‘Rhythm Nation 1814’ de Janet Jackson cumple 30 años: el disco en 5 claves

Por | 19 Sep 19, 8:14

Hoy jueves 19 de septiembre, ‘Rhythm Nation 1814’ de Janet Jackson cumple 30 años. Se trata de uno de los mejores y más influyentes álbumes de la carrera de Janet y probablemente de la historia del pop, conque es oportuno hacer una retrospectiva para recordar todo lo que significó. Y ojo porque Janet promete sorpresas relacionadas con este aniversario. ¿Se acerca reedición?

Su éxito

Los datos comerciales de ‘Rhythm Nation 1814’ impresionan aún a día de hoy. Sin llegar a las cifras de ‘Thriller’, pues sus ventas totales se estiman en torno a los 12 millones de copias, el cuarto álbum oficial de Jackson es el único de la historia en haber conseguido colocar hasta 7 singles dentro del top 5 de Estados Unidos. Cuatro de ellos alcanzaron el número 1 (‘Miss You Much’, ‘Escapade’, ‘Black Cat’ y ‘Love Will Never Do (Without You)’), dos se quedaron literalmente a las puertas (‘Rhythm Nation’ y ‘Come Back to Me’ fueron top 2), y el otro «solo» fue top 4 (‘Alright’). Hubo un octavo single extraído del álbum, ‘State of the World’, que no fue elegible para entrar en lista al no contar con single físico, pero que fue igualmente un éxito en radio. ‘Rhythm Nation 1814’ además puede presumir de ser el único disco de la historia en producir números 1 en tres años distintos, 1989, 1990 y 1991. Un dato no tan anecdótico como pueda parecer, pues nos da una idea más clara de lo popular que era Janet en este momento (para que luego nos quejemos de lo largas que son las eras de Katy Perry o Ed Sheeran). El álbum fue nominado a nueve Grammys, de los cuales ganó uno, el de ‘Mejor vídeo musical largo’ por la mini-película de 30 minutos que se hizo para promocionarlo. Jackson se convirtió además en la primera mujer de la historia en ser nominada al Grammy a Productora del año, lo cual deja muy mal a los Grammys pues cuatro años atrás Kate Bush había publicado ‘Hounds of Love’, pero este es otro tema. La gira mundial de ‘Rhythm Nation 1814’ también fue un enorme éxito, aunque de 20 fechas europeas que incluyó, ninguna fue en España, donde lamentablemente nunca hemos sido demasiado fans de Janet.

Su mezcla de política y baile

‘Rhythm Nation 1814’ es probablemente uno de los discos de pop que mejor han integrado mensaje político y baile, y ahí está el apasionante single homónimo para corroborarlo, una absoluta bestia que no ha perdido un ápice de su capacidad para emocionar 3 décadas después. Para las letras del disco, Janet encontró inspiración en las noticias que veía en televisión, y en concreto el asesinato de cinco niños en el tiroteo a la Escuela Primaria de Stockton, en Cleveland, acontecido el 17 de enero de 1989, le afectó profundamente. De ahí nacieron el tema titular, ‘Livin’ in a World (They Didn’t Make)’ y ‘State of the World’. Las letras sociales de ‘Rhythm Nation 1814’ hablan de pobreza, drogas, violencia racial y efectivamente del «estado del mundo» y desgraciadamente siguen siendo relevantes a día de hoy, y aunque el álbum no es exactamente «conceptual» en tanto que su división entre canciones políticas y canciones sobre amor y sexo está muy clara, Jackson sí logró crear una obra sorprendentemente cohesiva y madura con estas dos temáticas sobre la mesa. Hoy cuesta imaginar que A&M Records propusiera a Janet primero hacer una segunda parte de ‘Control’, a lo que Jackson obviamente se negó. Tenía muy claro el disco que quería hacer y nada lo demuestra mejor que su título: la «nación del ritmo» evocada en él se refiere a una comunidad utópica donde solo existe el amor y el respeto al prójimo, pero el número 1814 es histórico, pues es el año en que el himno de Estados Unidos fue compuesto. Una declaración absoluta de intenciones por parte de Jackson que parece aludir al deseo de un nuevo comienzo para el país, en el que la violencia y el racismo ya no definen a esta supuesta «tierra de libres» que solo lo es para algunos.

Sus videoclips

Como Prince, Madonna, su hermano Michael o incluso Paula Abdul, Janet Jackson fue uno de los grandes iconos de la era MTV, de la misma manera que hoy Ariana Grande o Taylor Swift lo son de la era Youtube. Y como tal la artista hizo grandes videoclips para los singles de ‘Rhythm Nation 1814’. El vídeo para ‘Rhythm Nation’, con Janet bailando vestida con un uniforme militar, es el más icónico de todos, tanto que cuesta recordar que en realidad formó parte de una película de media hora (entonces lo llamaban «telemusical») totalmente grabada en blanco y negro y en la que también aparecían el single ‘Miss You Much’ y el tema ‘The Knowledge’. La estética oscura e industrial de esta película y de ‘Rhythm Nation’ en particular es indisociable de esta era pues también se refleja en lo musical, pero esto no significa que Janet no hiciera vídeos más coloridos para el resto de sus singles. Era muy simpático el de ‘Alright’, que emulaba un musical de los años 30, mientras el de ‘Escapade’ de hecho era circense. Tampoco faltaron el clip playero y en directo de rigor, para ‘Love Will Never Do (Without You)’ y ‘Black Cat’, respectivamente. Con razón, la gente se ha quedado sobre todo con el de ‘Rhythm Nation’, y el «look» de Janet en aquel vídeo sigue inspirando disfraces de Halloween a día de hoy, como bien sabe Beyoncé.

Sus impecables producción y secuencia

Un disco envejece bien o mal no por culpa del paso del tiempo, sino por la habilidad con la que este ha sido producido. Hay discos de los Beatles que siguen sonando de maravilla aunque nos parezcan rudimentarios escuchados en el 2019 de Charli XCX, de la misma manera que un álbum publicado hace dos meses puede sonar anticuado o sencillamente mal. En el caso de ‘Rhythm Nation 1814’ fue un álbum de pop moderno, un ejemplo del «estado del arte» absoluto, pero además estaba producido de manera magistral por el tándem de compositores formado por Jimmy Jam y Terry Lewis y la propia Janet, lo que significa que sigue siendo fascinante escucharlo en la actualidad aunque hayan pasado 30 años. ‘Rhythm Nation 1814’, con toda su maquinaria engrasada a la perfección, es uno de los álbumes publicados en los 80 con la producción más fresca y espectacular, un «blockbuster» sonoro en alta calidad, y eso se nota tanto en los potentes ritmos de ‘Miss You Much’ como en las envolventes armonías de ‘Someday is Tonight’. Ni siquiera las guitarras jevis de ‘Black Cat’ molestan. Y la comparación cinematográfica no es en vano, pues el álbum está muy bien secuenciado sobre todo al hacer uso de varios interludios, 8 en total, que tanto han gustado siempre a Janet pues contribuyen a una experiencia más inmersiva. El álbum incluso se atreve a cerrar con tres baladas eróticas, ‘Lonely’, ‘Come Back to Me’ y ‘Someday is Tonight’, pero Janet se lo puede permitir, pues son tres de las mejores canciones de su carrera. La segunda es probablemente su mejor balada debido a su preciosa melodía y a sus escalofriantes y suculentas armonías vocales. Por cierto, en el álbum no hay «background vocalists»: todos y cada uno de los coros del disco son de Janet.

Su influencia

Desde Britney Spears, que versionó ‘Black Cat’ en la primera gira de su carrera, y más tarde replicó la coreografía de la silla de ‘Miss You Much’ en el vídeo de ‘Stronger’, hasta Normani, que se encuentra entre sus alumnas aventajadas como bailarina atlética que es, pasando por supuesto por Beyoncé, Christine and the Queens o Tinashe, Janet ha influido a numerosos artistas pop a lo largo de su carrera, y lo ha hecho en gran parte gracias a la repercusión que obtuvo ‘Rhythm Nation 1814’. Pero el disco también influyó o interesó a artistas alternativos. Sleigh Bells llegaron a elogiar el tratamiento vocal del disco, Jamie xx sampleó ‘Love Will Never Do (Without You)’ en ‘Far Nearer’ y A Sunny Day in Glasgow se inspiraron en ella en ‘Golden Waves’. Little Dragons dijeron que les habían inspirado las «slow jams de Janet que, al escucharlas, sientes que flotas» y con estas palabras no podían referirse sino a temas como ‘Lonely’. El álbum no parece estar tan presente en la actualidad como el synth-pop de la «early Madonna», pero sigue siendo una obra de referencia para cualquiera que busque hacer un disco pop conceptual, con envergadura cinematográfica y en el que los mensajes sociales tengan tanto peso como el amor por la pista de baile. Puede que hoy en día las letras idealistas de ‘Rhythm Nation 1814’ resulten algo ingenuas en comparación con las que hoy en día hacen Kendrick Lamar on Beyoncé, pero eso es probablemente el único elemento del disco que ha envejecido. Y la propia Janet lo sabe, pues como cantaba en ‘Shoulda Known Better’: «I don’t want my face to be / That poster child for being naive / I guess I shoulda known better». Sin embargo, al escuchar ‘Rhythm Nation 1814’ hoy en día no puede decirse que Janet no supiera exactamente lo que estaba haciendo.

Etiquetas:

La Tienda JNSP