Tversky / Tversky

Por | 20 Feb 20, 9:38

En un mundo en el que parece que solo cuenta colar tu canción en una playlist de éxitos actuales con millones de followers o al menos hacer música para llenar dos o tres Rivieras, hay que querer a Tversky. El dúo catalán se ha hecho un hueco en nuestros corazones reivindicando los sonidos disco-funky más clásicos. Pero no se parecen casi nada a Daft Punk: lo suyo no es el Autotune. Y mucho menos a Mark Ronson featuring Bruno Mars. No pretenden actualizar los sonidos que idolatran ni telonear a Dua Lipa. Lo que más les interesa es lo que menos se lleva: el lado orgánico de los discos de Chic, Earth, Wind & Fire y sus queridos Hall & Oates.

Alan Imar está indudablemente marcado por su trabajo de saxofonista, aunque Tversky no se han quedado en eso, incorporando también sintetizadores de los primeros años 80, de mano de su socio Xavier Paradis. Hay quien hablará de nu-disco, de grupos más contemporáneos como Chromeo y Phoenix, pero en realidad casi todo lo que hacen suena tan concentrado en una época determinada, tan retro, que deberían tener un “live” de residencia en toda fiesta de San Junipero inspirada entre 1978 y 1985. Así -‘1985’- se titula el que era su mayor hit hasta la llegada de su largo de debut, un álbum bien armado que agradece la paciencia con que se han tomado estos años de entrenamiento, lanzando EP’s y singles sueltos.

‘Tversky’ cuenta con medios tiempos funky como ‘Anything’, que entre saxo y palmas al final consiente un pizpireto solo de piano; otros más acelerados como ‘Can’t Stop’, cuyo único deseo es “verte bailando frente a mí”; interludios e instrumentales, a destacar el atractivo ‘Alvia Tour’ que… ¿de verdad dura 8 minutos y no 2?; y su hit destacado. En este caso se trata de ‘Addict’, una canción sobre amor a primera vista que debería ser su canción de “breakthrough”: si en ocasiones parecía que Tversky no querían tener su pepinazo pop, decantándose más bien por los desarrollos largos y mimados, este tema viene a demostrar que nos equivocábamos. Al garbo de temas como ‘Let Go’, introducido por el saxo, y el disco ‘Set Me Free’, hay que sumar el atrevimiento final que implica ‘Susubelo’. A riesgo de excederse con el componente “cheesy” de un Chaval de la Peca, se han arrancado con el castellano y les ha salido estupendamente. Ya tienen tema con el que cerrar sus conciertos, de 5 minutos y medio, pero extensibles hasta los 10.

Calificación: 7,4/10
Lo mejor: ‘Addict’, ‘Alvia Tour’, ‘Susubelo’, ‘Set Me Free’.
Te gustará si te gusta: Friendly Fires, Earth, Wind & Fire, Chromeo
Escúchalo: ‘Addict’ en Youtube.

Etiquetas:
  • La pregunta es, ¿son amigos vuestros?, porque no entiendo que JNSP que no ha reseñado un solo disco de Soulpersona, Bran New Heavies, Incognito (Tony Momrell o cualquier de sus ex) o por citar gente que saco disco el año pasado KDMS, Nite-Funk, Dam-Funk o incluso Jayda G, y vengáis ahora a tocar un genero como el Funk y Disco (o Nu Disco que es como los hipsters quieren llamarlo ahora, no sea que les confundan con pollaviejas) que nunca os intereso mas allá de las aproximaciones mas comerciales o más chillwave .

    Por mi guay, ojala reseñaseis más, el genero últimamente tiene buena salud (absolutamente underground, como prueba las asistencias de clamores cuando viene mucha de esta gente) pero vamos, el disco ni es especialmente diferente, ni especialmente reseñable, salvo ya digo, que sean amigos vuestros.

Send this to a friend