Vuelta al cole: 10 discos para afrontarla

Por | 18 Sep 17, 19:40

chemical¿Hora de volver a clase o, peor aún, al trabajo? ¿Poco espíritu para afrontar este lunes? Te proponemos 10 discos que pueden devolverte algo de energía, pues casi todos ellos parecen ideados precisamente como sustitutos de una inyección de adrenalina.

León Benavente / 2 (2016)

Si hay un disco con canciones capaces de resucitar a un muerto es el segundo de León Benavente, que no han dejado de presentar durante el último año por todo el país. En él encontramos singles tan certeros como ‘Tipo D’, ‘Gloria’ o ‘La ribera’, pero es que entre guitarrazos punk y ritmos kraut o simplemente salvajes, ‘California’, ‘Nuevas tierras’, ‘Aún no ha salido el sol’, ‘Celebración – Siempre hacia delante’ o la evocadora ‘La vida errando’ habrían sido excelentes cuartos, quintos, sextos, séptimos singles. ¿Hemos apreciado lo suficiente este discazo?

Ramones / Ramones (1976)

14 canciones, 29 minutos y 4 segundos. 6000 escasos dólares de presupuesto para la grabación. Una máxima que decía “Elimina lo innecesario, concéntrate en la sustancia”. Los Ramones se hicieron célebres con este debut que tardaron 40 años en convertir en disco de oro pero que ha corrido de mano en mano durante cuatro décadas gracias a temazos condensados en aproximadamente 2 minutos como fueron los conocidos ‘Blitzkrieg Bop’, una de las canciones más pinchadas de la historia; ’Beat on the Brat’ o la maravillosa ‘I Wanna Be Your Boyfriend’. ‘Listen to My Heart’ y ‘I Don’t Wanna Walk Around With You’ seguida de ‘Today Your Love, Tomorrow the World’ puede que sean lo que necesitas hoy. HEY HO, LET’S GO!

Kelis / Flesh Tone (2010)

Antes de que la EDM aburriera a las vacas, en la primavera de 2010, cuando David Guetta todavía era tolerable, Kelis sacó un disco de dance puro y duro de los que te hacen levantarte en cuanto empiezan y te impiden sentarte hasta que acaba. Por allí estaba el single ‘Acapella’, pero también la machacona ‘Emancipate’, tiros como ’22nd Century’ o ‘Home’ y los singles ‘Brave’ y ‘4th of July’. Como curiosidad, con este fiestón con after incluido, Kelis celebraba su maternidad. ¿Quién dijo que solo podía hacerse con baladas y una producción ambiental apta para la introspección?

Buzzcocks / Singles Going Steady (1979)

Concebido como una recopilación de sencillos de algunos de sus discos y sencillos sueltos, junto a algunas de sus caras B, para presentar a los Buzzcocks al público norteamericano, ‘Singles Going Steady’ ha terminado siendo involuntariamente uno de los «grandes éxitos» más importantes de la historia. En él caben algunas de las piezas de punk rock más destacadas de finales de los años 70, como ‘Ever Fallen In Love (With Someone You Shouldn’t’ve)’, canciones con la pegada de ‘Everybody’s Happy Nowadays’ y maravillas como ‘Why Can’t I Touch It?’. Un disco que no deja tregua, sobre todo en su versión original de 16 canciones (en la reedición de 2001 cupieron 8 más).

The Chemical Brothers / Exit Planet Dust (1995)

Aunque ‘Dig Your Own Hole’ sería su primer número 1 y el disco con el que muchos les conocerían, sobre todo en países ajenos al Reino Unido como el nuestro, el debut de Chemical Brothers editado durante el verano de 1995 sigue siendo para muchos su mejor disco. Todo ello sin hits tan definitivos como los que vendrían después. Una de las mejores muestras del big beat de la época, en la que cabía la deliciosa psicodelia de ‘Life Is Sweet’ (y la aportación de Tim Burgess es decisiva para acercarles a Madchester, para aunar electrónica y rock) o su personal adaptación de ‘Song to the Siren’ por la vía de This Mortal Coil y a su vez Dead Can Dance. Nunca terminan de bajar los beats por minuto, ni siquiera del todo cuando llega la preciosidad de voz de Beth Orton en el tema final.

Ascii.Disko / Ascii.Disko (2003)

En plena eclosión de electroclash, a principios de los años 2000, despuntó el disco homónimo de Ascii.Disko, el proyecto de Daniel Holc, natural de Hamburgo. No desarrolló una enorme carrera ni se forró tanto tirando de techno y electro como un Felix Da Housecat, pero este álbum sigue sonando como un rompepistas detrás de otro. Despuntan singles como ‘Cool’ y sobre todo ‘Einfach’, mientras que los escasísimos momentos relajados también cumplen su función: ‘Jetzt’ acentúa el poder de ‘Aldimarkt’ y ‘Schanze’ simplemente cierra. Entre medias, inquietantes recuerdos a OMD y Kraftwerk con un punto siniestro.

Daft Punk / Alive 2007

El segundo disco en directo de Daft Punk, grabado durante la que ha sido su última gira de momento es todo un trallazo tras trallazo del dúo francés, seis años antes de que triunfaran con ‘Get Lucky’. No se olvidaron de ‘Around the World’ junto a ‘Harder, Better, Faster, Stronger’ ni de ‘One More Time’ junto a ‘Aerodynamic’, pero lo más llamativo es lo bien encajado que está todo, logrando que hasta la menor ‘Human After All’ suene como un pedazo de hit. Esta gira, por cierto, llegó a pasar por Madrid y Barcelona, en concreto durante el extinto Summercase.

Chic / Chic (1977)

Aquí un disco del que el dúo francés aprendieron un par de trucos (esa manera tan orgánica de grabar las baterías en la música de baile) y tomaron un colaborador. Un año antes de que publicaran el imprescindible ‘C’est chic’ que incluiría las seminales ‘Le Freak’ y ‘I Want Your Love’, Chic debutaban con esta maravilla que nos dejaba singles de nombres tan ilustrativos como ‘Dance, Dance, Dance’ o ‘Everybody Dance’. También incluye una balada -‘Falling In Love With You’-, ¿pero cómo no enfrentarse a la ciudad con ganas atendiendo a la letra de ‘You Can Get By’?

New Order / Technique (1989)

Basta ya de pinchar ‘Blue Monday’ y como mucho ‘Bizarre Love Triangle’ y ‘True Faith’. Hay muchos más New Order que reivindicar y, por las escuchas de las plataformas de streaming, el mundo parece haber olvidado que el mejor disco de la banda de Manchester se llama ‘Technique’. Grabado en Ibiza e incorporando ya a finales de los años 80 las influencias del acid house, el álbum sería un precedente del sonido balearic que triunfaría 20 años después.

Pizzicato Five / The Fifth Release from Matador (2000)

A finales de siglo, Pizzicato Five era una de las bandas más cool que escuchar en el planeta, pese a que la formación estaba próxima a expirar, y por cierto para no volver jamás. Este álbum, la versión americana de su disco homónimo, que se distribuiría en todo el mundo gracias a Matador como su propio nombre indica, contenía canciones uptempo como ‘Room With a View’ o la medio rockera ‘LOUDLAND!’. Una delicatessen de j-pop de toques jazzy imprescindible para seguidores de Saint Etienne.

La Tienda JNSP