‘Booty’ cumple su objetivo con creces, aunque parezca «una canción buena de Pitbull»

Por | 27 Oct 18, 16:27

Parte de la redacción evalúa ‘Booty’, el single conjunto de C. Tangana y Becky G.

«Mientras escribo estas líneas, el videoclip de ‘Booty’ es #2 en virales de Youtube, y probablemente para la hora de la publicación de este veredicto ya sea #1 [Ndr: efectivamente, así es]. El tema será casi con toda seguridad un nuevo éxito para Becky G y C. Tangana, algo que nos esperábamos desde que se anunció la colaboración… y todas estas semanas también han sido un criadero de altas expectativas. Y sí, lo cierto es que la canción se queda lejos de ‘Sin Pijama’ y de ‘Mala Mujer’, pero tampoco puede decirse que sea un mal tema: el estribillo funciona a la perfección, con esos «uh na na, uh na na na na» taladrados en tu cerebro en cuanto la escuchas un par de veces –de forma similar a los «Paranoia Marte» de ‘Teléfono’–, además de contener referencias a sus dos mayores hits y al clásico reggaetonero ‘La chapa que vibran‘ de La Materialista (¿incluso a Ms Nina con el aguacate?).

Además encontramos ganchos potentes tanto en la parte de ella («agárrate fuerte si juegas aquí») como en la de él («aquí tienes tu butaca reservada / pon-pon-me ese culo tuyo encima de mi cara»). No esperábamos sutilidad en la letra de un tema llamado ‘Booty’, y de hecho que sea guarra es, como sucedía con ‘Tra’, parte de la gracia de la canción… pero sí que se echa en falta algo de equivalencia entre el papel de él y el de ella, sobre todo al ver el videoclip (ves a Dellafuente y Cazzu en ‘Cowboy‘, por citar la colaboración parecida más reciente, y no hay color) y especialmente teniendo en cuenta declaraciones de Tangana sobre estos temas, incluso el hecho de que él haya celebrado el lanzamiento subiendo esta foto. Con esos precedentes se espera algo más que encontrarse la dicotomía mujer objeto/hombre sujeto de siempre; porque lo rompedor no es hablar de sexo (o de culos), y lo rompedor no es que Tangana le diga a Becky que se siente en su cara, lo realmente rompedor sería que ella se lo dijese a él, o que ambos hiciesen gala de esa liberación sexual. Es quizás la principal pega de un tema que podría haber sido ese «algo más» si no se hubiese visto limitado por el esquemita rancio y se hubiese explotado al máximo su espíritu disfrutón. Otra pega es que quizás la canción pegaba más en verano, pero no veo tanto problema ahí a nivel comercial: queda una semana para el 31, nos imaginamos cuántas veces la van a repetir todas las fiestas de Halloween de este año, ¿no? En conclusión, se le pueden poner peros, pero su objetivo lo cumple con creces: sumar otro éxito tanto para Becky como para Antón y, sobre todo, darnos una razón más para perrear». Pablo N. Tocino.

«Quizá si no llevara más de 2 meses hypeado por la colaboración entre dos totems de las listas españolas (y ella también de las latinoamericanas) como son Becky G y C. Tangana, estaría ahora mismo también moviendo el «booty» como medio país. Pero este es un título cuyo copyright debería haberse quedado Jennifer Lopez: en serio, no hace ni 5 años de su colaboración con Iggy Azalea llamada igual. Especialmente Becky G no ha puesto aquí ni la sensualidad ni la imaginación que hemos escuchado en otros temas suyos como ‘Sin pijama’: su parte es demasiado obvia. «Este culo lo heredé de mi mamá» es la cumbre de su intervención, no hace falta decir más. C. Tangana está algo mejor en su puente, pues al menos rompe el tono monocorde de la canción con un par de cambios, aunque su sello («eso es») y el de Alizzz («aaaay») tienen demasiado protagonismo en una canción que suena mucho menos trabajada que otras de su repertorio». Sebas E. Alonso.

“C. Tangana puede presumir de su “booty” en Instagram, pero en sus canciones no deja de ser el hombre que observa a su presa desde lejos, buscando a su “mala mujer” para darle “bien duro”. En ‘Booty’ directamente se niega a bailar (“yo bailo quietecito”) y encima pone “cara de que no pasa na”, haciéndose el misterioso. ¿Nadie va a hacer una canción sobre el “booty” de C. Tangana? ¿Ni siquiera C. Tangana? (y eso que la canción es bastante apañada, con esos “oh na na na” disonantes que descolocan). Esperaba que por lo menos Becky G desease el culo de C. Tangana en ‘Booty’, pero esta es otra canción de macho busca hembra más. Y ni siquiera es tan divertida como ‘Bien duro’ o ‘Sin pijama’, más bien es como una canción buena de Pitbull. Del vídeo mujer-trofeo (literal) mejor ni hablamos, ¿no?” Jordi Bardají

Etiquetas: ,

La Tienda JNSP