Adiós a Olivia De Havilland, la última gran estrella del cine clásico

Por | 26 Jul 20, 18:22

Según reporta la revista especializada Entertainment Weekly, la actriz Olivia De Havilland ha fallecido este sábado en su casa de París, a la edad de 104 años. Se va así la última estrella del Hollywood clásico, después que despidiéramos el pasado mes de febrero a Kirk Douglas.

De Havilland había cosechado en su carrera dos Oscar a la Mejor actriz protagonista por ‘La vida íntima de Julia Norris (Mitchell Leisen, 1946) y ‘La heredera’ (William Wyler, 1949). Si bien el papel por el que quedará en la memoria de todos es el de Melanie Hamilton en la superproducción ‘Lo que el viento se llevó’, que recientemente desaparecía temporalmente de plataformas de streaming por su contenido claramente racista, para después volver con las advertencias correspondientes.

Nacida curiosamente en Japón por el trabajo de su padre, abogado de profesión, De Havilland comenzó a desarrollar su carrera cinematográfica en los años 30, formando pareja protagonista con Errol Flynn en las películas de Michael Curtiz ‘El capitán Blood (1935), ‘Robin de los bosques’ (1938) y ‘Dodge, ciudad sin ley’ (1939). Pero fue su papel en la inmortal película de Victor Fleming, la que la encumbraría para la eternidad en la historia del cine. Nominada al Oscar a Mejor actriz secundaria por esa película, sería su compañera de reparto Hattie McDaniel –la mucama Mami– la que se lo llevaría, convirtiéndose en la primera actriz negra de la historia en lograrlo.

El reconocimiento le llegaría pocos años después en las películas antes citadas, pero su carrera se iría devaluando en los años 50 y 60, siendo la serie basada precisamente en la Guerra Civil norteamericana ‘Norte y Sur’, en los 80, su último papel relevante. En los últimos años, había recibido importantes premios por su carrera, como la Legión de Honor francesa o el de Dama del Imperio Británico.

La Tienda JNSP