Why Don’t We / 8 Letters

Por | 17 Sep 18, 12:37

Mi compañero Raúl hablaba hace poco de dos posibles herederos de One Direction en cuanto al trono de boyband (algo que no han llegado a conseguir del todo, por poner un par de ejemplos, 5 Seconds of Summer o The Vamps): por un lado PRETTYMUCH, y por otro Why Don’t We. Hoy hablamos de estos últimos pues hace unos días sacaron su primer disco “largo” (las comillas se deben a que realmente son solo ocho canciones), un debut que llega tras dos años de varios EPs y singles sueltos. En este primer trabajo, la banda formada por Jonah Marais, Corbyn Besson, Daniel Seavey, Jack Avery y Zach Herron presenta una lucha constante: y es que hay aspectos interesantes que no suelen verse en las boybands, por lo general centradas en ofrecer un producto prefabricado con cinco chicos guapos de los que sacar dinero (y darles parte de él)… pero también hay un inevitable aroma a Party Posse, la mítica banda de Bart, Milhouse, Ralph y Nelson en ‘Los Simpson’, un componente infantil y prefabricado que sobrevuela el conjunto.

Y es que aquí no hay un “alístate en la marina” oculto, pero sí comparte el hecho de que es complicado tomarles en serio, y no solo por las caras de niños (un ejemplo es este vídeo), sino porque el sorprendente cuidado en la producción no está acompañado de un cuidado en las letras, que por momentos llegan a recordar al ‘Friday’ de Rebecca Black. “A couple times I came around and you was M.I.A. / It’s kinda hard to be in love when we’re in different states” cantan en ‘Choose’ o, atención a la de ‘Friends’, “cause your friend’s daddy got a real big house / real big house, real big house / heard they gone away, we can all hang out / all hang out til Monday / my friend Freddie got a real fast car / real fast car, real fast car / won’t take long cause it ain’t that far, ain’t that far / all we want is a little place that we can / all have fun, I swear I won’t break a thing”. Artpop. La cosa es que, si eres capaz de superar esos momentos en las letras, encuentras cosas bastante curiosas. Una de ellas es la voz de Jack Avery, claramente el ganador del grupo en este aspecto, que cuando aparece hace que aquello tenga menos de Gemeliers y Rebecca Black y más de una mezcla entre One Direction y Years & Years. A esto ayuda también bastante la producción, claro.

Y es que aquí hay nombres relacionados directamente con las boybands, como Jacob Manson (The Vamps), pero otros como Louis Schoorl, que ha trabajado para 5 Seconds of Summer y también para el eurovisivo Benjamin Ingrosso (¡y hasta para ALMA!), o Cutfather (Liam Payne, Little Mix y, de forma menos previsible, Kylie Minogue), además de Jonas Jeberg (Selena Gomez, Demi Lovato, Nicki Minaj), Jonny Price (del último de Kesha), Mike Schultz (Rihanna, Kelly Clarkson, Zendaya), o compositores como la autora de ‘American Oxygen’ Candice Pillay y gente que ha trabajado para artistas emergentes como Sabrina Claudio (el caso de W. Darling) o para estrellas como Solange (R8DIO) o Miley (Sam Hook).

La producción brilla especialmente en el single ‘Talk‘ (con un ritmo tropical que funciona mejor aquí que en ‘Friends’), la balada de rigor ‘In Too Deep‘ y, sobre todo, en ‘Hard‘, que se acerca al Troye de ‘Blue Neighbourhood’… aunque en la letra encontremos algo como “it’s hard to act like I don’t think about you sometimes / I should win an Oscar (…) it’s hard to sing along to songs that people sing when they’re happy / I should win a Grammy”. También es cierto que, aunque una boyband puede ofrecer música de calidad (más allá de canciones concretas de algunas, está el ejemplo constante que suponen Brockhampton, de los que hablaremos próximamente), tampoco vamos a pedirles una profundidad lírica impresionante. En definitiva, el álbum evidentemente no acabará en las listas de lo mejor del año, pero sí presenta aspectos que nos hacen querer seguir la pista a estos cinco chicos porque, de mejorar las letras y deshacerse de las canciones más simplonas en cuanto a producción, podrían acabar dando un segundo trabajo más que interesante. De momento, podremos comprobar su directo en nuestro país en octubre, en el Wizink Center de Madrid.

Calificación: 5,7/10
Lo mejor: ‘Hard’, ‘Talk’, ‘In Too Deep’
Te gustará si te gusta: imaginar cómo hubiese sido una mezcla de One Direction con Years & Years
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • mardebering

    ¿Pero no hay más discos que reseñar que estas tontacadas artificiales megafuleras para mojabragas/calzoncillos prescindibles con fecha de caducidad?
    menudo año..

  • Yex Brown

    Hombre comparar a estos niños con 5 seconds of summer….Ellos son una banda real que toca instrumentos y componen, aún con ayuda de otros, pero bastante menos prefabricados que lo que fue One Direction en su momento o éstos. Ya podías reseñar su último disco en lugar de ésto, para mí de lo mejor que han hecho hasta ahora.

  • maarrggott

    No estoy muy de acuerdo con lo dicho en esta reseña, puede que las letras no sean lo más profundo que puedas ver, pero todavía son jóvenes como para escribirlas y además tienen mucho camino por delante para profundizar, creo que es muy admirable ver como cinco chicos tan jóvenes han conseguido sacar todas estas canciones, y sobre todo, el nuevo disco es un paso muy grande, son canciones muy buenas. En conclusión creo que ha sido demasiado duro para el poco tiempo que lleva esta banda y lo mucho que han avanzado en tan poco tiempo.

Send this to a friend