Rufus Wainwright avanza su futuro y nos deja helados con su pasado en ‘La Hora Musa’

Por | 04 Dic 19, 15:30

La Hora Musa ha emitido su último programa de la segunda temporada antes de lo que ellos mismos llaman los “bises” de la semana que viene. El último programa con el formato tradicional ofreció actuaciones de Rufus Wainwright, Christina Rosenvinge y Depedro con y sin Fuel Fandango.

El protagonista principal fue por supuesto Rufus, más que por ser un artista internacional, porque llegó a estrenar dos temas en acústico de su próximo disco, que no saldrá hasta abril de 2020. Si ‘Montauk’ a piano nos recordó que ‘Out of the Game’ (2012) es un disco que no estaba nada mal, las canciones inéditas del siguiente fueron ‘Peaceful Afternoon’, una balada acústica -al menos de momento- sobre la institución del matrimonio; y ‘Only The People That Love’, también a la guitarra. El formato y las canciones no eran los más agradecidos para un espacio televisivo, pero su voz fue preciosa como siempre.

La “divertida entrevista” prometida en nota de prensa de Maika Makovski con Wainwright no lo fue tanto, pues el programa sigue un poco encorsetado en su esmero u obligación de prescindir de todo tipo de ironía, humor negro, acidez o atrevimiento; y así, la broma más recurrente fue la adicción de Rufus al jamón ibérico. Pero al menos el artista nos habló sobre ese nuevo álbum. Habrá canciones de amor, pero también hay un tema seminal llamado ‘Hatred’ que no pudo interpretar porque requiere de banda (quizá opine lo mismo del single que conocíamos, ‘Trouble In Paradise’), y que refleja mejor la parte política de ese nuevo álbum. “Estamos a punto de entrar en una guerra de verdad por la supervivencia del planeta, la mujer o los homosexuales (…) pero ha habido muchas batallas en la historia, y también ganaremos esta”, indicó Rufus animado, entre risas. Cuando creíamos que se iba nos dejó totalmente helados con una interpretación a piano de ‘Going to a Town’, una espeluznante canción política publicada en 2007 pero cuyo «estoy tan cansado de ti, América» parece haber sido escrito hoy.

Christina Rosenvinge, que ya ha anunciado las fechas de fin de gira de su disco ‘Un hombre rubio’, interpretó en el programa en directo ‘La flor entre la vía’ y ‘Romance de la plata’ tras definirse como “cantautora eléctrica” para que la gente no la asocie al folk. Su actuación, delante de unos grafitis, larga y completamente a su rollo, fue estupenda. Rosenvinge habló de su libro ‘Debut’ que ciertamente puede interesar a cualquier interesado en la música y no solo en su música, por su dedicación a la métrica y las rimas, por ejemplo; y definió a Rocío Márquez como su “hermana flamenca”.

El programa se completó con el siempre solvente en vivo Depedro, que interpretó 4 temas con uno de los músicos de Calexico, entre ellos ‘Panamericana’, ‘Te sigo soñando’ (que en su momento hizo con Luz) y una versión de ‘Llorona’ junto a Fuel Fandango, en un registro más llorón del que estos suelen gastar. En la entrevista Depedro reivindicó los 90 de Malasaña por encima de los 80, por su «efervescencia» y la cantidad de música que se veía en directo; y también tuvo palabras de agradecimiento hacia «Izal o Vetusta» por su apoyo, y las recibió de un programa pasado de Santiago Auserón.


La Tienda JNSP