Quantcast

Alicia Keys / Here

-

- Publicidad -

Alicia Keys / Here

alicia-maquillajeCuando Alicia Keys llegó del gimnasio al estudio de Paola Kudacki sin maquillar y con un pañuelo debajo de una gorra de béisbol para disimular la pelambrera fue esta última la que propuso fotografiarla de esa guisa. Tal y como Keys escribió más tarde en Lenny, la idea no le hizo sentir muy cómoda y no fue hasta después de la sesión, cuando vio las primeras imágenes, que se sintió libre, bella, honesta, fuerte y empoderada.

Lo curioso es que la letra de ‘Girl Can’t Be Herself’, un juguetón y muy disfrutable medio tiempo que parte de la versión de ‘La Vie en Rose’ de Grace Jones, llevaba tiempo escrita antes de la sesión de fotos. «Quizá todo este Maybelline está tapando mi autoestima / ¿Quién se va a encargar de quitarme las curvas? / Estoy tan casada de esa imagen / Quién eres tú para criticar cuando la belleza está solo en los ojos de quien mira / Pues mírala». Quizá sea ahí donde radica el mayor problema de ‘Here’, el nuevo trabajo de Alicia Keys después de 4 años: a pesar de tener el concepto del disco muy claro -más sinceridad, más crudeza- es como si la artista no se hubiese atrevido a ir un paso más allá y rematar. Poco importa que el resultado de esa sesión de fotos fuese espectacular y acorde a su discurso. La ganadora de 15 Grammys tuvo sus más y sus menos a la hora de aceptar la propuesta y, si nos centramos en el aspecto puramente musical, en ‘Here’ ocurre lo mismo que lo que ocurrió en ese estudio fotográfico. Es la propia Keys la que pone el freno.

- Publicidad -

No me corresponde a mí, porque no sabría ni por dónde empezar, entrar a valorar la presión que tiene que soportar una estrella de pop en relación a su imagen. Tampoco lo que tiene que suponer que una artista mainstream se plantee un giro en su carrera como el que supone ‘Here’. En mi cabeza al menos, Solange lo tuvo que tener más fácil con ‘A Seat at the Table‘. Lo que es indudable es que, por desgracia, Keys no ha llevado hasta las últimas consecuencias esa sinceridad y crudeza, ese «quiero escucharme a mí misma» que pretendía.

Se nota desde la primera escucha completa del disco. La primera mitad -en realidad no llega, más bien un cuarto- es casi un prodigio que recuerda a, ejem, Lauryn Hill y recoge el testigo, salvando las distancias, de Frank Ocean, la citada Solange o Blood Orange. La misma paleta del R’n’B de siempre pero mezclada de distinta forma y un discurso mucho más consciente de los tiempos que corren. Un intento de ‘What’s Going On’, vaya. ‘The Gospel’ comienza con un piano -nada que ver con el típico piano de las anteriores canciones de Keys- y sigue con una base sobre la que se traza un retrato de una familia concreta en una comunidad muy concreta: «Mamá nos preparaba la sopa / Papá nos echaba la bronca / El tío era un borracho / El primo un delincuente / Las cucarachas y las ratas / la heroína y el crack / A mí no me miréis / Solo os estoy dando los hechos / Todo el mundo tiene un pasado pero no puedes volver atrás». ‘Kill Your Mama’, emparentada en sonido con el ‘Daddy Lessons’ de Beyoncé, y su mensaje ecologista -«Cómo puedes matar a tu madre / Cuando ella te va a amar hasta la tumba»- sirve de preámbulo para la, con mucha diferencia, mejor canción del disco: ‘She Don’t Really Care_1Luv’. Más que escuchar, este número de R’n’B se paladea.

- Publicidad -

Y a partir de aquí, con la única excepción de ‘Girl Can’t Be Herself’, ‘Where Do We Begin Now’ e ‘In Common’, Keys vuelve al terreno seguro y aburrido de siempre. Con más o menos inspiración pero sin ofrecer nada nuevo. Puede que escribir acerca de cómo los medios tratan el sexo como algo prohibido mientras nos encasquetan imágenes violentas pueda tener algo de interés pero, seamos sinceros, ‘Holy War’ podía estar perfectamente en un disco de Chenoa.

‘Here’ no es un mal disco. Es cierto que su resultado final no tiene mucho que ver con las pretensiones iniciales pero sería injusto no apreciar unas virtudes que, sin tener en cuenta de dónde venía la autora, son bastantes. Si ya se analiza el trabajo teniendo en cuenta la carrera en conjunto de Keys y comparamos con ‘Looking for Paradise’, el salto cualitativo ha sido enorme. Es cuestión de esperar un par de discos más a que Alicia Keys tenga un poco más de confianza y pueda llegar a la meta.

Calificación: 6/10
Lo Mejor: ‘She Don’t Really Care_1Luv’, ‘Girl Can’t Be Herself’, ‘In Common’ y ‘The Gospel’.
Te gustará si te gusta: ser [email protected] con la gente que lo intenta.
Escúchalo en: Spotify

Lo más visto

No te pierdas