‘Cheap Thrills’ de Sia, el hitazo del verano que solo nuestros lectores vieron venir

Por | 28 Jun 16, 18:40

Sia_Cheap_ThrillsEl sorpasso del verano va a ser el de ‘Cheap Thrills’, que con 395 millones de reproducciones en Spotify amenaza con terminar siendo la canción más escuchada de Sia en esta red cuando acabe la temporada, por encima de ‘Chandelier’ (486 millones). Hemos comprobado que en unos tres días ha recortado 10 millones de diferencia: en un mes la habrá superado. El tema, que en abril era número 2 en Reino Unido y número 1 en España -el primero de Sia en nuestro país-, acaba de conquistar el último mercado que le faltaba: el estadounidense. ‘Cheap Thrills’ ascendía al fin al top 10 del Billboard Hot 100 la semana pasada después de meses en que el «sleeper» iba calando poco a poco. Esta semana sube del puesto 8 al puesto 6 y no parece que vaya a ser su cima.

¿Quién lo habría dicho cuando fracasaba ‘Alive’? ¿Quién lo habría dicho cuando veíamos su decepcionante vídeo? Alguien sí lo vio venir: nuestros lectores. Sólo ellos percibieron que el tema era un hit desde el principio y lo alzaron al top 1 de nuestra lista semanal el pasado mes de diciembre, en cuanto se avanzaba, mucho antes del remix con Sean Paul y superando en votos a canciones tan bonitas como ‘Madera muerta’ de Alberto Montero o a hits tan rotundos como ‘Right There’ de Diplo y Sleepy Tom.

¿Cuáles han sido las claves del éxito de la canción? El añadido de Sean Paul no parece haber jugado un papel tan decisivo como otras tres cuestiones. En primer lugar, está interpretada por Sia. La cantante ya no es una autora conocida por cuatro matadas de internet, indudablemente ‘1000 Forms of Fear’ cambió su destino tras los virales de ‘Chandelier’ y ‘Elastic Heart’, hasta el punto de que quizá la pregunta es por qué no convierte en oro todo lo que toca. ¿Quizá porque el nuevo público es menos fiel?

En segundo lugar, el toque tropical house de la canción, que recuerda a uno de los mayores éxitos del año pasado, ‘Lean On’, desde sus primeras notas. Sólo por haber salido en pleno mes de diciembre no se podía adivinar que esto iba a resistir hasta el verano. Estaba claro que pronto arrasaría una canción en la línea del hit de Diplo, DJ Snake y Mø. Los tres lo han intentado por sí mismos pero al final ha sido otra la que se ha llevado el gato al agua.

Y por último, una letra totalmente molona, casi un himno popular, que habla sobre pasarlo bien sin necesidad de dinero. El estribillo es claro: «no necesito billetes de dólares para pasármelo bien esta noche». No en vano después continúa: «no necesito dinero, mientras tenga el ritmo / no necesito dinero, mientras pueda seguir bailando». Y el título de la canción, «cheap thrills», es una expresión que alude a los placeres pequeños, a las fuentes de placer, disfrute y satisfacción de corto recorrido. Hedonismo puro de fin de semana (hay menciones al «viernes» en la primera estrofa y al «sábado» en la segunda) para el que, por si no ha quedado claro, no hace falta pasta.

Como curiosidad, la aportación de Sean Paul es tipo «tú vales más que los diamantes y el oro», «no voy a tocar ni un dólar en mi bolsillo» (para pasárnoslo bien), lo cual puede añadir un componente sexual también presente en la expresión «cheap thrills».

Como todo el mundo sabe a estas alturas, ‘Cheap Thrills’ fue escrita para Rihanna por Sia y su habitual colaborador Greg Kurstin, conocido en principio por sus composiciones con Lily Allen. Rihanna no la incluyó en ‘ANTI’ y no tiene por qué arrepentirse, pues su disco es más oscuro, muy poco tropical house y además ha sabido parir un hit mayor aún como es ‘Work’; si bien eso no implica que la explicación de Sia sobre ese rechazo no sea interesante: «Me di cuenta según la iba desarrollando de que sonaba demasiado Brit-Pop para Rihanna. Es más Icona Pop», declaraba a Rolling Stone.

¿Quizá ese toque British ha supuesto que el tema tarde tanto en calar en Estados Unidos o que ‘Lean On’ haya ido algo peor al otro lado del charco que por aquí? En cualquier caso, le pasaron la canción a Rihanna, pero ella y su equipo la rechazaron. Sin embargo, Sia se enganchó a ella. «No podía parar de ponérmela en el coche. Por alguna razón, me encantaba escucharla, lo que me hacía sentirme como si me estuviera masturbando, porque normalmente no me pongo mis propias canciones. Tiene algo que hace que te vengas arriba, que te pongas de buen humor, así que fingía simplemente que no era yo quien cantaba. Sonaba muy veraniega y divertida, así que me dije: «la pondré en mi disco»». Y bingo.

Es curioso que se haya añadido un remix con Sean Paul, que se hayan hecho dos vídeos para el tema, uno con los bailarines Minn Vo y Stefanie Klausman interactuando disfrazados de Sia, en un show televisivo en blanco y negro inspirado en American Bandstand; y el otro limitado a una performance de nuevo de Maddie Ziegler. A diferencia de lo que sucedía con ‘Chandelier’ y ‘Elastic Heart’, esta vez ninguna de las tres cosas se ha viralizado y la canción ha terminado brillando por sí misma. Poco a poco.

Ahora que por fin Sia triunfa de manera orgánica por su canción, ¿sí podemos adivinar que su fidelidad de cara a su siguiente disco será mayor? ¿Ahora sí que sí se ha confirmado como estrella internacional y tras actuar en Coachella ha podido subir su caché? ¿Quiere acaso o seguirán persiguiéndola sus contradicciones respecto a conseguir la fama?

Etiquetas: , ,

La Tienda JNSP