Gus Dapperton / Where Ponny People Go to Read

Por | 19 Jul 19, 9:24

A veces es fácil caer en el prejuicio fácil cuando uno ve a un artista con una estética forzada o extrema. Y es seguro que epítetos como “postureo” o “moderna” le han debido llover a Gus Dapperton desde que, hace ya más de dos años, emergiera de la escena underground neoyorquina con su corte de pelo a tazón y sus gafotas de pasta. Quizá a muchos eso les haya hecho rechazarle y perderse lo que importa en realidad: su talento para escribir buenas canciones que ni siquiera suenan forzadamente contemporáneas, sino más bien atemporales.

Tras una batería de buenos singles inicial y el autoeditado EP debut ‘Yellow and Such’ y su continuación ‘You Think You’re a Comic’, el año pasado alguien –AWAL, el sello emergido de Kobalt que permite a los artistas conservar todos los derechos sobre su música– confió precisamente en su música y le apoyó para publicar su álbum debut. Un ‘Where Polly People Go to Read’ –él incluye entre esa “gente bonita” a sus amigos, familia y su pareja, la fotógrafa Jess Farran, a la que dedica la mayor parte de sus canciones de amor– que, muy meritoriamente, ha sido completamente compuesto, producido e interpretado por Gus en solitario. Un Gus que, en realidad, ataviado con su característico corte de pelo de color cambiante y ahora con grandes aros en las orejas, maquillaje y manicura, es una suerte de alter-ego fantasioso (Peter Pan es uno de sus principales referentes, asegura) contenido dentro de un chico muy normal llamado Brendan Rice (al que parece dirigir la letra de ‘Sockboy’).

Por suerte ese joven se ha permitido dejar emerger a un compositor y arreglista de gran mérito que, con sus producciones de sonido retro (al más puro estilo de coetáneos como boy pablo, Cuco o Clairo) y su innegable talento melódico, es capaz de hacer confluir en su música influencias a priori tan lejanas y variopintas como Jens Lekman, King Krule (en ese peculiar rasgar de voz ocasional, algo forzadito a veces), Ariel Pink o Kindness. Efectivamente, no podemos decir que Gus Dapperton sea un dechado de originalidad, pero sí que logra cautivar al canalizar su estética y sonido en canciones realmente bonitas y, en la mayor parte de las ocasiones, muy bien desarrolladas y arregladas.

Si singles como ‘World Class Cinema’, ‘My Favourite Fish’ y ‘Fill Me Up Anthem’ ya venían demostrándolo sobradamente, ‘Where Polly People…’ confirma que eran solo muestras de lo que repite en él, con preciosidades como ‘Verdigris’, ‘Nomadicon’, ‘Coax & Botany’ o ‘Eyes for Ellis’. La preciosa balada final ‘I Ascend’ confirma además que no solo es un gran autor y músico, sino también un excelente intérprete. Quizá es tan consciente de sus grandes capacidades que esto, hasta cierto punto, le traiciona: ‘Sockboy’ (con sus aires janglepop) y ‘Roadhead’ (¿¿sobre practicar sexo oral en coche??) contienen buenas ideas no del todo bien materializadas. Ambas, sumadas a lo reiterativo de sus letras sobre amor entre misfits (eso cuando no resultan demasiado incluso simplonas), son lo menos deslumbrante del en todo caso magnífico debut de un artista que ya no solo promete. Gus Dapperton actúa este viernes 19 de julio en FIB 2019

Calificación: 7,4/10
Lo mejor: ‘My Favourite Fish’, ‘Verdigris’, ‘World Class Cinema’, ‘Eyes for Ellis’, ‘Fill Me Up Anthem’
Te gustará si te gustan: boy pablo, Clairo, Jens Lekman, Kindness
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • xabier

    Viva la era Disneyworld yuppiguay……..con 7,4, jo, jo, jo.
    Yo seguiré escuchando “She makes me feel” de Mooon aunque a los millenials ni buena parte del resto ni les suenen estos clásicos.

  • jesper

    Un abrazo

  • xabier

    Y otro al árbol, para cargarnos de energía, positiva, claro.

Send this to a friend