‘The Affair’: la música de Fiona Apple, lo mejor de este culebrón extendido 5 años

Por | 07 Dic 19, 14:06

‘The Affair’ despuntaba como serie dramática hace 5 años al apostar por una original estructura: cada capítulo se dividía en dos partes, mostrando durante la primera mitad la historia desde el punto de vista de un personaje, y durante la segunda más o menos lo mismo, pero pasado por el prisma de otro personaje. Este sencillo truco servía para que el espectador comprobara las distintas versiones de unos hechos, reflexionando sobre cómo manipulamos la realidad cuando contamos una historia, o cómo llegamos a autoengañarnos hasta el punto de perder toda objetividad sobre lo que de verdad ha pasado. Así, esta historia sobre la decadencia del matrimonio y un “affair” vacacional tenía hasta un punto de humor y ligeramente filosófico. El atractivo cásting que llevaba tanto a Maura Tierney (Helen, la esposa) como a Ruth Wilson (Alison, la amante) a triunfar en los Globos de Oro, sumando también a Joshua Jackson (muy querido por aquí por su protagonismo en ‘Fringe’) y Dominic West (‘The Wire’, ‘Chicago’, ‘300’) alejaba a la serie de lo telefilmesco.

Sin embargo, pasaron los años y la avaricia rompió el saco: la estructura empezó a resultar repetitiva o ya muy poco relevante para la trama, y el guión empezó a dar bandazos con el único objetivo de mantener a la audiencia en vilo. ‘The Affair’ tuvo sentido mientras la trama principal era resolver quién fue el responsable de la muerte de un personaje (uno de los Lockhart) y Alison era un personaje conmovedor en su lucha con sus problemas mentales tras haber perdido un hijo en el mar. Cuando las cosas empezaron a derivar hacia tramas más culebronescas (que si este hijo en verdad no era tuyo, que si ahora un personaje sufre cáncer), gran parte del encanto fue quedando por el camino.

La serie ha terminado este otoño, siendo su quinta temporada la definitivamente final. ‘The Affair’ ha llegado a ella tras prescindir no de 1 sino de hasta 2 de sus 4 personajes principales. Tras el shock que este hecho supuso en la cuarta temporada, la quinta es ya un hervidero de ideas sin culminar que fluctúan entre las dificultades de un personaje secundario para ser buena madre, la vigencia de la institución del matrimonio, el #MeToo, la hipocresía y el “todo vale” en Hollywood, el Alzheimer, los incendios de California… y hasta un viaje al futuro de mano de Anna Paquin, medio influido por ‘Black Mirror‘. Ideas que podían haber enriquecido la trama más desarrolladas -sobre todo la del #MeToo, teniendo en cuenta el carácter de Noah, el clima social y el target de la serie-, pero que aparecen desdibujadas y desaprovechadas, como si ni a los mismos guionistas les importaran.

Entretenidilla pero mucho menos ácida y afilada que ‘Mujeres desesperadas’, ‘The Affair’ ha llegado a su fin sin hacer mucho ruido y con algunos problemas de maquillaje y caracterización. Ahora mismo, es hasta raro que Fiona Apple se prestara para hacer la canción de cabecera de esto. En una época en que las cabeceras ya no duran precisamente 2 minutos, ella, que no saca disco desde 2012, donaba la inédita ‘Container’ para regocijo de Sarah Treem, fan desde los 16 años, y creadora de ‘The Affair’ junto a Hagai Levi. Pensaréis que es irrelevante pero no lo es: hasta tal punto Fiona Apple ha terminado siendo lo más destacado de la serie que le han reservado el número final. Efectivamente, la serie acaba con una versión suya de ‘The Whole of the Moon’ de The Waterboys en una escena poética que recuerda al desenlace de ‘A dos metros bajo tierra’ y que dignifica de alguna manera una quinta temporada un tanto decepcionante. 6.

Etiquetas: ,
  • Raskolnikov

    Siempre será Mcnulty

  • Jorge Fernandez

    Alonso, dedicate a otra cosa. Para esto no sirves. Vuelve al cole.

  • mardebering

    La primera temporada BESTIAL, luego fue flojeando por las temáticas tan “convencionales”, gracias al trabajo fantástico de los actores la continué viendo.

Send this to a friend