Quantcast

La Canción del Día: Broods alimentan al «ángel del pop» en ‘Hospitalized’

-

- Publicidad -

La Canción del Día: Broods alimentan al «ángel del pop» en ‘Hospitalized’

Hubo un tiempo en que el dúo Broods parecía que se iba a comer el mundo como «los nuevos Lorde» –la de veces que habrán que tenido que lidiar con esa etiqueta–. Sin embargo, el debut de los hermanos neozelandeses Georgia y Caleb Nott, ‘Evergreen‘, fue algo decepcionante. Y los resultados comerciales de su segundo trabajo, el más turbio ‘Conscious’, tampoco fueron los esperados pese a contar con singles tan destacados como ‘Free’ o ‘Freak of Nature’ –con la colaboración de Tove Lo–, lo cual desembocó en su salida del sello multinacional Capitol Records.

A los Nott, sin embargo, no se les pasaba por la cabeza renunciar a seguir apostando por el pop. Por eso ahora, tras haber colaborado en el último disco de Troye Sivan y con el apoyo del sello independiente Neon Gold (Marina and The Diamonds, Ellie Goulding, St Lucia), acaban de publicar un tercer trabajo, ‘Don’t Feed the Pop Monster’. Su título parece aludir, de manera bastante curiosa, a cómo la industria discográfica les quería engullir: «queríamos ser algo distinto a lo que ellos querían que fuéramos», recuerda Georgia de su paso por Capitol. Por eso este disco habla en realidad de lo contrario, de alimentar «al ángel del pop». «Es sobre tratar de hacer música por las razones por las que empezaste a hacerla», decía Georgia cuando presentaban su primer single, ‘Peach‘.

- Publicidad -

Esa canción ya mostraba los derroteros que podían tomar Broods en este nuevo álbum: melodías más coloridas y optimistas, abiertamente pop y efervescentes. Y su siguiente single, ‘Everything Goes (Wow)‘ incidía en lo mismo, coronados ambos por sendos vídeos divertidos y magnéticos. ‘Hospitalized’, otra de las canciones avanzadas de ‘Don’t Feed the Pop Monster’ y que hoy destacamos como la Canción del Día, es la total confirmación del nuevo camino emprendido por los Notts. Tras un arranque que recuerda a los primeros Chairlift –sin duda, el vacío de pop con un punto retorcido puede ser perfectamente ocupado por Georgia y Caleb–, el estribillo de esta canción producida por Big Taste (Justin Bieber, Dua Lipa, INNA) supone una explosión de euforia electropop.

Paradójicamente, su letra habla de la depresión que les sobrevoló tras los problemas económicos que sobrevinieron a su expulsión de Capitol. Pero no lo hace de una forma sombría, sino desafiándola con su espíritu bailable y su energía: «porque me siento rota, pero no tengo motivo / Así que voy a saltar, voy a esforzarme hasta que me tengan que hospitalizar» dice su frenético coro. Sin duda, parece una buena filosofía para afrontar la aflicción.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas