Drake / Scorpion

Por | 13 Jul 18, 10:26

La mayor sorpresa de ‘Scorpion’, el exitosísimo nuevo disco de Drake, no es que el canadiense revele en él su paternidad, que había estado escondiendo (su hijo, Adonis, nació en 2017), sino que sea un disco más o menos digno cuando es doble y llega a las 25 pistas. Claramente sobran en ‘Scorpion’ al menos unas 10, pero por lo menos estas están mejor repartidas en la secuencia o simplemente son mediocres, lo cual por cierto incluye una colaboración con Jay-Z que samplea ‘Dopeman’ de N.W.A. La fórmula parece perfecta, pero el resultado es la anodina ‘Talk Up’.

Se percibe en las composiciones de Drake cierto desgaste y conformismo desde hace tiempo, y aunque el enorme éxito de ‘God’s Plan’ me parece un verdadero misterio, claramente su estribillo “it’s a lot of bad things that they wishin’, they wishin’, they wishin’ on me” ha calado y se ha convertido en uno de los más emblemáticos de su carrera. ‘God’s Plan’ es tan representativa del estilo “chill” de Drake como ‘Hotline Bling’, pero hablándonos -cómo no- de su éxito, consigue un single bastante carismático que sin duda destaca muy por encima del grueso del primer CD de ‘Scorpion’, centrado en el rap y en el que brillan otros temas que hablan de lo mismo como ‘Emotionless’, que samplea a Mariah Carey e incluye la bonita reflexión sobre la fama “tengo todos estos seguidores, ¿pero quién me seguirá de verdad hasta el final?”, o la durilla ‘Nonstop’, el mayor éxito del álbum al margen de los singles.

Gracias a samples excelentemente integrados como el de Nas en la intrigante ‘Mob Ties’ y el de Detroit Emeralds en la “old skool” ‘8 out of 10’, Drake logra un primer CD de ‘Scorpion’ digno, mientras la rica producción de temas como ‘Survival’ o ‘Sandra’s Rose’, cuya melodía recuerda improbablemente a ‘Feel You’ de Julia Holter y que Drake dedica a su madre (a la suya, no a la de Holter), lo refuerzan. Peor es el CD2, centrado en el R&B y donde encontramos la mayoría de los peores temas, como ‘That’s How You Feel’, que utiliza un sample espantoso de un directo de Nicki Minaj (?), la risible ‘Ratchet Happy Birthday’ (¿quién ha aprobado esta canción?) o el rancio homenaje al R&B de 2005 de ‘After Dark’, pero donde también están el hitazo ‘Nice for What’, que está untando en oro a Ms. Lauryn Hill, y la ensoñadora ‘Don’t Matter to Me’, la del dichoso sample de Michael Jackson que parece The Weeknd.

Ensoñadoras son, de hecho, las mejores canciones de ese CD2: la ingrávida ‘Peak’ es una pequeña exquisitez R&B de ritmo aletargado, que Drake dedica probablemente a su rumoreada relación sentimental con Jorja Smith, con quien ha colaborado (atención a las referencias a la cultura británica de la letra), y ‘Summer Games’, sobre un amor de verano que ha “roto el corazón” a Drake, aúna sintetizadores cósmicos con percusiones tribales de manera elegante e hipnótica. Por su parte, ‘Jaded’ cuenta con una producción especialmente gustosa e ‘In My Feelings’ constituye la mayor sorpresa del CD2 al ser su tema más instantáneo (ayuda que utilice una melodía parecida a ‘God’s Plan’) y gracias también a su coda tribal. Así las cosas, ‘Scorpion’ sigue sin darnos ese gran disco de Drake que el mundo no ve desde ‘Take Care’, pero su colección de aciertos es innegable, y haciendo un poco de tijera, que para eso estamos en la época del streaming, queda un disco bastante bueno.

Calificación: 6,4/10
Lo mejor: ‘God’s Plan’, ‘Nice for What’, ‘Emotionless’, ‘Nonstop’, ‘Peak’, ‘Summer Games’, ‘In My Feelings’
Te gustará si te gusta: Frank Ocean, Beyoncé, The Weeknd
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:

La Tienda JNSP