‘The Crown’ no es «la serie de Netflix para señoras»

Por | 24 Nov 16, 14:56

the-crown-netflixRecuerdo perfectamente cuando ‘Downton Abbey’ se despidió de la televisión: en la congoja de ver cómo el folletín de Lady Mary (y su especial de Navidad, del que me declaro el mayor fan sobre la faz) se me unió un amigo quien, comentándolo, dejó caer la siguiente afirmación: «a mí dame nobles y un buen acento británico y yo soy feliz». Obvio comentar que ambos estamos enganchadísimos a ‘The Crown’, uno de los nuevos aciertos de Netflix (y van taytantos tras ‘House Of Cards’, ‘Narcos’, ‘Stranger Things’, ‘Master Of None’…).

Comento este tema precisamente porque cada vez que veo por ahí escrito el (muy machista) comentario de que «‘The Crown’ es la serie de Netflix para señoras» me encabrono bastante. Netflix no ofrece datos pormenorizados del visionado de sus productos, pero estoy seguro que de hacerlo más de uno se llevaría un sorpresón. Por dar un dato, las primeras peripecias de la familia Crawley llegaron nada más y nada menos que a unos diez millones de personas, acumulando algo menos de un 40% share. Como mínimo estos datos invitan a hacer una reflexión al respecto del tipo de contenido que ven realmente las señoras, del público que seguía la serie y, por extensión, del que probablemente sigue esta.

Lo que sí es seguro es que ‘The Crown’ parece la sucesora natural de ‘Downton Abbey’. No solo por el hecho de que ambas tramas, que incluyen a la nobleza y realeza británica, estén muy cerca, sino también por sus formas. Tal y como pasara en la serie de Julian Fellowes, en ‘The Crown’ todo está espectacularmente medido. Claire Foy, de hecho, hace un gran trabajo imitando los movimientos de Isabel II (el bolso, el saludo, esa posición de manos entrecruzadas sobre el vientre cuando está insegura…); pero también Matt Smith como el Príncipe Felipe, quien según avanza la serie se muestra más mohíno, taciturno e impertinente.

¿Hay algo de verdad en ‘The Crown’? Basta con dirigirse a este simpático artículo de Mashable sobre el asunto. Y es que, en el fondo, ‘The Crown’ no es solo la serie ñoña de Peter Morgan (suyo es el guion de ‘The Queen’) que todos esperábamos sobre la corona británica o sobre cómo Isabel II llegó al trono de forma inesperada, sino que además se convierte en una carísima clase de historia en verso libre que te tendrá permanentemente buscando en Wikipedia datos sobre la Gran Niebla de Londres de 1952 o sobre el retrato de Winston Churchill que pintó Graham Sutherland. Y ojo, que estos dos últimos enlaces contienen spoilers. 8.

La Tienda JNSP