Matt and Kim / Almost Everyday

Por | 07 Oct 18, 12:20

El camino al nuevo disco de Matt and Kim no ha sido fácil. El dúo formado por Matt Johnson y Kim Schifino llevaba sin publicar disco desde el ‘New Glow‘ de 2015, y fue una lesión de rodilla de Kim lo que trastocó del todo sus planes. Una lenta, costosa y dolorosa recuperación les apartó de la música durante un tiempo, haciendo que su tradicional hiato entre disco y disco durase mucho más: recordemos que entre ‘Lightning’ y ‘New Glow’ solo pasaron dos años, otros dos entre ‘Sidewalks’ y ‘Lightning‘, uno solo entre ‘Grand’ y ‘Sidewalks’, etc. La lesión pasó factura a nivel psicológico a la artista, convirtiendo este año en uno de los más duros de su carrera como dúo, según cuenta Matt en Billboard: “mucha gente como yo estaría feliz pasándose el día en el sofá, pero a Kim eso le destrozó, fue un asunto de salud mental (…) además no fue solo la lesión, también todo el clima político, lo que estaba pasando en el mundo…”. Esto, en cualquier caso, solo les hizo escribir con más ganas, hasta el punto de que definen este trabajo como el más personal.

Todo esto se nota en las letras, que adquieren unos tonos relativamente oscuros para tratarse de ellos, pero esto no llega nunca a dominar el componente optimista y hedonista que les caracteriza. Con las colaboraciones de Santigold, Kevin Ray, Travis Hawley, Clairo, Fletcher c. Johnson, Kevin Morby, HXLT, Kevin Tuff, o Flosstradamus en la producción (que ha trabajado para Major Lazer y Mykki Blanco), el álbum sigue en el electropop de los anteriores (con algún toque extra, como el dubstep de ‘On My Own’ o el punto The Chainsmokers de ‘Youngest I Will Be’, que afortunadamente cambia en un final que es mucho más Diplo), y en las letras presenta esta mezcla que decíamos, desde el “swim or drown / I’m just glad I tried” de ‘Glad I Tried‘ (recomendable su remix, por cierto) al cierre con la bonita balada ‘Where Do We Go From Here’, que incluye audio de las sesiones de fisioterapia de Kim, y una tímida subida de beats en la parte final, siendo el tema una bomba de optimismo, como una de las que dice que parará: “If a war is what you want / I’ll volunteer, I’ll poke and taunt / Drop your bombs on my house / I’ll rebuild, I’ll rebuild every ounce”. También son interesantes la instrumental ‘Intro’, la prácticamente instrumental ‘All In My Head’ (solo se usa esa frase a lo largo de dos minutos) o ‘Happy When You’re Happy‘.

Esta última es una de las referencias más claras al estatus de pareja de Matt y Kim, algo de lo que no suelen hablar mucho porque no quieren ser “la típica pareja que se canta mutuamente, queremos mantener la energía punk-rock”, comentaban. El tema tiene, como ‘Where Do We Go From Here’, un carácter más pausado, y con frases como “I’m only happy when you’re happy, so I’ll shave tonight / I’m only happy when you’re happy, won’t yell if you bite” vemos que mantiene el humor aún habiéndose escrito en ese momento complicado para Kim. “Incluso en nuestras canciones más oscuras desde el punto de vista lírico, queremos mandar el mensaje de que podremos con todo”, dicen, y se nota también en el estupendo single ‘Forever‘, probablemente el más político: “I don’t wanna live forever in this world of shit, world of shit”, repiten en el estribillo… para después añadir “if things stay like this”, dejando la puerta abierta a la posibilidad de cambiarlas. Quizás ahí esté la clave de la que hablan.

Calificación: 6,7/10
Lo mejor: ‘Forever’, ‘Happy When You’re Happy’, ‘Where Do We Go From Here’, ‘Glad I Tried’
Te gustará si te gustan: Passion Pit, Yeah Yeah Yeahs, Friendly Fires
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:

Send this to a friend