Rodrigo Cuevas ronda a Raül Refree / Manual de Cortejo

Por | 05 Ene 20, 11:40

Lees por todas partes el nombre de Rodrigo Cuevas y, sin saber quién es, buscas su nombre en Youtube en busca de claridad. Ves el vídeo de ‘Muiñeira para a filla de bruxa’ y alucinas. Solo quieres saber más y más. ¿De dónde ha salido este personaje? Lo saben desde hace tiempo en Asturias, de donde es oriundo este artista de cabaret con formación musical clásica que se denomina a sí mismo “agitador folclórico” porque eso es lo que hace, sacudir los cimientos del foclor asturiano y convertirlo en algo nuevo. O al menos en algo renovado. Y en su debut oficial, ‘Manual de Cortejo’, lo ha hecho con la ayuda de Raúl Fernández “Refree”, quien tras colaborar con Rosalía en ‘Los Ángeles‘ o con Silvia Pérez Cruz en ‘granada‘, ha dejado aparcado el flamenco para entregarse a la canción tradicional asturiana, a las muñeiras y a los xiringüelus, y de este modo construir junto a Cuevas una sólida colección de canciones con la que traer estos sonidos a las puertas de la nueva década.

Pasado y presente se superponen en ‘Manual de Cortejo’ desde su portada -que muestra una escultura, obra de Ricardo Villoria, de un minotauro con la imagen de Cuevas tiznada con ceniza de carbón de las cuencas asturianas, y con el artista subido encima de unas plataformas hechas con madera de fresno- y de su mismo título, tan anacrónico en la era de las redes sociales y de las aplicaciones para ligar. Pero Cuevas, que no ve ninguna contradicción entre ser una persona moderna y vivir en el campo (como él hace) y menos hoy en día con los avances tecnológicos que existen, aboga por el contacto humano ante todo, por que no se pierda la “poesía a la hora de ligar” ni tampoco el contacto del ser humano con la naturaleza. ‘Manual de Cortejo’ no es tanto un “manual” como un recordatorio de que las cosas se pueden hacer de otra manera y que, de hecho, se pueden hacer mejor. Sin embargo, el álbum no es solo eso, sino que también es un trabajo sobre el amor, la alegría de vivir, la muerte e incluso sobre los derechos civiles y que, a través de algunos personajes célebres de Asturias, hace un repaso a la historia social de la región para reflexionar sobre la importancia de conocer su historia y de proteger su cultura.

La composición de ‘Manual de Cortejo’ empezó con Cuevas y Refree yéndose 10 días al norte, en concreto a Asturias y a Galicia, para empaparse de la cultura y de la atmósfera de ambos territorios, descubrir sus voces y percusiones antiguas y entablar conversación con sus habitantes. Este trabajo de investigación y de archivo ha culminado en una obra que mezcla cante tradicional con grandes percusiones y una electrónica que, sin ser moderna, actualiza las canciones abordadas. La voz de Cuevas, mucho más cerca del encanto ordinario de Lorena Álvarez que del timbre sobrenatural de Rosalía, hilvana estas canciones con gusto y a veces con desparpajo, pero no es lo mejor que el artista tiene que ofrecer. Y no tiene por qué serlo, pero en ‘Manual de Cortejo’ brilla sobre todo su visión conceptual y sobre todo un repertorio muy bien escogido y secuenciado que no puede estar más lleno de letras emocionantes y tiernas como la de ‘Tengo de xubir al puertu’, donde canta: “tengo de xubir al puertu, y aunque me cubra la nieve, tengo de xubir al puertu, que allí ‘ta la que me quiere”.

A veces, la fusión de tradición y contemporaneidad lleva a Cuevas por caminos insospechados. Las texturas electrónicas y percusiones orgánicas de ‘Muiñeira para a filla de bruxa’ construyen el single de Cuevas más asequible, mientras ‘Arboleda Bien Plantada’ y ‘Ronda de Robledo de Sanabria’ utilizan sutiles estilismos sonoros próximos al deep-house aunque no sea intencionado, y ‘Tengo de xubir al puertu’ emplea la distorsión vocal como medio para enrarecer el mensaje de Cuevas sin ningún otro propósito aparente. Es una sobreproducción que no termina de favorecer los textos en algunas ocasiones, como en ‘Xiringüelu’, donde la alegría de este baile tradicional queda algo entorpecida por una serie de ritmos y efectos innecesarios. Sin embargo, los samples vocales y las percusiones electrónicas de ‘Muerte en Motilleja’ crean una gran apertura para el álbum. Por otro lado, ‘Ronda de Robledo de Sanabria’ es otro de los momentos destacados del disco gracias a su conjuro tradicional, que Cuevas no deja de actualizar con una graciosa referencia a una conocida aplicación de mensajería móvil: “cada vez que te pases por debajo de mi casa, rezo que me llegue notificación al WhatsApp”, canta Cuevas con el “pensamiento” no se sabe dónde.

A lo largo de ‘Manual de Cortejo’, el oyente se va topando con testimonios de La Tarabica, una señora de Cimavilla (Xixón) muy querida en la región, pero también con una copla y una habanera e incluso un interludio con el que Cuevas defiende la causa de los refugiados, aunando lo ultralocal con lo nacional y después con lo universal. Entre tantas capas de historia y significado destaca la cumbre emocional de ‘Rambalín’, una balada que, con El Coro Minero de Turón, recuerda a Rambal, un icónico personaje precisamente de Cimavilla que fue transformista en pleno franquismo y que fue asesinado a los 47 años en circunstancias que aún no han sido esclarecidas. En esta preciosa canción, Cuevas interpreta sobre Rambal para cantar que “era maricón de nacimiento, una cosa mítica en Xixón” y para recordar que no hubo mayor “esplendor” en su pueblo que el que él regalaba a las personas que se acercaban a verle actuar en los bares, siendo él siempre la persona que quería ser sin importarle el resto. Es difícil no ver en Cuevas parte de ese espíritu libre y valiente que caracterizó a Alberto Alonso Blanco, sobre todo en un disco que se dirige a tantas direcciones sin miedo y, a la vez, con tanto acierto.

Calificación: 8/10
Lo mejor: ‘Muiñeira para a filla de bruxa’, ‘Muerte en Motilleja’, ‘Ronda de Robledo de Sanabria’, ‘Rambalín’
Te gustará si te gusta: Rosalía, Niño de Elche, Los Hermanos Cubero, Sílvia Pérez Cruz
Escúchalo: Spotify

  • La Paqui

    El último discazo de 2019. Qué pena que no saliera un pelín antes, porque se merece estar entre los mejores discos del año pasado.

  • jesper

    Muy de acuerdo

  • mardebering

    En la portada le sobra el tanga.

  • Vuffy

    Gracias por la reseña; un disco muy chulo. El folclore está de moda y yo que me alegro.

    Sin llegarme mucho su timbre, aunque llegándome un pelín más que “El Sobrenatural Timbre de Rosalía, La Mejor Cantante de Todos los Tiempos”, hay que reconocer que el muchacho canta estupendamente y sabe defender de sobra este tipo de canciones.

    He agradecido mucho la versión de ‘El día que nací yo’, una copa muy difícil de cantar, por cierto. Últimamente estoy a tope con la Imperio <3

    Es pertinente comparar este disco con 'El mal querer'. Si bien los resultados son similares en cuanto se mezcla folclore con electrónica, las perspectivas, los enfoques, las posiciones son totalmente distintas. Rodrigo Cuevas SE recrea en el folclore asturiano y gallego desde dentro y Rosalía RE-CREA el folclore gitano-andaluz desde fuera. Ninguna de las dos perspectivas es ni mala ni buena; sólo son distintas, como una narración biográfica escrita en primera persona lo es de una fábula escrita en tercera.

    Por cierto, les he echao un vistazo a los créditos de 'Manual de Cortejo' y aquí no parece haber autorías morales copieteadas. Bravo por Rodrigo.

  • Ganso

    Menos mal que no quieres comparar, porque lo haces reiteradamente con la peor de las intenciones.

    Lo de que Rodrigo lo recree desde dentro y Rosalía desde fuera por el simple hecho de tener la cercanía de los orígenes de la música que hacen es bastante paleto, por cierto. El hecho de ser de Asturias, de Extremadura o de Timbuctú no significa que estén en contacto con el folklore de esa zona. Yo por ejemplo no estoy ni he estado nunca en contacto con el folklore de mi zona por haber sentido rechazo siempre.

    Dicho esto, es un señor disco, hecho al detalle.

  • Ganso

    y le falta tacón.

  • nachob

    Después de leer esta crítica estoy bastante interesado en el disco, al que, en principio, no me apetecía demasiado darle una oportunidad por la oferta que hay. Estas son las críticas que me gustan, las que te dejan con ganas de escuchar (o ver, o leer, …) lo que comentan.

  • Vuffy

    Yo: “Es pertinente comparar”.
    Tú: Menos mal que no quieres comparar.

    Busca “pertinente” en la RAE, anda.

    No entiendo por qué sigues dirigiéndote a una “rata paleta y malintencionada”, pero en fin… Supongo que en tu zona las ratas no te rechazaban.

    Feliz año.

  • mardebering

    FACHACOPLA, pero bueno hay cuadros de Hitler que me encantan, los metes en el Prado y dan el cante.

  • nachob

    ¿Por qué hacen todavía estas portadas que parecen del típico Cd que regalaban las revistas hace 20 años?

  • Ganso

    Porque sigue habiendo gente como tú que no las entiende

  • Vuffy
  • mardebering

    ARGGG¡¡¡ Arrimadas esa cosa tan repelente, tan fachorra e inútil, todo junto en su neurona.

  • ddlm

    Mi disco favorito del año pasado, una maravilla todo. Parece que está empezando a generar el ruido que se merece.

    Por cierto, en Rambalín cuenta la historia en tercera persona en todo momento, empezando con un “y era maricón de nacimiento”, no “yo era”.

  • nachob

    En la lista de RDL sí está.

  • nachob

    Entonces, ¿las hacen porque hay gente que no las entendemos (si es que hay algo que entender, claro) ? Que motivo más raro para diseñar algo..

  • Ganso

    Calla, ¡impertinente!

  • Maximiliano Sebastián Díaz Gon

    Me enteré de su existencia en el Cachitos de Nochevieja imitando a Casal e investigué. Discazo

Playlist del mes

Send this to a friend