Stormzy / Heavy Is The Head

Por | 16 Dic 19, 13:06

Si Stormzy dedicaba su álbum debut, ‘Gang Signs & Prayers‘, a hablar de su difícil adolescencia, de la depresión y de sus primeros pasos como figura del grime británico, ‘Heavy Is The Head’ es un disco que habla de fama, de envidia, de redes sociales, todo a sabiendas de la posición que ha conseguido en la industria musical. Stormzy es consciente de que está en el momento cumbre de su carrera, desde luego este ha sido el álbum más escuchado en Reino Unido durante este fin de semana, y hay algo de justicia poética en ello. Si en la portada el artista se está quitando su inseparable chaleco con la Union Jack, en las letras aparecen un par de dardos envenenados contra Boris Johnson, que irónicamente ha arrasado en las elecciones al Parlamento Británico casi el mismo día que se editaba este disco.

«Fuck the government and fuck Boris» es una frase del single principal ‘Vossi Bop’, mientras ‘Crown’ ironiza sobre el clasismo en Londres («Si supieras mi historia, te horrorizaría / la ironía de trapichear en una bici de Boris«); pero este no es un álbum político. Es un álbum sobre Stormzy. Hasta el punto de que tantas arengas dedicadas a sí mismo, probablemente en busca de la autoestima perdida, llegan a resultar un poco extenuantes.

‘Big Michael’ empieza presumiendo de su primer número 1 («dicen que me he hecho mainstream (…) He sido no top 2 sino top 1»), a continuación ‘Audacity’ termina referenciando el chaleco de Banksy («cuando Banksy me puso el chaleco / sentí que Dios me estaba poniendo a prueba»), ‘Pop Boy’ responde a los que le critican por hacer pop y no grime, en ‘Wiley Flow’ dice que «si no tienes cinco tops 10» ni te molestes en «hablarle de listas», en ‘Bronze’ se jacta de «colocar todo lo que lanza en el top 40», el disco incluye canciones que se llaman ‘Handsome’ y ‘Rachael’s Little Brother’ dedicadas a sí mismo (Rachael es su hermana, pero el tema habla más que nada de él), y por si no fuera suficiente con todo esto, en ‘Rainfall’, una canción contra sus «enemigos» en la que asegura que no puede «oírte entre todos esos Brits», ha invitado a Tiana Major9 para elogiarle todavía más. «I’m gonna praise ya, I’m gonna praise ya», repite la pobre en un puente precioso, por otro lado, inspirado en Mary Mary.

Esta necesidad de empoderarse es obviamente común al género, pero esperábamos algo más de variedad, humor y hondura en los textos de un artista que tiene tanto que contar y aportar. Parece haber quedado en cierta medida en la superficie. En ‘One Second’ critica al NME por aquella portada en que le utilizaron para hablar de la depresión cuando él no quería darles una portada. De alguna manera prefiere recriminar «no soy un chico de portada para la salud mental» en lugar de hablar de «salud mental», lo cual habría beneficiado la atemporalidad, la universalidad y la comprensión de esta música fuera de Reino Unido. Esa decisión artística quita algo de fuerza a un disco que vuelve a ser muy acertado, como lo era su debut, en su modo de secuenciar canciones durante casi una hora, alternando canciones más próximas al grime, de ‘Audacity’ a ‘Wiley Flow’, con otras muy melódicas y R&B, realmente tan melosas como ‘Do Better’ y ‘Lessons’.

‘Heavy Is The Head’, cuyo título es una referencia a Shakespeare, es el típico disco tan confiado en su consistencia que se permite terminar con su canción más emblemática: efectivamente ‘Vossi Bop’, inspirada en un baile popularizado en Twitter, es la pista 16, cuando ya hemos escuchado el bailable tema con Ed Sheeran y Burna Boy (el hit ‘Own It’), la amabilísima intervención de H.E.R. en ‘One Second’, la pequeña concesión al pop sintético de ‘Rachael’s Little Brother’, otros singles como ‘Crown’ o inminentes como parecen por sus cifras el antirracista ‘Superheroes’ y ‘Lessons’… La estrategia es absolutamente infalible: Stormzy rapea a toda velocidad en la parte más oscura, y el estribillo o gancho principal se compone de una parte más melódica, a veces compuesta de voces propias (el final de ‘Little Rachael’s Brother’), sampleadas (‘Do Better’) o de un artista invitado (‘One Second’). El artista construye así un segundo álbum sólido que volverá a encumbrarle en las listas británicas, pues hasta el interludio (‘Don’t Forget to Breath’, con YEBBA), un tanto Kanye West, es excelente.

Calificación: 7,8/10
Lo mejor: ‘Vossi Bop’, ‘Crown’, ‘Do Better’, ‘Rachael’s Little Brother’, ‘One Second’
Te gustará si te gusta: el anterior, Skepta, Dizzee Rascal, Lauryn Hill
Escúchalo: Spotify

La Tienda JNSP