‘Patience’ de Porches es una emotiva balada 80s a punto de desmoronarse

-

- Publicidad -

‘Patience’ de Porches es una emotiva balada 80s a punto de desmoronarse

Porches acaba de publicar su nuevo disco, ‘Ricky Music‘, otra muestra de su peculiar forma de entender el synth-pop de los años 80. La personal deconstrucción «DIY» que el estadounidense Aaron Maine ha perpetrado de este sonido a lo largo de su breve carrera ha producido canciones maravillosas como ‘Mood’, ‘Underwater’, ‘Find Me’, ‘By Your Side’, ‘Goodbye’ o ‘rangerover’ a las que este año se han sumado otras que han contribuido a seguir construyendo el personal mundo musical de este artista.

Una de ellas es ‘Patience’, que abre ‘Ricky Music’. Mi compañero Sebas E. Alonso no la destacaba entre las mejores del disco, pero en mi opinión es una canción cautivadora, de esas hechas para sumar fans. La música de Porches se caracteriza por su imperfección: el artista puede tener entre manos una gran balada synth-pop de los 80 como ‘Patience’ que después pervierte de diversas maneras, como queriendo realzar la imperfección humana frente a la perfección de la maquinaria pop. Muchas de sus composiciones suenan a maqueta a propósito, y ‘Patience’ ni siquiera parece una canción terminada: dura 2 minutos y medio y parece un esqueleto de canción más que otra cosa. Sin embargo, es arrebatador lo que hace instrumentalmente: utiliza un ritmo con gran eco a la manera de la época, pero tocado como a destiempo, y también una dramática melodía de teclado que suena desafinado y mal tocado. ‘Patience’ suena pendiente de un hilo, como si estuviera a punto de desmoronarse en cualquier momento, y este debe ser el secreto por el que es una composición tan extraña y a la vez sobrecogedora. El vídeo de ‘Patience’ refleja visualmente todo esto: en él, Aaron interpreta a un pringadete de instituto que junto a una compañera realiza una extraña coreografía frente a sus compañeros en una pista de baloncesto. El baile es recibido con ridículo, pero Aaron y su nariz roja no se dejan pisar y siguen mandando besos al aire para defender su dignidad.

- Publicidad -

Si el sonido de ‘Patience’ vuelve a reflejar la visión distorsionada que Porches tiene del pop, su mensaje sí es más universal al hablarnos de ese anhelo que cualquiera ha sentido por un amor pasado. «Siempre estaré a tu lado» es la frase más repetida en una letra que puede llegar a ser misteriosa («I’m rooting for your patience») pero que sobre todo suena anclada en los recuerdos: «pongo mi cabeza en tu falda, y grito todo el día, y tú gritas toda la noche, creo que nada está bien, pero quiero que sepas que he estado pensando en ti». Es simplemente un fragmento de la mente de Aaron Maine que este ha sabido transformar en una bellísima composición pop que solo él, y nadie más, podría haber escrito.

Lo mejor del mes:

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas