¿Será ’45 revoluciones’ una auténtica serie musical o sólo un nuevo melodrama con decoración retro?

Por | 18 Mar 19, 11:06

Cuando se anunció ’45 revoluciones’, no era difícil sospechar que quizá tuvo algo que ver el por entonces cacareado estreno de ‘Vynil‘, la serie co-producida para HBO por Martin Scorsese y Mick Jagger (entre otros) ambientada en la industria musical norteamericana de los años 70. Ahora, sabiendo de la corta vida de aquella serie protagonizada por el director de un sello en horas bajas, también cabe pensar qué será de esta nueva serie televisiva producida por Bambú para Antena 3. ¿De verdad logrará triunfar un proyecto así en una televisión generalista española en la que hasta hace muy poco –cuando han comenzado a proliferar los programas con actuaciones en directo e incluso los documentales– la música era una mera anécdota, si no un chiste?

Lo principal, al menos para esta web, es saber si realmente será una serie sobre música o si esto es sólo un recurso coyuntural como en su día lo fueron el mundo de la moda, el hospedaje de lujo o los albores de las telecomunicaciones para los autores de ‘Velvet‘, ‘Gran Hotel‘ y ‘Las chicas del cable‘. El punto de partida, de entrada, parece interesante, ya que el argumento de ’45 revoluciones’ está inspirada en dos interesantisimos personajes de la historia musical de nuestro país: el productor Luis Sartorius, que dirigió Novola, subsello de Discos Zafiro dedicado a propuestas novedosas (cobijó a Los Relámpagos, Los Brincos y, años más tarde, a Juan Pardo en solitario y a Joan Manuel Serrat) y Mariní Callejo, una de las primeras directoras artísticas y arreglistas musicales del pop español, con un papel muy relevante en trabajos de Fórmula V o los propios Brincos.

Sin embargo, un repaso a la mayor parte de las referencias de prensa a la serie, incluido su espacio en la web de Atresmedia, no son nada halagüeñas. Apenas encontramos referencias a la música de los 60 –algún artículo de la casa reúne canciones de Los Brincos, Dúo Dinámico y Micky y Los Tonys dando supuesto contexto a la serie–, centrándose sobre todo en la coyuntura social: el músico que quiere triunfar (Carlos Cuevas, conocido por su papel en ‘Cuéntame cómo pasó’), un melenudo al que se tilda de “maricón” por su aspecto; un mánager (Iván Marcos interpreta a Guillermo Rojas, el que emula a Sartorius) que ve en ese chico atrevido la oportunidad para modernizar la anquilosada industria discográfica española; una secretaria que quiere ser tomada en cuenta, no ser sólo un florero a la espera de que un hombre le proponga matrimonio para escándalo de su familia…

El tráiler tampoco invita al optimismo: apenas se menciona –en boca de Maribel Campoy, el personaje inspirado en Callejo, interpretado por Guiomar Puerta– a Los Relámpagos, Los Mustang y Los Pekenikes, si bien lo peor es que la música que suena es una suerte de sucedáneo del soul de la Motown con una producción teóricamente moderna que, quizá, podría parecerlo en 1999. Para colmo, en lugar de recurrir a canciones de la época o a compositores actuales que sepan captar la esencia de aquellos años (sin pensar mucho, se nos ocurren varios: Guille Milkyway, Francisco Nixon, los Tachenko…), lo que vamos a escuchar por parte de los protagonistas son canciones de Lady Gaga, R.E.M., The Killers o Coldplay adaptadas a los códigos musicales de aquel tiempo, al estilo ‘Moulin Rouge’.

Por otra parte, la ambientación (una carrera delante de los grises invita a pensar que no estará ambientada en el mundo de fantasía de ‘Velvet’) y la apariencia de que temas espinosos como el sexismo o la homofobia tendrán protagonismo, unidos al hecho de que en el haber reciente de Bambú también está una buena serie como ‘Fariña‘, obligan a dar un voto de confianza a ’45 revoluciones’… al menos hasta que esta noche veamos su primer episodio.

Etiquetas:
  • Vynil, pero a la española. No pinta tan mal. Parece simpaticona. Con que no de vergüenza ajena me vale.

  • Williamreid

    Los Brincos, el Dúo Dinámico y Micky. Tal vez aparezcan también Fofito y Miliquito. Lo siento pero yo soy mas de asesinos en serie.

  • Dani3po

    Es una serie española. No creo que haya que añadir nada más.

  • Fernando

    Lo de adaptar canciones actuales a lo época de la serie tiene muy mala panta. Tendrían que haber hecho como en Vynil, que sí que se sacaron algún temazo actual inspirado en aquella época. Como ese himno disco en el que estaba metido Nile Rodgers.

    https://youtu.be/Q1P612HLe9o

  • mardebering

    otra copia de otras series, que desastre no pueden hacer nada original.

  • Raskolnikov

    Vaya temazo!

  • nachob

    Los que escribimos aquí también .

  • Visto el primer capítulo, el primer gran error es que la serie está ambientada en 1962 y muestra, como sede de la discográfica, las Torres Blancas de Sáenz de Oíza, que se construyeron en 1968! Otro momento gracioso tiene lugar cuando Rojas le comenta a su amigo camarero que su padre tenía un tocadiscos antiguo… del 55. Súper antiguo.

  • Efectivamente. Y para que conste, aquí se han hecho ya series de éxito global como “La casa de papel”. Hace ya muchos años que eso de “es español, ergo es malo” no tiene ningún sentido.

  • Dani3po

    La Casa de Papel es una mala copia de “Plan Oculto”. Por cierto, la serie esta de las revoluciones hizo un 10,5 en su estreno. Cancelación inminente.

  • Claro, “La casa de papel” es una mala copia. Por eso la han vendido a no sé cuántos países y por eso han tenido que pagar derechos de autor a quienes han plagiado, ¿no?
    Yo estoy en la antítesis de los patrioteros de pacotilla, meneando la banderita todo el día. Pero me parece ridículo criticar una serie con el fundadísimo criterio de “Es una serie española. No creo que haya que añadir nada más.” Me parece antichovinismo de pacotilla también. Tan ridículo es decir que todo lo que viene del extranjero es peor, como lo contrario. Es un razonamiento binario, sin nada que ver con la realidad.

    A estas alturas, es obvio que en España hacemos algunas cosas mal y algunas cosas bien. Como en cualquier otro país. Es obvio también que aquí se han hecho grandes series de tv (pese a no poder competir en presupuesto con series americanas).

    Creo que, en 2019, en España deberíamos tener una sana actitud sobre lo propio, sin considerarnos más que nadie, pero tampoco menos que nadie. Y juzgar series (o libros o discos, me da igual) con objetividad, independientemente de que sea una serie española o deje de serlo.

  • Dani3po

    También soy una serie española?

  • nachob

    Una española fuera de serie.

Send this to a friend