Meister of the Week: Marco de Baywaves, fan fatal de la NBA a costa de mucha falta de sueño

Por | 22 Abr 19, 8:50


Nueva edición de la sección Meister of the Week, auspiciada por Jägermusic, en la que nos acercamos a Baywaves. Este cuarteto de Madrid, con apenas un par de EPs (el primero, ‘Only For Uz‘, con gran repercusión en UK) y varios singles, ha logrado captar de manera insólita la atención de medios y público internacional incluso más que en nuestro propio país. La clave parece ser unas letras bien cantadas en inglés y, sobre todo, un muy bien edificado sonido de guitarras, imaginativas y frescas, inspiradas en la psicodelia y en el jazz de los años 80, con Mac DeMarco y Pond como referentes estéticos próximos. “Hipnopop”, lo llaman ellos.

Recién aterrizados de un tour por Estados Unidos que incluyó varias fechas en Nueva York y aún más en el festival texano South By Southwest (es el 2º año consecutivo que acuden allí), hemos hablado con Marco Lobera (batería) para esta sección a cuenta de su gran pasión al margen de la música: el baloncesto norteamericano. Marco es un auténtico fanático de la NBA que sigue con pasión esta liga norteamericana pese a desarrollarse en horarios intempestivos para estas latitudes. Nos cuenta cómo se introdujo en el mundo del basket, por qué le atrae infinitamente más que el baloncesto europeo, qué tipo de locuras ha hecho para poder seguir los partidos desde España y su experiencia como cronista en una revista deportiva y visitando las canchas de EEUU.

Cuéntanos de dónde te viene esta obsesión por la NBA…
Creo que como gran parte de mi generación me acerqué a la NBA en 2001 o por ahí con la llegada de Pau Gasol a los Memphis Grizzlies, equipo al que empecé a apoyar por aquel entonces y que sigo bancando, aunque ya quedemos pocos. Tenía familiares que seguían la liga desde la época de Magic, Jordan y tal y que me pasaban cintas de vídeo con partidos grabados, ya que en abierto sólo se podía ver uno a la semana. Pero justo Gasol llegó en una época de muchísimo talento: Iverson, Kobe, Duncan, Garnett, Carter, McGrady, Billups… como para no engancharse.

¿Y cómo la canalizaste? ¿Qué tipo de cosas frikis has sido capaz de hacer por esta pasión?
(Risas) De esa época adolescente recuerdo ponerme la alarma a las 4 de la mañana para escuchar partidos por la radio, porque no había ni streaming ni . Pero creo que lo más friki coincidió en un viaje de Baywaves a Portugal hace un par de años. Tocábamos en un festi en un pueblo y Memphis jugaba partido de Playoff esa noche, con lo que mi plan era irme al hotel a verlo después de tocar, pero llegamos al hotel por la tarde y no había wifi. Luego nos llevaron a cenar a un restaurante y vi que ahí el wifi iba perfecto… así que nada, a las 2 o así cuando empezó el partido nos fuimos a la placita de fuera del restaurante con el móvil y ahí nos lo vimos. Carlitos se animó a acompañarme, con lo cual nos montamos ahí el planazo. Además el partido tuvo dos prórrogas así que nos dieron las tantas tiraos en la calle. (Risas)

Según nos han contado, has vivido eso que muchos ansían, que es poder dedicarte a tu pasión: escribir sobre la NBA en una revista nacional. ¿No es así? ¿Qué sentiste cuando surgió esa oportunidad?
Bueno, ya no estoy trabajando ahí y realmente escribí un porcentaje bajo de contenido NBA, pero la verdad que lo disfruté bastante. Siempre escribes más y mejor cuando es sobre algo que te apasiona y a mí sólo me sale con la música y el baloncesto.

“Recuerdo ponerme la alarma a las 4 de la mañana para escuchar partidos por la radio, porque no había ni streaming ni ”.

Dado que mencionaste específicamente la liga norteamericana, entiendo que lo prefieres al baloncesto en general, incluido el europeo. Siempre hay ahí un debate sobre la calidad, en términos deportivos, de un basket frente al otro. ¿Por qué prefieres el yanqui, en tu caso?
En mi caso el baloncesto europeo no me interesa nada. Por un lado está la cuestión obvia, que es que los mejores jugadores del mundo están en la NBA y no en la Euroliga, y que el juego es completamente distinto. Pero luego es que como competición, la NBA está muy bien organizada. En Europa está montado como el fútbol y los equipos ganan más o menos en función del presupuesto que tengan.

Por eso son potentes los equipos asociados a clubs de fútbol: Madrid, Barça, Panathinaikos, Olympiacos, CSKA Moscú y todos estos. En cambio, en la NBA hay varias normas que regulan que juegues una competición en igualdad de condiciones: existe un límite salarial, que determina lo que las franquicias pueden pagar a todos los jugadores de su plantilla, evitando que haya acumulación de estrellas súper desequilibrantes a base de pasta. Y luego está el Draft, donde los peores equipos clasificados de cada año tienen más posibilidades de escoger a los mejores jugadores universitarios que llegan nuevos a la liga. Así que es muy difícil mantenerse muchos años en la élite, un equipo puede pasar de abajo a arriba en muy poco tiempo y además le da una importancia extra a la estrategia y planificación desde los despachos, no sólo vale el soltar los billetes a lo Florentino.

“En Europa (el baloncesto) está montado como el fútbol y los equipos ganan más o menos en función del presupuesto que tengan. (…) En cambio, en la NBA hay varias normas que regulan que juegues una competición en igualdad de condiciones”.

Mi impresión es que, al menos aquí en España, antes había más devoción por los equipos que por los jugadores, que raramente cambiaban de franquicia, al contrario que ahora. ¿Es así?
Sí, probablemente en la época sobre la que hablas la gente se aficionó a Lakers, Bulls, Celtics, etc, porque fueron proyectos muy reconocibles con Magic, Jordan o Bird como ejemplos de jugadores fieles a su franquicia. Es verdad que los jugadores cambian más ahora de equipo y hay fans que los siguen a ellos a todos lados, pero aún así creo que seguimos siendo más los que seguimos a un equipo concreto.

Y si es así, ¿tú qué prefieres?
La verdad es que me da igual, conozco a gente que sigue a un jugador, gente que sigue a un equipo o gente que sigue a varios equipos… Como he dicho sigo a los Grizzlies, que pese a que hemos tenido una racha de 7 años o así bastante buenos, también ha caído nuestra buena cuota de ser perdedores. Por lo general siento más debilidad por equipos de mercados pequeños, pero siempre depende del proyecto deportivo que haya: ahora disfruto bastante viendo a Milwaukee, Boston, Denver, Brooklyn, Sacramento, Utah o Philadelphia.

“Los Spurs me han resultado un equipo muy odioso históricamente, pero en las Finales de 2014 contra LeBron hicieron el mejor baloncesto que haya visto yo en mi vida”.

¿Y alguno al que tengas especial tirria, por muy bien que juegue?
Los Spurs me han resultado un equipo muy odioso históricamente, pero en las Finales de 2014 contra LeBron hicieron el mejor baloncesto que haya visto yo en mi vida, así que no me quedó otra que rendirme a ellos.

Y si hablamos de jugadores, ¿quiénes serían tus favoritos en activo?
Ufff… Pues de las estrellas actuales me gustan mucho Giannis, Embiid, Jokic, Irving, y luego secundarios como Jrue Holiday, Conley, Cousins, Tatum, Mitchell, Middleton, Ingles, Siakam, D-White, Dinwiddie, Draymond, Smart, Butler…

A todo esto, ¿practicas el basket en algún equipo o con regularidad? ¿O tu caso es como el mío con la música, que te pasas el día pensando y escribiendo sobre ello pero luego no rascas bola?
Jugué en categoría cadete y juvenil en Santander, pero luego lo dejé salvo algunas pachangas con colegas, aunque da la casualidad de que este año he estado jugando más a menudo en una liga de la federación madrileña.

“Una final entre Milwaukee o Boston contra Golden State me parecería atractiva a niveles históricos”.

Imagínate alguien a quien le guste el deporte pero no siente especial interés por el baloncesto en general y la NBA en particular. ¿Cuál sería, para ti, el mejor partido para hacerle cambiar de opinión?
Acaban de comenzar los Playoffs, así que prácticamente cualquiera de los que se están jugando ahora. Una final entre Milwaukee o Boston contra Golden State me parecería atractiva a niveles históricos.

Dado que hay partidos cada día y tienen unos horarios bastante complicadillos para España, ¿cómo te las arreglas para seguirlos? ¿Llevas una vida tipo vampiro?
Sí, no queda otra, pero al final hasta crea una subcultura alrededor del horario. Yo he tenido suerte porque he tenido curros de tarde que me permitían compaginarlo bien, pero ahora me tengo que conformar con verlos en diferido, salvo los findes.

¿Qué es más duro, dentro de que sean dos cosas que te apasionen: seguir la NBA o ir de gira con Baywaves?
No diría que ninguna sea dura, salvo porque ambas traen problemas de sueño…

Y este fanatismo, ¿te ha supuesto alguna vez algún conflicto con el resto del grupo? ¿O ellos están también por la labor?
Para nada, de hecho no somos de salir mucho cuando estamos de gira así que muchas veces después de tocar nos vamos pronto a la habitación, los chicos se quedan con la Switch, leyendo o viendo una peli y yo me pongo a ver NBA.

“Este año tocamos antes en NY y pillamos unos días libres, así que me escapé a Philadelphia a ver un Sixers-Pacers guapísimo”.

Este es el segundo año consecutivo que Baywaves habéis estado en el SXSW de Austin. No me dirás que no te has podido escapar a San Antonio o Dallas a ver algún partidillo…
Pues me habría flipado, pero el SXSW es demasiado estresante, hemos tocado unas 20 veces entre los dos años y no hemos tenido casi ratos libres. Pero este año tocamos antes en NY y pillamos unos días libres, así que me escapé a Philadelphia a ver un Sixers-Pacers guapísimo, ver a Embiid, Simmons o Marjanovic de cerca me impactó mucho.

Aparte de tus visitas con el grupo, ¿has tenido otras ocasiones de ver en directo algún partido de la NBA? ¿Cómo es? ¿Ha sido tal y como lo esperabas?
Sí, hace unos años fui con mi novia a NY y vimos un partido de los Knicks y otro de los Nets, por eso este año quise cambiar y viajé a Philly. La verdad es que es una experiencia muy divertida aunque no te interese el baloncesto, montan muy bien el show alrededor y te quedas hipnotizado viendo a los yanquis devorar perritos.

“Damian Lillard AKA Dame Dolla tiene algún buen tema, y Victor Oladipo tiene un vozarrón curioso para
el R&B”.

Algún que otro jugador ha hecho sus pinitos en el mundo de la música (de hecho, acabo de enterarme de que Tony Parker grabó un disco completo). ¿Hay algo decente que sacar de ahí o es pura anécdota?
Te sorprendería la cantidad de jugadores en activo o retirados que se han animado a grabarse unos temas. De los actuales, Damian Lillard AKA Dame Dolla tiene algún buen tema, y Victor Oladipo tiene un vozarrón curioso para
el R&B. Aparte de Tony Parker, Shaquille O’Neal creo que llegó a publicar varios discos, y desde Iverson hasta Kobe o actuales como Lonzo y Lance de Lakers han sacado cosas.

La NBA ha inspirado películas y canciones, casi siempre ligadas a la cultura callejera y al hip hop. ¿En algún modo eso te ha influido a ti musicalmente?
A tope. Todo lo que rodea a la NBA es muy musical: canciones en las presentaciones de equipos, en los tiempos muertos y descansos, anuncios, ahora jugadores recomendando temas desde redes sociales, artistas apareciendo en primera fila de partidos… he llegado a mucha cultura y música pop, hip-hop y r&b desde que era pequeño gracias a eso.

¿Dirías que, de alguna manera, eso se ha reflejado en Baywaves o incluso inspirado alguna canción?
Supongo que escuchar eso me influirá a la hora de tocar la batería, pero de una manera u otra a todos en el grupo nos interesa bastante la música y cultura afroamericana así que es algo que nos inspira a todos.

Etiquetas: ,

Playlist del mes

Send this to a friend