‘Legion’: el superhéroe de Marvel que se ve mejor en slow motion

Por | 13 Feb 17, 20:31

legion-dan-stevens-aubrey-plazaPara quienes sean auténticos fanáticos del universo Marvel, David Haller es un personaje para el que prácticamente no hace falta presentación. Su fama y su importancia dentro de la familia de superhéroes paridos por la editorial estadounidense es más que merecida. Pero para quienes no lo tengan tan claro, hemos decidido ahorrarnos el espoiler, aunque desafortunadamente este se haya expandido como un mísero virus de la gripe en plena estación invernal por algunos de los diarios más leídos de toda España.

De momento, nosotros diremos que Haller es el protagonista de ‘Legion’, la nueva serie de Marvel, que sorprendentemente no está entre las producciones de Netflix (responsables, en los últimos años, de ‘Jessica Jones’, ‘Daredevil’ o ‘Luke Cage’, por ejemplo). También es relevante que este personaje está interpretado por un Dan Stevens al que te costará reconocer. Sí, ese rubio delgaducho fue, con un par de kilos más, el actor que interpretó a Matthew Crawley en ‘Downton Abbey’. Y créenos, ha dejado atrás su posición en la alta aristocracia británica para bajar a un mundo mucho más violento y caótico.

Pero que no cunda el pánico: en los primeros minutos de ‘Legion’, el espectador neófito se encontrará un brevísimo resumen de la vida de Haller que, si bien no desvela aspectos clave, sí que lo deja todo ligeramente más claro. La vida de David transcurre frente a nosotros desde su niñez e infancia hasta su atormentada juventud para llegar al que se nos presenta hoy en día, un adulto institucionalizado bajo un diagnóstico de esquizofrenia y con problemas para distinguir entre realidad e imaginación.

Es precisamente ahí donde acierta de lleno ‘Legion’. Al tener como protagonista a alguien incapaz de diferenciar entre onírico e intangible, bien sea a causa de su enfermedad o de sus poderes, la serie ambienta en torno a él un mundo en el que el propio espectador desconoce si lo que está viendo está sucediendo de verdad o no. Los telespectadores son transportados a un mundo puramente lynchiano que engancha desde el primer momento, y donde la enfermedad mental sirve de metáfora para los poderes de este mutante.

Todo esto por obra y gracia de Noah Hawley, quien ya hiciese maravillas trasladando a ‘Fargo’ a la pequeña pantalla. Es él quien convierte las filigranas de un guion desencajado e inconexo en un enorme rompecabezas, usando una estrategia que ya hemos visto otras veces este año (en ‘The OA’, por ejemplo), pero que en este caso resulta más atinada y relevante que nunca. La misma confusión que siente el protagonista en pantalla la sufre el espectador, y si Hawley es capaz de mantener la atención del público lo suficiente, es posible que esta se convierta en la primera gran serie que nos deja este 2017.

Calificación: 8/10. Sería justo y necesario poder calificarla de nuevo cuando acabe, porque puede acabar tan mal como bien.
Destacamos: a Aubrey Plaza. Lenny Busker es solo un personaje recurrente, pero menudo personaje con más chicha.
Te gustará si te gusta: en general, el universo Marvel. Aunque ojo, esta serie es un poco rompedora. At your own risk, como dicen los americanos.
Predictor: cualquier cosa que venga de Noah Hawley se merece triunfar. Te rogamos, óyenos.

Etiquetas: , ,

La Tienda JNSP