Capitán Sunrise / Dramas del primer mundo

Por | 16 Feb 20, 10:11

Capitán Sunrise son uno de aquellos grupos que pasaron por la colección de 7″ de Elefant, New Adventures In Pop, editando después un par de álbumes en Discos de Kirlian. Con el nuevo, ‘Dramas del primer mundo’, parecen asentarse en el catálogo de Jabalina, donde sobreviven colegas en esto de la música por amor al arte como Doble Pletina (Laura Antolín colabora en el penúltimo tema) o Parade. La banda liderada por Santi Diego con Noelia Cabeza a los coros mantiene aquí en un pedestal referentes clásicos como Belle & Sebastian, los Smiths, La Casa Azul y Pegamoides (muy obvio en ‘Campaña electoral’, con La La Love You), si bien dando más peso a los sintetizadores en muchas de las canciones.

Así, aunque Morrissey y Stuart Murdoch siguen siendo una influencia salvaje en tarareos y melodías, el disco se abre con un tema llamado ‘Luna Roja’ que, inspirado en ‘Buffy Cazavampiros’, parece destinado a la pista de baile. Y más que al disco-funky de los últimos Belle & Sebastian, el álbum se entrega al pop ochentero en ‘Mientras sobrevolaba Tokio’, que parece una canción desconocida de Trans-X; mientras que Abba son la inspiración de ‘Confesiones de un tarado emocional’. En sintonía con semejante título, ‘Dramas del primer mundo’ se regodea en la filosofía “loser” que empapó el indie de finales de los 80 y principios de los 90, con frases como “casi ni en Ebay nos podrían subastar” (la misma ‘Confesiones de un tarado emocional’), “soy un error del sistema” y rimas tan Vainica Doble como “Tengo el mismo valor que un MS-dos / Estoy tan olvidado como Madrid Rock” (‘Error de programación’).

Esa sensación de desarraigo plasmada en frases como “Nos costaba esfuerzo ser igual que el resto” a veces da lugar a cierta rebelión, y curiosamente son muy abundantes las referencias a la política actual. ‘Los dramas del primer mundo’ habla de alguien que por mal de amores deja de leer filosofía y atender a la política (“he cambiado a Platón por Prozack, ya no leo a Rousseau como siempre”), dejando la divertida frase “desde que te fuiste no bebo chupitos si en la tele oigo “Venezuela””. Igualmente, en la que parece que va a ser su canción más popular, ‘Bésame antes de que acabe el gobierno’ asistimos a un encuentro romántico en un bar, sin que el protagonista pueda adaptarse a la moda del electro latino. Pero al final lo logra y se celebra con una base de reggaetón: es el éxito de su propuesta “Bésame antes de que cambie el gobierno / la izquierda pocas veces se pone de acuerdo”. El grupo, defensor del pop por encima de todas las cosas, agradecería letras más cortas y estribillos más fáciles de recordar, pues no todo el mundo tiene la base de fans tan entregada de Fangoria y La Oreja de Van Gogh, pero entre la colaboración altruista de La Bien Querida en ‘La llamada ganadora’ y los ecos a Algora (Víctor) de la romántica ‘Me has convertido en el mes de enero’, el disco se beneficia de una decidida variedad.

Calificación: 6,5/10
Lo mejor: ‘Bésame antes de que acabe el gobierno’, ‘Mientras sobrevolaba Tokio’, ‘Los dramas del primer mundo’
Te gustará si te gustan: La Casa Azul, Cola Jet Set, Algora, Salvador Tóxico
Escúchalo: el single en ‘Youtube

  • nachob

    A mí este grupo nunca me ha defraudado. Este disco solo lo he oído un par de veces y promete mucho.
    la portada parece de disco de Hilario Camacho, pero no lo digo como algo malo.

  • Solo por el título merece la pena escucharlo

  • Almond

    Muy de acuerdo con la crítica del disco salvo la nota, que me parece baja sobre todo para un disco con temazos como La llamada ganadora, Dramas del primer mundo, La libreria, Spoiler de un final, Confesiones de un tarado emocional…. . No hay mucho grupo español capaz de hacer un disco con tantos temas de calidad.

Send this to a friend