La honestidad brutal de Halsey desarma en la «radio-friendly» ‘Still Learning’

-

- Publicidad -

La honestidad brutal de Halsey desarma en la «radio-friendly» ‘Still Learning’

Halsey era una de las primeras artistas que publicaban disco en 2020, en concreto durante el mes de enero, cuando la pandemia global todavía no era una realidad. Entonces destacábamos ‘Manic‘ como Disco Recomendado y también como Disco de la Semana por su maduro y variado contenido musical, que iba de la balada electrónica al emo-rock pasando por el trap o el country y hacía pensar en diversas influencias, y también por la honestidad brutal de muchas de sus letras, aspecto que caracterizaba a temas destacados como el que nos ocupa hoy.

‘Still Learning’ es la canción de ‘Manic’ que reúne en sus créditos de composición a Ed Sheeran (con quien Halsey ya había trabajado en ‘Eastside’ con Khalid) y a Romy Madley Croft de The xx. La producción de Louis Bell y FRED utiliza un ritmo de tropi-pop que obliga a pensar en ‘Shape of You’ y contiene un fondo tenebroso que podemos emparentar vagamente con los autores de ‘I See You‘, pero la melodía lleva muy claramente la marca de Sheeran. Sin embargo, Halsey lleva la canción totalmente a su terreno gracias a una letra en la que profundiza en sus problemas de autoestima y a una actuación vocal expresiva y llena de emoción. Si Ed Sheeran, por lo que ha demostrado, jamás habría conseguido tal cosa, cabe pensar que ‘Still Learning’ es una canción hecha a medida de Halsey y de nadie más.

- Publicidad -

En esta canción tan melancólica y a la vez tan «radio-friendly», Halsey saca sus mierdas personales sin caer en el victimismo fácil. La cantante, que ha hablado abiertamente sobre su experiencia con el desorden bipolar, empieza contándonos que debería «estar viviendo un sueño», pero que «vuelvo a casa y no tengo autoestima» y que la «paranoia» le hace «ver cosas que nunca creerías», y reconoce que su comportamiento le ha llevado a hacer daño a algunas personas: «nadie a mi alrededor sabe quién soy, ni qué estoy tramando, ni a quién hecho daño y dónde ellos han ido, yo sé que he hecho algunas cosas mal». Su franqueza desarma, también cuando incorpora a la canción una capa romántica e incluso feminista: «ningún hombre quiere comprometerse, se sienten intimidados porque recibo un sueldo y esas mierdas». Su expresiva interpretación en esta frase es escalofriante, y el estribillo de la canción («aún estoy aprendiendo a quererme a mí misma») funciona como el bálsamo perfecto para todo esto.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas

No hubo euforia: desangelada victoria de ‘Voy a quedarme’ para Eurovisión

RTVE destinó más recursos a las colaboraciones de Blas Cantó que a las canciones aspirantes para Eurovisión en sí.

Adiós a Françoise Cactus y su manera irrepetible de entender el pop

Jaime Cristóbal escribe sobre la manera de entender el pop de Françoise Cactus, "caótica, brillante, inconsciente, sexy, humorística, romántica, desprejuiciada y multilingüe", a través de uno de sus 7".