Quantcast

‘Rings a Bell’ de Allie X es la definición de «grower» sonando entre la última Katy y la primera Róisín

-

- Publicidad -

‘Rings a Bell’ de Allie X es la definición de «grower» sonando entre la última Katy y la primera Róisín

Allie X es una de esas artistas capaces de moverse como pez en el agua entre el ámbito alternativo y el mainstream, y sin haber alcanzado jamás la popularidad de una Katy Perry o incluso una Charli XCX, la canadiense está construyendo una discografía llena de temas pop bastante incontestables, entre los que brillan las geniales ‘Casanova‘ y ‘Girl of the Year‘.

Nadie sabe por qué estas canciones no lo han petado como merecían, pero Allie X pasa ya página de su etapa más «Hollywoodiense» y sus nuevas canciones se sumergen en una oscuridad muy propia del mes en el que estamos, con Halloween a la vuelta de la esquina. Además, son probablemente las más sofisticadas que ha publicado la cantante hasta la fecha: solo así puede explicarse que tanto la balada ‘Fresh Laundry’ -compuesta antes de ‘Super Sunset‘- como la bailable ‘Rings a Bell’ sean tan sumamente adictivas cuando en principio no lo parecían en absoluto. Pero parece que es en estas canciones donde Allie X se ha encontrado a sí misma, y la misma artista reconoce que son las mejores que ha escrito.

- Publicidad -

En especial ‘Rings a Bell’, producida por el sueco Oscar Görres, engancha sin que realmente lo esperes: es la absoluta definición de «grower». A veces escuchas una canción que, sin conmoverte de primeras, sabes que ha plantado una semilla en tu cerebro, y es el caso de esta gran canción pop que, gracias a sus campanillas eclesiásticas, suena a medio camino entre Halloween y Navidad, pero cuya producción es puramente contemporánea. La base tiene un punto deep house que habría encajado en algún lugar de ‘Witness‘ de Katy Perry, pero a la vez un punto jazzy que remite a la primera Róisín Murphy. Y por encima de todo se impone un estribillo sutil pero a la vez ultra melódico, tan elegante y a la vez extraño como el propio estilo de Allie X en las imágenes promocionales.

Y no puede pasarse por alto que ‘Rings a Bell’ respira un elemento esotérico, casi fantasmal, que conecta con su propia temática. «El sentimiento de haber estado ya en un lugar es algo que he explorado en este último año», ha explicado la artista en Twitter. «Esta canción va sobre caer en la madriguera del conejo, sobre vivir algo surrealista, como procedente de un sueño, o quizá de tu subconsciente».

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas