Ojete Calor / Pataky

Por | 12 Nov 17, 14:01

ojete-calor-patakyEs curioso cómo la carrera reciente de Ojete Calor y la de Maroon 5 han discurrido paralelas en los últimos tiempos: tras sus exitosos álbumes anteriores de hace unos 3 años –‘Delayed!’ y ‘V’ respectivamente–, sus nuevos discos se publicaban el pasado 3 de noviembre tras haber ido espaciando en el tiempo sus adelantos, éxitos como ‘Viejoven’ y ‘Tonta Gilipó’ (featuring Amaral) –en el caso del dúo formado por Carlos Areces y Aníbal Gómez– o ‘Don’t Wanna Know’ (featuring Kendrick Lamar) y ‘Cold’ (featuring Future) –en el caso de Adam Levine y los otros cuatro que nadie nunca sabe cómo se llaman–.

Bobás al margen, lo cierto es que desde que el dúo de actores metidos a cantantes de subnopop anunciara que dejarían los escenarios su popularidad ha crecido exponencialmente. Igual lo tenían todo planeado y todo. Y es que de dar a entender que incluso no habría más Ojete Calor hemos pasado a verles como absolutas estrellas en festivales nacionales y contemplar cómo varias de sus canciones cuentan sus streamings por varios cientos de miles (‘Viejoven’ en concreto se va acercando al millón de escuchas solo en Spotify, ojito). Su truco, obviamente, está en que su discurso artístico –esto es, pop muy bien hecho pero mal cantado y envuelto en un halo de mamarrachismo extremo para que nadie pueda tomarse a mal la carga de ácido que trasladan muchas de sus letras de modo que la opinión más inquisitorial les vea como poco más que un chiste– es apto para todos los públicos.

‘Pataky’ es, en ese sentido, una versión mejorada de ‘Delayed!’, aunque tiene sus puntos flacos. Básicamente el hecho de que conociéramos ya hasta 7 cortes del disco y que sean –con alguna excepción– los mejores del conjunto supone una pequeña decepción. Más que nada porque hay ¡12 temas más! Es decir, bastantito relleno. Vale que hay 4 interludios o bromis más o menos rijosos –el primero abre el disco con Lucía Etxebarría en plan académica de la RAE–, pero es que entre las novedades hay temas prescindibles como la semi-instrumental ‘Subnopop’ –que más bien es un jingle introductorio, aunque ese “Donna Summer” tan aleatorio dé risa– o ‘Ismos’, que ni tiene la gracia que ellos deben creer que tiene ni resulta excitante musicalmente.

Hasta ahí las debilidades. Ahora viene lo bueno. Primero, Carlos y Aníbal han optado por dejar atrás aquellos tics rockeros de su primer disco que, creo yo, eran lo que lo hacían sonar algo desfasado. En ‘Pataky’ se centran en el electropop, a veces más synth, a veces más punchy-punchy, salpicado con algún guiño a otro palo ajeno (el cachondo perreo de ‘La niña de Suramérica’; el folk-esputo de ‘Sinceridad no pedida’ –con coros que nos aventuramos a decir que son de Guille Mostaza–; el doo-wop con plot-twist de ‘Amiga de las estrellas’). Y eso le da una unidad que le sienta muy bien. Y segundo, sumando trallazos innegables como ‘Gente que imita mal los acentos’ o ‘Vintage’ –atinado deprecio por la nostalgia cuñada– a ya éxitos como ‘Opino de que’, ‘Qué bien tan mal’, ‘Vete a tu casa’ –versión de ‘Freed from Desire’ de Gala– o ‘Madrid-Bilbao-Bollo’ arman un buen grupo de canciones perfectas para bailar haciendo el mónguer –o no– y confirman que cuando van al grano son demoledores.

Además, en los momentos que relajan el ritmo y no matan musicalmente lo suplen con mucha, mucha coña: hablo de ’La gente mala’ –ese “who’s bad”, ese “Pinocheto”…– y ‘La gente extranjera’, su versión depechemodesca de ‘People Are Strange’ de The Doors. Como ya hemos defendido en alguna ocasión, es una auténtica alegría que queden artistas (como ellos, Las Bistecs, Los Ganglios, Anntona, Ladilla Rusa, Los Koplowitz…) que se rebelen contra el atavismo que equipara automáticamente dramatismo y épica con calidad musical. Pero, sobre todo, lo es que haya una generación que no solo acepte eso (algo de lo que no pudieron disfrutar Alma-X, Feria, Blas y las Astrales) sino que también lo goce bien con este ‘Pataky’.

Calificación: 6,9/10
Lo mejor: ‘Tonta Gilipó’, ‘Viejoven’, ‘Vintage’, ‘Opino de que’, ‘Qué bien tan mal’.
Te gustará si te gustan: Las Bistecs, Los Ganglios, Alma-X, McNamara.
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:

La Tienda JNSP