Björk denuncia el acoso sexual de “un director danés”, Lars Von Trier niega haberla acosado

Por | 16 Oct 17, 11:10

bjork-blacklakeDesde que la semana pasada se supiera que uno de los productores más importantes de Hollywood, Harvey Weinstein, era despedido de su propia compañía debido a varias acusaciones de acoso sexual, la industria del entretenimiento –sobre todo la del cine, pero también la televisión y la música– está viviendo una avalancha de casos silenciados o desapercibidos verdaderamente terrorífica. Tras los primeros testimonios de Mira Sorvino, Rosanna Arquette y Asia Argento en un reportaje de The New Yorker, más de 30 actrices populares se han sumado a denunciar públicamente el trato dispensado por Weinstein, al que definen como un depredador sexual: Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow, Ashley Judd, Cara Delevigne, Léa Seydoux –la cual ha explicado su experiencia en un crudo artículo para The Guardian, corroborado por su amigo, el músico Jeremy Jay– y Lysette Anthony –la británica asegura que fue violada por él– han contado cómo el fundador de Miramax se valía de su posición de poder en la industria para forzar encuentros en los que se insinuaba sexualmente e incluso trataba de forzar a las actrices. Es algo que al parecer ha sucedido con frecuencia durante los últimos 30 años y que, en caso de producirse una denuncia, silenciaba con acuerdos económicos.

Lo más pavoroso del asunto es que era un secreto a voces en Hollywood: aunque muchos dicen sorprenderse, Jessica Chastain o Kate Winslett han contado que ya habían oído del asunto. Incluso ha emergido un vídeo de la presentación del Oscar a la mejor actriz del año 2013 en el que Seth McFarlane aseguraba que, por suerte para las cinco nominadas, “ya no tendrían que fingir que les gusta Harvey Weinstein”. También se ha recordado que la músico Courtney Love dijo en una entrega de premios en 2005: “Si Harvey Weinstein te invita a una fiesta privada en el Four Seasons (hotel de lujo de Beverly Hills), no vayas”. Ahora Love ha contado en Twitter que, aunque nunca sufrió ese acoso, sí fue vetada por esas declaraciones de CAA, la agencia de interpretación más importante de Hollywood. Sin embargo, no ha sido hasta hace unas horas que Weinstein ha sido expulsado de la Academia de Cine De Hollywood. Sumado a los casos judiciales en marcha contra el actor Bill Cosby, es evidente que tristemente no es algo inédito en la Meca del cine, pero este caso parece haber hecho despertar a las actrices y mujeres de esa industria.

Sin embargo, como decíamos al principio, el escándalo Weinstein no ha hecho más que espolear la aparición de más casos, de manera casi insólita y también en otros ámbitos. En el televisivo, el presidente de Amazon Studios, Roy Price, ha sido suspendido por la compañía después de que la hija del célebre escritor Philip K. Dick, Isa Dick Hackett, denunciara en una entrevista que fue acosada sexualmente por él durante una cena en la que hablaban sobre el proyecto de la serie ‘The Man In The High Castle’, basada en una novela de Dick. En el mundo del rock, también hemos conocido diferentes noticias igualmente terribles: Real Estate han asegurado ahora que despidieron del grupo a su anterior guitarrista Matt Mondanile (ahora en Ducktails, que han sido despedidos de Domino de manera fulminante) después de que este fuera acusado por varias mujeres de haber sido tratadas de forma “inaceptable”; del mismo modo, el ex-guitarrista de Mac DeMarco y autor de discos como ‘Strange Dreams’, Alex Calder, ha sido despedido de Captured Tracks después de que el músico fuera acusado de una agresión sexual; también ha sido cancelada la gira del productor de electrónica The Gaslamp Killer por Australia después de ser acusado de violación por una mujer y su amiga en el año 2013 –lo cual él ha negado–.

De manera aún más llamativa y a medio camino de ambos mundos, una de las mujeres más influyentes de la música pop de los últimos 20 años, la islandesa Björk, también ha denunciado un caso de acoso sexual vivido en sus propias carnes. “Inspirada por las mujeres de todas partes que están hablando online”, ha decidido contar en su perfil de Facebook su experiencia personal “con un director danés”. Aunque protagonizó ‘The Juniper Tree’ en el año 90 a las órdenes de la norteamericana Nietzchka Keene en Islandia y participó en ‘Drawning Restraint 9’ de su ex-marido –también norteamericano– Matthew Barney en 2005, su experiencia cinematográfica más destacada fue la película musical ‘Dancer In The Dark’ (en España, ‘Bailar en la oscuridad‘, del año 2000) dirigida por el danés Lars Von Trier. Aunque no le cite en ningún momento, blanco y en botella. Björk asegura que le sorprendió descubrir, viniendo de uno de los países más igualitarios del mundo y estando en una “posición fuerte” en el mundo de la música, que la norma en el cine era que el rol de la mujer era el de alguien “inferior”, y que el acoso sexual y los tocamientos estaban totalmente normalizados y asumidos por todos los implicados en la industria.

También cuenta que, cuando se negaba a ello, el director “se enfurruñaba” y la “castigaba”. Dice que ella logró zafarse de ello gracias a su fuerza y su “gran equipo”, pero teme que otras actrices con las que trabajara el “mismo hombre” no lo consiguieran. Pero está segura de que “el filme que el director hizo después estaba basado en sus experiencias conmigo” –la primera película que hizo Von Trier tras ‘Dancer In The Dark’ fue ‘Dogville’, protagonizada por Nicole Kidman– y asegura que “tuvo un comportamiento más justo y una relación más seria con sus actrices” tras su enfrentamiento, por lo que cree que hay esperanza y que su escrito se une a “una ola de cambio en el mundo” para “detener esto”.

Actualización: En una entrevista a un medio danés, Lars von Trier ha negado las acusaciones de Björk, asegurando que “no es el caso” que acosara sexualmente a la artista, aunque apunta “es un hecho que no nos llevamos bien”. Por su parte, el productor Peter Aalbæk Jensen, que trabajó en ‘Bailando en la oscuridad’ junto a von Trier y Björk, ha defendido al director, explicando “lo que recuerdo que es que las víctimas fuimos nosotros, esa mujer era más fuerte que Lars von Trier, yo y todo el equipo de la película juntos”. Björk no ha respondido a estas declaraciones.

La Tienda JNSP