Meister of the Week: Diego Escriche de La Plata juega a ser “el visitante 1.000.000” durante un mes

Por | 07 Oct 18, 11:48

Los valencianos La Plata han publicado el que es uno de los mejores discos de 2018, ‘Desorden‘. Hace unos meses invitamos a sus miembros a participar en nuestra sección Meister of the Week, auspiciada por Jägermusic, en la que un artista escoge un tema que le resulte interesante al margen de su trabajo en la banda, y su vocalista Diego Escriche escogió hablar de pop-ups. Más allá de eso, decidió hacer una especie de performance que consistía básicamente en decir que sí a todo anunciado personalizado que encontraba en la red. Un seguimiento de esos anuncios que prometen hacernos más altos y más ricos, muchas veces personalizada hasta lo terrorífico, que encantaría a Julian Assange y a M.I.A. La Plata actúan este viernes 5 de octubre en Valencia (Palau de la Generalitat) y con Sierra en Madrid el 9 de noviembre. Más fechas, en su Facebook.

¿Por qué has decidido hablar de pop-ups en la sección Meister of the Week, en la que un artista habla de algo que le resulte interesante al margen de su trayectoria como músico?
Los pop ups engañosos son algo que me llevan fascinando desde la primera vez que navegué en internet. Siempre me pregunté quién habría generado ese contenido tabú y si realmente iría dirigido a un usuario y de ser así ¿quién accedería a seguirle la corriente?

¿Has querido hablar de pop-ups y no de banners integrados en web porque suelen ser más molestos y tratar temas más peregrinos, como la pornografía, el software pirata, etc, o para ti es lo mismo?
En general me interesa toda la publicidad engañosa que se puede encontrar en la red; desde las ventanas integradas en las que una pelirroja divorciada busca sexo cerca de donde tú te encuentras hasta el jarabe que puede devolverte la melena que lucías de joven, alargar tu pene 20 cm en tan solo dos semanas o el popup que te anuncia como el visitante un millón.

¿Cuál crees que es la diferencia principal entre seguir todo lo que los pop-ups te indican y comprar todo lo que la publicidad televisiva te vende?
La cultura televisiva nos vende un estilo de vida que establece lo que debemos considerar correcto e incorrecto dentro de una sociedad que responde al sexo falocéntrico, al egoísmo del poder económico y a los cánones de belleza normativos. La basura virtual es un reflejo de ellos y se adecúa a los sueños y ambiciones tabúes de los usuarios.

¿Crees que hay diferencia abismal entre el modo en que percibimos internet o el modo en que lo usamos y nos relacionamos con la red, respecto a otros medios menos interactivos?
Creo que en internet somos nosotros mismos, creemos estar dentro de nuestra cabeza y es ahí donde ocurre todo lo que no queremos mostrar en la vida real. Nunca he visto una pornografía tan explícita y agresiva en televisión como la que podemos encontrar en internet.

Uno de los ganchos a que has hecho referencia para captar al público era cómo estos pop-ups sugieren “hacernos ricos siguiendo el método de un joven emprendedor que está enfureciendo a las multinacionales”. ¿Crees que es un buen gancho para la gente? ¿No hay algo anti-sistema en esta propuesta? ¿Por qué crees que se usa así? ¿por qué es un sistema de captación para la gente?
La técnica que emplean es de tú a tú, comparten contigo una información que los demás no saben y que no está confirmada porque al estado no le interesa, intentan ponerte en duda de si es real o no sin importar lo inverosímil que resulte la propuesta. Al fin y al cabo llegan a ti cuando estás en tu intimidad.

También nos decías que una parte pequeña de tu cerebro aún guarda la esperanza de “alargarse el pene 5 cm o convertirse en multimillonario” gracias a estos anuncios, ¿crees que lo que venden este tipo de anuncios son frustración y desasosiego, una ambición desmedida o incluso una sensación de insatisfacción constante?
Eso es, como he dicho antes los anuncios son un reflejo de las ambiciones del usuario de internet en nuestra sociedad actual. Conozco a gente que ha llegado a caer en estas estafas de lleno; herencias millonarias que deben dejar en manos de un alma bondadosa o pisos de lujo que un empresario sueco alquila por precio de risa a quien pueda cuidar bien de su amada casa.

¿Hay un punto de relación por ahí con lo que son las letras de La Plata o, como nos decías en otra entrevista, el grupo no es tan trágico y para ti esto es un experimento más bien divertido?
Es algo que hice por diversión, surgió de la performance.

A raíz de esta idea de pop-ups, ¿algún/a colega te ha contado alguna experiencia curiosa al respecto digna de mención?
Varias amigas y amigos me cuentan relatos de cómo sus mayores han caído en estas trampas. Creo que las nuevas generaciones hemos desarrollado un escudo de incredulidad y solo caemos en pequeñas engañuzas más coherentes en redes de compraventa y segunda mano.

¿Qué opinas del uso de Ad-Blocks para evitar la aparición de publicidad online? Para algunos es una buena manera de librarse de spam y publicidad indeseada, pero los medios suelen denunciar que la publicidad es la base de su financiación. La otra opción es el sistema de pago de El Diario o The Guardian…
Esta pregunta se escapa del marco en el que yo estoy jugando ya que la finalidad de esto no es posicionarme a favor o en contra o definir una opinión concrecta sobre la publicidad en internet. Solo parto de una situación que ya existe para reírme de ella.

DURANTE UN MES ENTERO FUI “EL VISITANTE 1.000.000”

Utilicé un viejo ordenador de sobremesa para dar rienda suelta a mi curiosidad y seguí sin filtros las oportunidades que internet me brindó.

Empecé a “trabar” en Neobux, una página que me prometió hacerme millonario en cosa de meses cumpliendo una sencilla tarea; debía hacer click en los banners publicitarios que la empresa virtual me iba enseñando.

Desde páginas rusas de joyería hasta otras empresas virtuales engañosas pagan a estas webs para que sus usuarios las posicionen como los enlaces más buscados.

Durante 31 días me convertí en un bot.

El engaño llega a la hora de cobrar, debes haber almacenado más de 300 euros (unos seis meses pegado a la pantalla en una jornada de 40h) para desvirtualizar tus ganancias y convertirte en un usuario pro, un elitista de los clicks.

También me interesaba mucho la modificación corporal, siempre he sido un chico pequeño y bueno, ¿quién no querría unos cms de más?

Uno de los popus que más me hicieron reír fue uno que se anunciaba como “Grow taller 4 idiots” (Hacerse más alto para idiotas), y que me ofrecía la posibilidad de medir 14cm más en solo un mes.

Investigando un poco vi que todos los comentarios eran de usuarios que decían haberlo logrado, mujeres y hombres de todas las edades que comentaban extasiados su nueva medida. Trabajar como bot a jornada completa hizo que la situación me diera todavía más risa.

Sorprendido de que realmente existiera conseguí descargar el libro virtual a través de un proxy de piratebay (¿alguien habrá pagado 56,87 dolares por él?) y me puse manos a la obra.

Los ejercicios empezaban siendo muy sencillos e iban complicándose cada vez más hasta finalizarse los dos meses (yo solo haría uno). En el e-book encontré estiramientos básicos de clase de educación física y rutinas de abdominales e hizo que estuviese todo ese mes durmiendo sin almohada.

Efectivamente al despertarse con la espalda tiesa y después estirarla durante media hora la ilusión era de haber crecido un poco, también recomendaba usar zapatos de tacón y levantar la barbilla.

Era tal y como se anunciaba, parecía más alto y me sentía idiota.

Además de no crecer 14cm, volví a mi medida al dormir con mi almohada, quitarme los tacones, dejar los estiramientos y bajar la mirada.

Seguí otros tantos anuncios, la mayoría de ellos me redireccionaron a webs de cámaras XXX o de apuestas online de las que salí casi aeroso gracias a mi viejo ordenador desechable, mi cuenta bancaria sin crédito y mis buenas amistades. Mi cuenta de Gmail la hackearon y ahora hay un bot en instagram que lleva mi nombre.

Etiquetas:

Send this to a friend