. Me ayudó mucho Brigitta (Brequette), me cogió por banda por el pasillo tres cuartos de hora antes de salir y me dijo: «que no te pase como a mí, que no acabes y ni te has enterado de la actuación, esto es hoy, ahora, si no lo disfrutas ahora, lo mismo no lo puedes volver a disfrutar».

Hubo algo que decías que querías hacer en la final y no pudiste, ¿qué fue?
Quería hacer algo muy distinto, no te creas que me acuerdo, era algo de la escenografía. Pero ahora estoy haciendo todo lo que quiero. Me han dicho hace cuatro días que puedo hacer la sorpresa que he propuesto. TVE siempre te dice «los suecos te dejan o no te dejan», pero yo (en bajito) no me lo creo. Siempre digo: «Fede, mándame el mail de los suecos».

Se ha dicho siempre que TVE no quiere ganar el festival para no organizarlo pero yo creo que esta vez, como que sí, ¿no?
Creo que se ha cambiado mucho, mucho, mucho. Están arriesgando en todo, con el idioma, los coreógrafos los estoy eligiendo yo, la coreografía la estoy haciendo yo con Laura (García), aunque hay cosas de Fritz (Mensch) que se quedarán, el vestuario lo he diseñado yo… Yo creo que están abriendo los campos.

¿Quién ha pagado este vídeo rodado en Madrid, Barcelona, Estocolmo, Londres, La Habana y Miami?
El vídeo es mío. Yo, con parte del adelanto que me han dado ellos (Universal), pago la mitad del vídeo, y el resto lo pago yo. Sigue siendo mío porque el adelanto es como un crédito que tengo que devolver. He hecho un contrato de licencia, cuando haces un contrato de licencia, tú te pagas todo, ellos distribuyen y se llevan en royalties un 75% y yo un 25%.

¿Qué tipo de competidora eres? ¿Vas a ganar?
Voy a disfrutar.

¿No haces cábalas, del tipo «por favor que esto no pase de la semifinal porque se parece a mí, que pasen un montón de baladas»?
No me gusta competir, y me dirás «¿para qué te presentas?», no me presenté, me presentaron. Tú puedes aceptarlo, pero competir no es mi mayor fantasía. Me encantaría no tener que pelear, para mí el resto no son competidores, son compañeros de profesión. La gente me ha dicho en Riga que en los últimos años ha sido horrible el ambiente en cuanto a competencia, pero este año no.

¿Tipo?
Grupos de dos divos muy divos, tres de buenrollismo entre ellos pero solo entre ellos… Este año todos nos sabemos las canciones de los demás, a mí me ha hecho una versión el francés y yo le voy a hacer una esta tarde.

«Bélgica, Finlandia y yo vamos en el mismo pack».

¿Nadie te comenta qué canciones pueden ser competencia para ti? No sé, la de Malta, aunque en otro sentido, también es noventera.
A mí la de Malta me recuerda a ‘Running’ de Beyoncé. Más la de Bélgica, que es muy Michael, me encanta porque es la música que yo escucho, y la de Finlandia. Esas dos y yo vamos en el mismo pack.

¿Y no miras sus ensayos, sus directos?
Claro, miras tus puntos flacos y los de otros. Mi canción es complicada de cantar porque no hay aire, no tengo momento para respirar. Tengo que hacer ejercicio, me he movido menos de lo que me moveré. Por eso necesito llegar con muy buen fondo físico, si no, no voy a dar la talla. Tengo que hacer mucho ejercicio para llegar con los pulmones así (NdE: hace un gesto grandilocuente). Lo necesito porque o bien me muevo mucho o bien mi voz no es tan maravillosa como la de Malta.

¿Cuál es tu favorito?
Francia, me encanta Amir, el carisma es importante. Si no tienes ángel, ¿cuánto tiempo duras? Este chico va a durar toda la vida en Francia. Tú le ves hablando y te engancha.

¿Y qué ocasión te parece perdida para España?
Me dio rabia por Edurne, pienso que no estaba a gusto. Es una sensación, ¿eh? Yo creo que ella no es eso, yo la veía venir de medio rockerilla, medio P!nk, en camiseta y vaqueros, la he visto tres veces en mi vida, pero siempre le he dicho: «eres asquerosamente guapa» en camiseta, vaqueros y zapatillas. Y de repente la ves de diva, pero de diva… Tú a Mónica Naranjo le pones un vestido largo y tiene esa dureza, que si la endulzas con un vestido, tiene su gracia como contraste. Pero Edurne no tiene esa pose de diva, ella es mucho más pop.

Es un poco lo que decías sobre no ir en tacones, que vas a Eurovisión, no a Nochevieja año 95.
¿Por qué me tengo que disfrazar? Si fuera una balada, igual iba con mis tacones.

Está saliendo mucho lo de tus antecedentes familiares, que si tu abuelo era dueño del Windsor, etcétera, ¿qué te parece?
Es un coñazo. Jamás he usado mi apellido para nada. Si lo que dicen fuera verdad, y yo tuviera todo eso, yo me habría comprado Los 40 Principales y habría sonado en las radios hace 15 años. No he utilizado nunca mi apellido para estar por delante.

No sé yo si el sueño de una familia así es que la nieta sea una estrella del pop.
Mi madre ha cantado siempre, mi padre murió cuando yo tenía yo un año. Tanto que dicen y a mi padre ni siquiera le conocí. Somos una familia súper grande, y la parte de mi madre es muy de la música, de guitarras, de cantar, súper teatrera. Lo de imitar a Joselito, cantar ‘La campanera‘, me viene de ella, yo cantaba rancheras a dos voces con ella. Pero un día con 14 años canté ‘Without You’ de Mariah Carey y mi madre me dijo: «hija, yo no sabía que cantabas tanto». Ella quiso ser cantante y no pudo serlo y me dijo que tenía todo el apoyo: «tienes que aprender, ponte a estudiar, a escribir y si te lo mereces lo conseguirás».

Ha costado tiempo…
Lo que tenga lo quiero tener porque yo me lo he currado y así ha sido.

Le enseñaron ‘You Fill Me Up’ al presidente de una radio muy grande, le encantó y me dijeron que me pinchaban, sin callouts, sin nada. «Me encanta, ¿en qué discográfica estás?». «No, nada, la mía, Barei Music». «Ah, pues lo siento, no podemos hacer nada»».

He leído tu indignación cuando no pudiste entrar en radio por no tener sello…
No voy a decir la radio pero fui a una radio muy grande de este país con ‘You Fill Me Up’, me dijeron que parecía guiri, que no parecía de aquí, y era justo mi intención, no porque no me quiera parecer a lo español, sino porque es lo que buscaba en ese momento. Se lo enseñaron al presidente, le encantó y me dijeron que me pinchaban, sin call-outs, sin nada. «Me encanta, ¿en qué discográfica estás?». «No, nada, la mía, Barei Music». «Ah, pues lo siento, no podemos hacer nada». Es súper duro que te digan eso, porque me dices que puedo sonar, pero como no tengo un sello detrás no podéis ponerlo…

¿Has pensando en buscar un productor que no sea Rubén para llevar tu sonido un poco más lejos?
Es que lo hace muy bien y yo tengo que pagarlo. Ahora Sony nos va a dar un adelanto por lo de autores de Malú, el año que viene nos llegará mucho porque empieza ahora la gira con el Palacio de los Deportes… Ahora, cuando haga un coro góspel no serán 3 personas multiplicadas por 20. Y la reedición que sale ahora está masterizada en América por el chico de Ariana Grande, Chris Gehringer.

Foto: Facebook.

Etiquetas: ,

La Tienda JNSP