Garbage: «Es totalmente mérito de Shirley que aún estemos aquí»

-

- Publicidad -

Garbage: «Es totalmente mérito de Shirley que aún estemos aquí»

Garbage vivieron su etapa imperial durante la segunda mitad de los 90, en los años comprendidos entre su primer LP homónimo (1995) y el segundo, ‘Version 2.0’ (1998). Vendieron ocho millones de copias de ambos álbumes y definieron musicalmente su era a base de mucha inteligencia, un sonido que mezclaba fiereza rock, estribillos rotundos y brillo electrónico. Todo capitaneado por la imponente voz y presencia de Shirley Manson, una de las intérpretes más carismáticas que ha conocido la música pop.

- Publicidad -

A día de hoy, Garbage se resisten a ser un mero recuerdo del pasado. Sacan discos notables (el último, ‘Strange Little Birds’) y siguen preparando nuevas canciones. Charlamos telefónicamente con Steve Marker, su guitarrista, sobre los detalles del nuevo disco y la gira que, en breve, nos los traerá de visita. Será el próximo 5 de julio en Barcelona, dentro del festival Cruïlla 2019, junto a The Black Eyed Peas, Kylie Minogue, Bastille, Foals, Vetusta Morla…

Mi primera pregunta es sobre vuestro próximo disco. ¿Tiene fecha ya?
‘Strange Little Birds’ salió… No me acuerdo exactamente; al menos hará dos años. Estamos trabajando en el nuevo, que esperamos que salga a finales de este año o a principios del que viene.

- Publicidad -

¿Hay algún detalle que nos puedas adelantar? ¿El título, por ejemplo?
No sabemos aún el título. Nuestra manera de trabajar es escribir muchas canciones, quizás unas cuarenta o cincuenta. Muchas de ellas están acabadas. Pueden acabar en el disco o no. Nos lleva hasta el mismo final del proceso de grabación decidir qué canciones entran… ¡Así que no tengo ni idea de qué vamos a hacer! (risas) Normalmente las canciones se defienden a ellas mismas, son ellas las que nos dicen cuáles han de acabar al final en el disco.

Leí en una entrevista a Shirley Manson que, para poder grabarlo, os ibais a ir todos juntos a vivir bajo el mismo techo. ¿El proceso lo enfocasteis como una especie de campamento de grabación?
(risas) ¿Un campamento de grabación? ¿Me estás preguntando si nos juntamos todos para preparar el disco como si fuera un campamento? (risas) ¡Sí! El marido de Shirley tiene un estudio donde solemos trabajar, en Los Angeles. Pero decidimos ir a una casa en Palm Springs, al lado del desierto, muy cerca de Joshua Tree. Todos juntos, en la misma casa. Nos levantábamos, desayunábamos, después nos sentábamos e intentábamos escribir canciones. Creo que se trabaja mejor, porque estamos todos en el mismo sitio, viviendo la misma vida… La comunicación es mejor. Muchas veces, cuando estás en tu propia ciudad, hay demasiadas cosas alrededor, ya sabes, de tu vida cotidiana, y cuesta más concentrarse. Creo que es bueno apartarse de tu vida cotidiana para concentrarse en la música.

«Estamos rodeados de gente siniestra (…). Sobre todo aquí en EEUU, la situación es muy mala»

Shirley también comentó que el nuevo álbum iba a ser “bastante oscuro”. ¿Ya lo tenéis decidido?
¡Ahhh! ¡Creo que lo va a ser, dados los tiempos oscuros en que estamos! Estamos rodeados de gente siniestra, eso hay que tenerlo bastante claro. Sobre todo aquí en EEUU, la situación es muy mala. En todo el mundo, de hecho. Nuestra música va a reflejar eso.

‘Destroying Angels’, vuestro último single, es muy apocalíptica, como también lo era ‘No Horses’. Mantendréis esta visión, entiendo.
‘No Horses’ es ultra-oscura. Apocalíptica, como dices. En Garbage hay a la vez una o dos ideas bullendo, no hay una sola perspectiva ni un solo tipo de música, así que no creo que todo vaya a ser tan apocalíptico (risas). También podemos decir: “estos son tiempos duros, pero, ¿sabes? ¡Que les den! Vamos a hacer un disco feliz”. Porque debes mantener cierta actitud positiva. Lo tienes que hacer.

«Hay muchos políticos ahora mismo que les da igual lo que suceda con el medio ambiente. (…) Son personas realmente dañinas»

Cuando sacamos ‘No Horses’ estábamos muy molestos sobre lo mal que iba todo lo relacionado con el medio ambiente, ‘No Horses’ representa bastante eso. Hay muchos políticos ahora mismo que les da igual lo que suceda con el medio ambiente. Es muy inquietante. Obviamente, hay otro millón de cosas que a los políticos no les importa. Son personas realmente dañinas. Nosotros podemos cambiar muchas cosas, pero hemos de intentarlo… No lo sé… Son tiempos duros. También en vuestro país, ¿verdad?

Sí. Se nos han colado la ultraderecha en el Congreso. Por no hablar del auge del fascismo en Europa en general… Volviendo a ‘Destroying Angels’, se me olvidó preguntarte otra cosa. Tiene una colaboración de John Doe y Exene Cervenka de X [Ndr: mítica banda punk de Los Ángeles de principios de los 80]. ¿Cómo surgió esta colaboración?
El bagaje musical de casi toda la banda proviene de finales de los setenta. Esa era la época en que crecí y la música que, seguramente, más amo. X es una de mis bandas favoritas de todos los tiempos, los vi varias veces en aquella época. Para mí eran una especie de héroes, así como para otros miembros de la banda. Hicimos un tour con Blondie en EEUU hace dos años y John y Exene estaban tocando también en ese cartel. Eran los teloneros. La verdad es que fue muy bien y nos dijimos: “hey, deberíamos escribir una canción juntos algún día”. Ahí estaba la idea, les gustó, nos enviamos varios emails con unas cuantas ideas, Shirley vino con un montón de letras, John con un montón de música y fuimos todos juntos a un estudio de Los Angeles a trabajar. Para mí fue apasionante, porque los veo algo así como mis héroes.

El próximo 5 de julio tocaréis en Barcelona, en el marco del Festival Cruïlla. ¿Traeréis el tour del 20 aniversario de ‘Version 2.0’?
Bueno, hicimos esa gira durante el otoño, que era básicamente tocar cada canción del disco y cada cara B. Pero ahora lo que hacemos es tocar canciones de todos nuestros discos. ¡Hay que aclarar esto!

«(Sobre su concierto en Cruïlla 2019) Va a ser una colección de nuestras canciones favoritas, canciones que la gente va a reconocer, pero también rarezas»

¿Tocaréis algún adelanto del nuevo álbum?
Van a ser canciones conocidas de todas las épocas. Hits, por así llamarlos, de todos nuestros discos, canciones nuevas también y… hmmm… Difícil definirlo. Tampoco sabemos qué vamos a tocar cada vez. Definitivamente, va a ser una colección de nuestras canciones favoritas, canciones que la gente va a reconocer, pero también rarezas. No va a ser el clásico repertorio de “grandes éxitos”.

‘Version 2,0’ ha cumplido ya 21 años. Antes de que lo lanzarais ya erais un grupo de éxito pero… ¿esperabais superar el éxito de vuestro primer disco? De hecho,’Version 2,0’ definió el sonido de su época, el final de los años 90. ¿Teníais la sensación, en su momento, que estabais grabando un clásico?
¡En absoluto! Ya estábamos completamente estupefactos de que nuestro primer disco funcionara tan bien. Muy sorprendidos. Y era un reto tratar de hacer algo aún mejor. Nunca sabes qué va a pasar, especialmente en la industria musical, nunca sabes si algo va a tener éxito o no. No teníamos ni idea. Los otros grupos eran fantásticos en aquellos días y… de algunos no volvías a saber nunca más. Así que fuimos afortunados por sobrevivir, tocar y sacar discos. Lo de “música que definió a su época”…. Suena fantástico. Nosotros mezclábamos las cosas que realmente nos gustaban.

«(Sobre Shirley Manson) Ella es el rostro de todo. Ella es la voz. Sin ella no seríamos nada»

Y ahora mismo, ¿qué creéis que podéis aportar a la música de esta época?
¡Eso es imposible de contestar! Lo que podemos ofrecer es… Shirley tiene una voz única. Hay tantas, tantísimas bandas hoy en día, ¡millones! Y es realmente muy difícil sonar únicos. Y nosotros sonamos a nosotros mismos. Y eso es por nuestras sensibilidades a la hora de producir. Pero, sobre todo, es por Shirley y su voz. Y no sólo por cómo canta, también por su perspectiva sobre lo que sucede en el mundo y por sus palabras. [Sin Shirley] no puedo imaginar, de ninguna de las maneras, que llegáramos a tener el éxito que hemos tenido. Fuimos muy afortunados de encontrarla. Si hubiéramos tenido cualquier otro cantante o cantantes, habríamos sacado un disco y ya nunca más nadie habría vuelto a oír hablar de nosotros. Y es totalmente mérito de Shirley que aún estemos aquí, tocando, haciendo conciertos, grabando discos. No, no lo podríamos haber hecho sin ella. Todos en la banda contribuimos de alguna manera para sacar el trabajo, pero… Ella es el rostro de todo. Ella es la voz. Sin ella no seríamos nada.

También es la responsable de las letras…
Al principio escribíamos las letras entre todos, aunque era un trabajo difícil conseguir algo que tuviera sentido, con cuatro personas escribiendo a la vez (risas). Así que Shirley con el tiempo fue cada vez encargándose más y más de escribir. Creo que así es mejor, hace que las canciones suenen mejor al venir de una sola voz, de una sola perspectiva. Y Shirley tiene una voz muy fuerte. Ella es la que las canta, así que ella debe ser quien las escriba.

Vosotros erais una banda de éxito en la época en que más discos se vendían. La industria musical ha cambiado drásticamente desde entonces ¿Cómo lo habéis vivido vosotros?
Es diferente, aunque no sé decirte si es mejor o peor. Si volvemos la vista a los 90, para conocer la música de un grupo te tenías que comprar el CD – que eran muy caros-. Y ahora puedes escucharlos vía streaming cuando quieras, gratis o por un precio muy bajo. Es duro para los músicos, porque ahora cuesta más poder ganar el dinero para vivir. Pero también ahora puedes escuchar al instante la canción que desees. Ahora, para ganarte la vida lo que debes hacer es dar conciertos. Y, afortunadamente para nosotros, nos encanta ir de gira, estar en contacto con los fans, ir a visitar países maravillosos como el tuyo… Tenemos muchas ganas de volver a Barcelona, donde no hemos estado desde hace años y es una de nuestras ciudades favoritas.

Lo más visto

No te pierdas