Nick Cave & The Bad Seeds / Ghosteen

Por | 08 Oct 19, 13:28

Quizá arrastrados por la emoción –no necesariamente de alegría–, alguno (y yo el que más) quiso ver en ‘Skeleton Tree’ un álbum de duelo de Nick Cave por la muerte de su hijo adolescente Arthur, cuando aquellas letras estaban escritas –de forma terriblemente profética, eso sí– antes de la tragedia. Había en él dolor y hasta rabia –musicalmente era uno de sus discos más hoscos–, pero sus letras no hablaban de Arthur ni de su muerte todavía. En cambio, todos los textos de su sorpresivo nuevo álbum ‘Ghosteen’ –un fantasma adolescente que, esta vez sí, no alude a otro que al chico–, fueron escritos por Cave a partir de 2017 en su casa familiar de Brighton –normalmente lo hacía en una oficina alquilada a la que acudía diariamente de manera rigurosa–. Y, ahora sí, expía en ellos la profunda pena de su pérdida, a la vez que celebra su recuerdo.

Y es que ‘Ghosteen’ es un disco que respira una brutal ternura tanto en lo musical como en lo lírico, especialmente en el primero de los dos discos que lo conforman. Aunque “las canciones hijas”, como él mismo las define, están en sintonía con la propuesta artística que Cave y los Bad Seeds han expuesto en esta década –cierra una trilogía iniciada en 2013 con ‘Push The Sky Away’– recogen un carácter amable, casi dulce, que por momentos remite a la solemnidad de ‘The Boatman’s Call’… aunque solo sea por el profuso empleo del piano que aplican tanto el propio Nick como su más fiel escudero de un tiempo a esta parte, Warren Ellis.

Así, enarbolando un sonido ensoñador en el que viejos sintetizadores –que conectan tanto con Isao Tomita como con la obra musical de David Lynch– y coros que se aproximan al gospel –sin los virtuosismos atávicos del género, pero con su espiritualidad– parecen abrir un portal al lugar –su portada parece ser una imagen idílica de aquel– donde pueda morar su espíritu. Y a través de él Nick parece dirigir a su pequeño versos de amor que, aunque no esconden la pena, están envueltos en una imaginería fantástica algo cándida y naif, con reyes (aunque sean del rock ’n roll) y sus reinas, caballos con las crines en llamas, luciérnagas, galeones que zarpan en busca de tesoros “que el dinero no puede comprar”. “He descubierto”, explicaba Cave hace un año en una de esas misivas que intercambia con sus fans, “una manera de escribir superando el trauma, con autenticidad, que afronta cualquier tipo de asunto sin dar la espalda a la cuestión de la muerte de mi niño. Encontré que, con práctica, la imaginación podía impulsarse más allá de lo personal hacia un estado de asombro”.

Algo de todo eso, aderezado con imágenes bíblicas, hay en canciones como ‘Spinning Song’, ‘Bright Horses’, ‘Galleon Ship’, ‘Night Raid’ y, en general, en toda esa primera parte que respira cierta dulzura en la voz recuperada de Cave –recordemos que ‘Skeleton Tree’ era prácticamente un spoken-word porque, sencillamente, no podía cantar– que incluso se lanza varias veces a entonar en falsete. Incluso aunque la muerte sobrevuele de manera permanente porque, en cierto modo, en todas ellas hay una visión de la parca algo idealizada, como un estado temporal, con la esperanza del reencuentro que proponen algunas religiones (en la preciosísima ‘Waiting for You’). Incluso en la propia ‘Ghosteen Speaks’, se aventura a otorgar un emotivo discurso figurado de Arthur en el que busca transmitir paz a los que le querían: “estoy en vosotros / estáis en mí / estoy tras vosotros, estad tras de mí / creo que cantan para ser libres”, dice mientras uno de esos fantasmales coros –interpretado por los propios Bad Seeds– emulan a eso, un fantasma.

Sin embargo y a pesar de todo, esa paz no es difícil de alcanzar, como dejan claro los textos del segundo volumen –las “canciones-padres”– que, en contraste con la fantasía de su primera parte, muestran una realidad más cruda… aunque recoge muchas de las figuras empleadas en sus ocho “retoños”. Quizá no lo hace tanto la propia ‘Ghosteen’, tema principal del álbum, que tras una larga intro orquestal, se esmera por mostrarse como una canción de amor hacia su hijo —“Este mundo es precioso / contenido en sus estrellas / Lo guardo en mi corazón / Las estrellas son tus ojos / Las amé desde el primer momento / Un mundo tan bello / y lo guardo en mi corazón”–. Pero, tras el exultante puente en el que el “fantasma adolescente baila en manos de su padre”, procede a la despedida, al adiós al pequeño de la “familia oso” que se “marcha a la luna”. Puede sonar exageradamente naif, pero ¿quién tiene un corazón tan negro como para afear unos versos que pretenden expiar una pérdida tan devastadora?

Más terrenal y terrible es el final del disco “adulto”. Si ‘Fireflies’, un solemne poema musicado que contiene ideas que ha mostrado en la primera parte ‘Night Raid’, muestra cierta crudeza al retratar la asunción de la muerte y la zozobra emocional de los que quedan aquí (resulta bonita y triste la idea de que una persona fallecida es como una estrella: lo que vemos en el cielo, dada su lejanía, es apenas un recuerdo de aquella), ‘Hollywood’ trae de vuelta al Cave de ‘Skeleton Tree’ a lomos del musculoso y obsesivo bajo de Martyn Casey. Y este, a través de un expiatorio viaje nocturno en coche hacia Malibu –donde se grabó parte del disco– nos cuenta la inevitable brecha que la pérdida abre en la pareja, antes de cambiar el tono –también el vocal– y emplear una leyenda budista para hacernos (y hacerse) ver que “todo el mundo pierde a alguien”, y que la paz llegará. Él y su familia siguen en espera.

Aunque más amable que ‘Skeleton Tree’, ‘Ghosteen’ es un disco arduo, casi tanto por su vasto contenido –casi 70 minutos– como por una construcción musical que, pese a contar con momentos vagamente melódicos y hasta cantables, requiere de ser atendida con el mismo cariño y cuidado por los detalles que, a todas luces, han empleado Nick Cave y sus Bad Seeds para crearla. No es un disco para escuchar a la ligera, por toda la espiritualidad y trascendencia vital que contiene. Porque, de hecho, es una certeza que en algún momento de nuestras vidas podrá servirnos de asidero y consuelo.

Calificación: 8,5/10
Lo mejor: ‘Ghosteen’, ‘Bright Horses’, ‘Waiting for You’, ‘Galleon Ship’, ‘Spinning Song’, ‘Hollywood’
Te gustará si te gustan: tanto sus dos últimos álbumes como ‘The Boatman’s Call’
Escúchalo: Spotify, Youtube

  • La Paqui

    https://www.metacritic.com/music/ghosteen/nick-cave-the-bad-seeds
    Qué tacaños XD JNSP es uno de los medios que peor puntuación han dado a este álbum.

  • Williamreid

    Yo tengo una teoría super científica según la cual cuando un músico anteriormente pop o rock deja de serlo para hacer algo mas serio, mas abstracto, menos accesible, no lo hace por gusto, lo hace porque ya no le da el coco para hacer canciones populares, frescas, pegadizas… Es decir, el pop no esta al alcance de cualquiera, se requiere un espíritu juvenil que cuando se esfuma ya no vuelve nunca jamas. El ejemplo recurrente de esto es Bjork, que es la pesadita oficial, pero Nick Cave también se ha apuntado al carro. Con Ghosteen completa una trilogía crepuscular y geriátrica, que sin embargo tiene la bendición de los críticos sesudos que se ponen muy cachondos con este tipo de propuestas profundas. En definitiva, el disco te gustara si te gusta bailar al agarrado con tu señora o si eres Miss Daisy, la de los paseos.
    (Este es el disco ideal para que los críticos musicales se explayen con un lenguaje nivel ultra pomposo y sueñen con ganar algún día el premio Nobel de literatura).

  • xabier

    Estoy bastante de acuerdo en general, quiero decir en la mayoría de casos.
    Y, en el Nick Cave, al 100%.

  • Gass

    Este álbum es lo más bonito que he escuchado en mucho tiempo

  • Pablo

    Aunque quieras creerlo hacer pop no es difícil. Sólo hay que seguir la fórmula. Y la fórmula existe desde hace más de 70 años.

  • Raskolnikov

    Personalmente, juzgar un disco como este menos de una semana después de su salida se me hace muy difícil. Una escucha me gusta y a la siguiente no tanto. Hasta que me forme una idea pasará un tiempo…

  • nachob

    Muy buena teoría en lo que respecta a Nick Cave. Con el tiempo ha dejado de hacer cosas tan accesibles como las que hacía con Birthday Party o , ya con los Bad Seeds, en esas obras maestras del pop ligero que son “Fron Her to Eternity” o “Your Funeral… My Trial” , que todo el mundo escuchaba en la radio en los 80s y sonaban en todas las fiestas, entre Michael Jackson y Madonna.

  • Williamreid

    Viendo las puntuaciones que esta teniendo este disco, nueves y dieces, podría pensarse que Nick Cave esta en su mejor momento, podría haber echo tranquilamente otro Let Love In (1994) o lo que le diera la gana y sin embargo ha optado por hacer un disco mucho introvertido, lo siento pero no me lo creo. El problema encima es que puestos a hacer discos intimistas ya los hizo en el pasado mucho mejor y ademas unos cuantos: Boatman´s Call (1997), The Good Son (1990), No More Shall We Part (2001).

  • woofer

    xD

  • Williamreid

    Ya me has entendido, el pop es un saco muy grande en el que entra todo, incluido Nick Cave.

  • mardebering

    Discrepo totalmente el pop es muy difícil, encontrar una melodía perdurable en la memoria del oyente pocos lo consiguen, luego están otros que saben tocar instrumentos que con 2 acordes y parafernalia medio engañan al personal sacando tropecientas canciones que nadie se acordará de ellas en 3,2…

  • nachob

    Sí, he entendido que dices que cuando se hace algo “menos accesible” se “hace porque ya no le da el coco para hacer canciones populares, frescas , pegadizas” y añades que “Nick Cave también se ha apuntado al carro”: “Cabin Fever”, “Saint Huck”, “Knockin´on Joe”, “Yard”, “Figure on fun”, “Junkyard”, “Your funeral my trial”, o esa canción del verano que fue “The Carny”, populares, frescas, pegadizas.

  • Angelfuck

    A mí me parece un disco con unos arreglos bonitos pocas guitarras, piano y mucho spoken-word como el anterior, esto ya lo hizo lou reed con Metallica solo q en vez de hacer arreglos con sintetizadores tan chulos puso un fondo de distorsión guitarras y base rítmica, la diferencia es que a Nick cave le dan un 10 y a Lou Reed un 0 pero ambos casos son un timo, esto no es hacer música, esto es hacer unos poemas de segunda división cantar a ratos para disimular el timo y tener un buen productor.

  • jericho

    El pop ese de melodía que escuchas una vez y duran para siempre, el pop instantáneo, es complicado. Ya es otra cosa hacer por como galletas, canciones clónicas de relleno.

    Pongo por ejemplo, Kate Bush Hounds of Love, la primera parte del álbum (es un álbum doble) intencionalmente agrupa canciones pop instantáneas, y directas, Running up that Hill, Hounds of Love, Cloudbusting. Y ese álbum es todo un ejemplo de la dificultad de hacer algo así sin terminar cosas genéricas, RUTH apenas se limita a una percusión, la repetición incesante de la melodía, sintetizadores y la voz de Kate.
    Cloudbusting esta también despejada, los instrumentos aunque particulares, son simples y agrupados en pasajes, pero la melodía vocal es infalible e instantánea. Esto por hablar de un material que fue escrito y compuesto por una sola persona, y que ahora mismo 40 años después se considera un hito pop.
    Ya son otro tema los álbumes pop perfecto de los eje 80s donde habían 30 personas para hacer lo que parece fácil, canciones instantáneas duraderas y de calidad.

  • Williamreid

    Las canciones de Ghosteen son estupendas para cantarlas en la ducha, también para escucharlas durante el desayuno y empezar el día con alegría y con alborozo.

  • nachob

    Pues eso, como las populares , alegres y pegadizas que he comentado yo. No se en los 80s como pudieron arrasar Stock, Aitken y Waterman estando las composiciones y producciones del amigo Nick. Que pena que en esa época Australia no participara en Eurovision, que a “The Carny” la veía ahí yo, en lo más alto. Joviales tonadas para la juventud de los 80s. Como echo de menos esa faceta superpop de nick.

  • jesper

    jaja entre La Bomba y La Macarena

  • Laveriano

    Nick Cave quizá sea el artista con una media de calidad más alta de los que actualmente están en activo. Su “obra” en mi opinión no tiene desperdicio. No tiene un disco malo. Me lleva acompañando cerca de treinta años, manteniendo el pulso firme. Pantanoso y desesperado, como siempre. Seguiremos desesperándonos, con estilo, escuchando sus nuevas canciones.

  • Williamreid

    Pues tengo otra teoría de propina para ti, los críticos musicales se han puesto de acuerdo en darle sobresalientes a Nick Cave para levantarle el animo después de la tragedia de su hijo. Me parece un detallazo por parte de ellos pero deberían de decirle la verdad que no pasa nada.

  • Yex Brown

    Nunca me ha interesado este hombre, ni su carrera, pero he escuchado las destacadas y son potentes. Lástima que el disco sea tan largo, si no le daría una oportunidad a escucharlo entero.

  • nachob

    Me gusta más la otra, la de Nick como autor de las canciones del verano en los 80s, porque su hijo murió hace más de 4 años y el disco anterior es el que de alguna forma recogía el dolor de esa muerte. Aunque a lo mejor lo han valorado mucho porque les gusta, fíjate tú que barbaridad.

  • Williamreid

    Ahora mismo en Metacritic Ghosteen es el mejor disco no del año, de todos los tiempos! (All time). Los críticos están haciendo un ridículo importante. Y si dejas de tergiversar mi comentario te daré un caramelito, guapetón.

  • xabier

    Qué atrevida es la ignorancia.
    No es difícil tocarla, a nivel técnico, pero crear una canción pop chula, con gusto, que perdure, no es fácil.

  • Aura de Zarzuela

    este disco es un estado poético. el agua de una inmensa lágrima. increíble. hacía tiempo que no escuchaba música de “músicos conocidos internacionalmente” (me niego a usar la palabra comercial o mainstream en este caso) trabajando su arte no solo desde el punto de vista de la estética. Aquí también hay espíritu. experiencia. y una sensibilidad fuera de las listas de lo más pegadizo. y menos mal. quizá por esos los críticos aumenten el valor de la obra. acostumbrados a escuchar el indie paquito chocolatero divertido naif y algo cínico de los grupos de moda, ponerse este disco de Nick Cave, les supone un oasis.

  • mardebering

    Como está la critica musical !!!!
    jajaja la competencia les hace hacer el ridículo diariamente, sin duda es más de fiar gente ajena a ese gremio, para leer comentarios de tal o cual disco. https://media3.giphy.com/media/mPIA4KZVXv0ty/giphy.gif

  • Pablo

    Merece la pena. Es bastante variado, y las canciones más largas (hasta 14 minutos) no dejan de cambiar.

  • Williamreid

    La culpa no es de Metacritic, ellos hacen una media de todas las criticas y eso les da como resultado que Ghosteen es nada mas y nada menos que el mejor disco de todos los tiempos, y yo soy la Virgen del Pilar. Cuanto mas lo escucho mas muermo me parece. Siempre he sido fan de Nick Cave pero esta ultima etapa son tres ladrillos y el ultimo el mas gordo de todos.

  • nachob

    Bonico, no he tergiversado. Has dicho tu opinión muy clara sobre “el carro al que se ha subido” Nick Cave. Y has comentado que a una edad a determinados artistas “ya no les da el coco para hacer canciones, populares, frescas pegadizas”. Comprenderás que me lo tome a risa. O no lo comprendas, que da igual. Pero, nada, gracias por el caramelito y por llamarme guapetón (que lo soy).

  • Avalancha

    Spinning Song, Bright Horses, y Waiting For You me parecen realmente conmovedoras, logran transmitir esa sensación de pérdida y devastación, luego tal vez encuentro ciertos altibajos en la secuencia del álbum, pero también creo que necesito escucharlo más, estos días he estado más centrado en el último de Angel Olsen. De todos modos, me gusta mucho el sonido que han conseguido y lo que cuenta, especialmente me gusta la letra de Bright Horses y la producción de Spinning Song y Sun Forest, y el momento osos de Ghosteen me encanta xDD Pero creo que este trabajo hubiera sido más efectivo si lo hubiera condensado, no me parece que esté justificado el minutaje de piezas como Ghosteen y Hollywood ni la presencia de Leviathan. En este caso creo que menos es más.

  • Avalancha

    Nada que ver, pero cuando suena el principio de Night Raid me viene a la mente Flowers Blooming in The Church de la soundtrack de FFVII, obra maestra.

    https://youtu.be/Zr0pNEnJ2dI

  • Williamreid

    Nacho B. me alegro mucho de que seas un talifan civilizado y te rías de mis comentarios en vez de amenazarme con una paliza. Te deseo que disfrutes mucho del mejor disco de todos los tiempos. Un fiestón en el hogar del jubilado.

  • nachob

    Sí, estamos de fiesta en el hogar. Nos hemos puesto el tercer disco de Birthday Party y estamos todos bailando como locos. Son canciones tan populares, frescas y pegadizas … Saludos

  • mardebering

    Mi madre¡¡¡ como está la crítica con este disco, cuando es un disco casi hablado antes que cantado y donde parece la misma canción una y otra vez, destaco “Hollywood” es la única que tiene una melodía recordable todo lo demás es casi dormirse o tirarse de un puente escuchándolo con unos auriculares.

    https://uploads.disquscdn.com/images/3de54d6ef0be44fe1f1e11588084baeed0f847b83866522df949a26dfa41f63d.jpg

  • mardebering

    Obra Maestra del Organillo con Cabra incluida….por dios¡¡¡

  • Avalancha

    Claro, forma parte de la banda sonora de un videojuego de 1997, también se ha interpretado en varias ocasiones con orquesta sinfónica. Ha sido bastante laureada.

    https://youtu.be/a3LkKviuGKU

    https://open.spotify.com/album/2x9uZkJTGLxXHDm8rztQGK?si=DnmkqZDtRqqXXRTeyCR0EQ

  • mardebering

    Una cosa es toda la BSO otra cosa es esa canción que parece de Organillo.

  • Ann

    Entiendo que para ellos (los músicos) estar haciendo lo mismo durante años puede ser un verdadero coñazo. Para bien o para mal hay que evolucionar, ni yo escucho lo mismo que cuando tenía 20 años ni espero que mis artistas favoritos se encasillen en un estilo, sería muy aburrido (para ambos).

  • Avalancha

    Sí, pero toda la BSO suena así porque es música adaptada para ser soportada por las videoconsolas de la época (1997). Eso no quita que el álbum esté repleto de grandes melodías.

  • Schröeder

    ^”:’😮😮😮😮🍃🍭🔪🎆🔥📉〰️➰

  • Schröeder

    Ay. Ay. Vaya meteduras de pata más ignominiosas en varios comentarios. Lo más sonrojante es que, a medida que pase el tiempo, estos se Irán tornando más y más fuera de lugar. Qué bochorno. Ay. Qué país. Ay, ay.

Send this to a friend