Hit de Ayer: ‘Oops (Oh My)’ de Tweet, otra cumbre del «sonido Timbaland»

Por | 13 May 20, 10:01

Parece increíble que nos acerquemos ya a los veinte años desde la “fase imperial” de luminarias del pop tan influyentes como Timbaland. El productor de Norfolk, Virginia, empezó la década de los dos mil muy arriba, y ascendiendo. Personalmente creo que su fase más fascinante fue cuando empezó a producir a estrellas de pop a mediados de década (piezas como ‘Maneater’ son su absoluta cumbre, en mi opinión), pero existen joyas brutales como esta ‘Oops (Oh My)’ de Tweet que fueron grandes hits y de las que nos acordamos muy poco.

Tweet venía del colectivo R&B Swing Mob, que incluía a Timbaland y Missy Elliott. La rapera ya había contado con sus servicios en la grabación de su álbum ‘Miss E… So Addictive’, así que cuando Tweet debutó en 2002 con el disco ‘Sweet Hummingbird’, lo hizo en el sello de Elliott (The Goldmind Inc.), quien también le echó una mano coescribiendo y grabando una parte vocal en esta canción. Timbaland produjo parte del disco y parecía indiscutible que el primer single tenía que ser ‘Oops (Oh My)’.

La canción es puro Timbaland, y su gancho es el minimalismo repetitivo rítmico del que el productor hizo su seña de identidad: la canción no tiene una batería al uso, simplemente un sonido de aro de caja, y una especie de bombo muy sumergido en la mezcla -igual que el bajo- un fondo ensordecido que da protagonismo máximo a las voces y a ese riff obsesivo que no se sabe si es una guitarra eléctrica o un clarinete tratado con filtros. En cualquier caso, supone el lienzo perfecto, cíclico, circular, para una letra sobre masturbación: la protagonista llega a su casa “hipnotizada, en trance” y “con necesidad de ayudarme a mí misma con esta sensación”. El estribillo describe cómo se va quitando la ropa, se mira en un espejo, y… “traté de evitarlo, pero estaba ocurriendo / me tragué mi orgullo y dejé que la fiesta empezara”.

La intervención de Missy Elliott es especialmente brillante, seductora pero sutil, a pesar de lo explícito de sus versos (“I was feeling so good I had to touch myself”). En su momento la canción se celebró como un himno a la masturbación femenina, algo que, con los 90 recién terminados, seguía siendo un tema si no tabú al menos no demasiado normalizado en el día a día. Y ni siquiera la inevitable entrevista quince años después en la que Tweet se desdecía (“no iba sobre eso, sino sobre positividad corporal y auto-amor”) ha impedido que la canción siga significando lo mismo para la mayoría de la gente, y que continúe apareciendo en listas tipo “las 13 mejores canciones sobre masturbación femenina” (en las que la mitad son de los últimos 10 años, muy reveladoramente).

En tiempos de confinamiento el auto-amor -en cualquiera de sus vertientes- está siendo el único recurso para muchas personas que viven solas y aisladas, así que qué mejor momento que el presente para recordar aquí en JNSP este hit de hace casi veinte años. La carrera de Tweet produjo dos discos más, otro más para el sello de Missy en 2005, y finalmente ‘Charlene’ en 2015. Ambos se clasificaron dignamente en las listas de R&B de EEUU, pero no arrojaron ningún otro hit del calibre de ‘Oops (Oh My)’.

‘Tweet’ suena en el episodio 356 de Popcasting, el podcast de Jaime Cristóbal, disponible en este enlace.

La Tienda JNSP